domingo, 7 de octubre de 2007

Mi corazón dice: ¡NO! ¿No? Nooo…

Todo el Equipo Sakutsu de este Templo Kaori estaba en contra del TLC.

Hoy, llegado el día, vemos con tristeza que bastó con que poco más de la mitad de los votantes ticos, crédulos, ignorantes, temerosos, le dieron el Sí a este acuerdo comercial, abierto atentado en contra de los más preciados valores y derechos de la que Costa Rica que murió este 7 de octubre, dejando de lado la posibilidad invaluable de sentar un precedente de resistencia civil no sólo para esta pequeña nación, si no para el mundo entero.

Extenderse en quejas, en búsqueda de causas, increpaciones, todo eso sería sencillo. Pero no quiero agobiarle, amigo lector. Usted, si ve esto, es porque de seguro vio con sus propios ojos y sintió en su carne las acciones deplorables de nuestro gobierno cada vez más fascista, que supo utilizar en su favor las tres fuerzas más poderosas en cualquier democracia falsa, como acaba de consagrarse la de Costa Rica, puede dar a conocer: ignorancia, miedo, costumbre.

IGNORANCIA. MIEDO. COSTUMBRE. ¿Un pueblo con estas características merece ser llamado democracia? Si la voz del pueblo es la voz de Dios, palabra que juro que Dios es un cabrón por hablar de este modo.

El gane del Sí al TLC es el síntoma final de la inmadurez política de millares de ticos. Pero quiero depositar mi esperanza en que el Moviendo Cívico por el No, el más grande ejemplo de organización civil en la historia de Costa Rica, sepa continuar su obra y su resistencia en medio de todo lo que venga, para darle una voz fuerte y constante a la mejor y más crítica gente de nuestra nación.

Porque este día, amigos, es sólo un primer día. La resistencia a un régimen de muerte colectiva, la agitación política, el conflicto y división en nuestro país, siguen aquí y no acabarán pronto.

Es sólo el primer paso de un largo camino. Y temo que cada paso, al igual que este, sabrá cómo doler.

No hay comentarios.: