lunes, 9 de julio de 2007

Boring, missing, pieces...

Hace tiempillo que no escribo sobre lo que me a sucedió en estos días, y eso se debe a realmente no hay mucho que contar.

Estos días el trabajo ha sido espantoso, pues debido a que las escuelas están de vacaciones, el Museo esta a reventar; y casi no se puede caminar de la cantidad de niños y visitantes que se agolpan en los pasillos.

Y es que no hago más que salir del trabajo, para llegar directo a mi cama; con dolor de espalda y cabeza casi todas las noches. Sí bien es cierto que trabajar en el museo es bonito, creo que poco a poco estoy comenzado a perderle el encanto; pues descubrí que aún en lugares como estos; la gente sigue siendo egoísta y presuntuosa. ¡Bueno! ¿En que lugar no?

Lo que más me tiene molesto, es la actitud de los operadores. Especialmente los del turno de la mañana. ¿Que acaso se creen mejores que yo? ¿O es que el puesto se les ha subido a la cabeza?

Sí realmente fueran mejores que yo pues no tendría porque quejarme, pero a lo que he visto, solo sirven para pavonearse de un lado a otro y decir que "trabajan". Lo más curioso de todo es que vienen y te dicen que no cumples bien con tú trabajo y juegan de estrictos; y no hace más que descuidarse uno y ahí los tienes jugando de un lado a otro por los pasillos.

Como para que me nombren a mí operador, para que vean lo que es realmente trabajar.

En fin... Ahora ya me desahogue, cambiemos de tema -_-U.

Una de las cosas que quería contarles; fue lo sucedido la noche del Domingo después del Kamen.

Y es que fue una noche como ninguna. Donde la buena y la mala suerte se confabularon para hacernos pasar un buen rato. Veamos:

Una vez finalizado el Kamen, nos encontramos con Lyss y Marie, dos queridas amigas que hacía tiempo no veía. Tras recordar viejos tiempos y hablar de todo un poco; quedamos en que iríamos a tomarnos algo en Moravia.

Una vez en el parque, nos topamos a Marlon, quien según él, andaba por ahí "acompañando" a Snow y Amy. Tras casi 2 hora de esperar a que Lyss y Marie aparecieran, optamos por ir al "Caballo Blanco" él único barsucho de mala muerte que estaba abierto a esa hora (increíblemente Caccio's estaba cerrado un Domingo ¬¬ U). Y fue ahí donde comenzó nuestro suplicio.

Primero: El lugar estaba carísimo, y Ramírez comenzó a presentar signos de Histeria. El pobre Javier (Dash) fue "entucado" con más de 800 colones x una Birra, Hideki farfullaba cosas sin sentido y Kiba alucinaba con "Roberto" XD.

Segundo: Después de 2 horas de espera, las chicas llegarón. Una vez reunidos, comenzamos nuestra búsqueda por un "chinchorro" decente donde echarnos los tragos. Media Moriavia recorrida y no encontramos nada. Por lo que terminamos metiendonos en un "Chino". ¡Que embarcada! el servicio era pesimo y la birra estaba a ¡900 tejas!. ¡No joda! evidentemente no nos quedamos.

Justo cuando creímos que la noche no podía ser peor, y con un Ramírez al borde de la locura, íbamos cruzando la calle para ir al Supermercado, cuando de repente al muy baboso de Esteban se le cayó el celular al caño, volando en pedazos XD. Entre Hideki, Kiba y yo tuvimos que recuperar las piezas del teléfono, haciendo gran esfuerzo por contener la risa.

Después de que la mala suerte nos hiciera de las suyas, luego vino la buena. Ante la ausencia de un lugar decente donde ingerir Etílicos, compramos lo que queríamos en el Supermercado. De ahí nos fuimos al centro del parque. Estuvo demasiado divertido. Lyss y Marie son únicas, y no puedo negar que no me divertí con ellas. Excelente forma de cerrar ese fin de semana: Un Festival, muchas anécdotas, risas, cervezas y excelente compañía.

Lastima que la semana siguiente fuera tan aburrida. No obstante esta semana no lo será tanto, pues tengo muchas actividades en agenda. No más que contar por el momento. Me despido porque voy a casa del vago Mesianico paraa saquearle la compu y robarle comida.

¡Saludos!

Sendoshi Kurumada en un día de ocio.

No hay comentarios.: