sábado, 1 de marzo de 2008

Iron Maiden Somewhere back in time

Escenario de la banda.

Se que muchos han esperado este reportaje desde hace tiempo, pido disculpas por la demora pero valdrá la pena.

El concierto en si estuvo genial. Fue sin lugar a dudas uno de los mejores espectáculos que ha habido en este país, la luces, los fondos intercambiables demuestran como Iron Maiden con casi 30 años de experiencia y éxito en el ambiente artístico se mantiene vigente después de todos este tiempo.

Para los que les toco la entrada más cara, paradójicamente les toco la fila más larga. Algunos hasta 4 días antes del concierto estaban haciendo fila, claro que en el desorden de la entrada gente que llego el día del evento logro colarse fácilmente, pero eso por la seguridad.

Como una queja general, la incitación tanto de la policía, entidades religiosas que no voy a nombrar y agentes de seguridad del estadio que dejaron mucho que desear. Al pasar una especie de Pastor con una Biblia, claro que un joven le hizo un comentario bastante jocoso: “¡Déme esa vara para limpiarme el culo!”. Muy hilarante para mi, sobre todo la cara del pastor que lamentablemente solo lo insultaron y salio ileso de su acto, en otros países no sale vivo o si hubiera sido un concierto de reggeton tampoco. La verdad la policía de este país deja grandes huecos en sus acciones y este evento no fue la excepción. No solo veían con malos ojos a la gente; por lo menos los oficiales que teníamos cerca, sino que también requisaban a los más carajillos y a los problemáticos los dejaban ir, así como los de la seguridad del estadio poco les falto para decirnos delincuentes. A varias de mis amigas les tiraron el maquillaje a la basura, en mi caso, el agua, las galletas y una inofensiva naranja.

Fueron en el caso de mis amigos y el mío casi 36 horas de fila, que nos turnábamos constantemente para que no fuera tan cansado. Aún así el suelo del estadio es bastante duro y el frío de la madrugada de Tibas es todo menos acogedor. Aunque si se puede contar el curioso detalle de los que conmigo y mis amigos compartimos la fila con personajes muy peculiares. De un lado un grupo de panameños, bastante agradables, que ninguno era un chiquillo, varios ya con canas o sin cabello, que se veían bastante agotados después de una jornada larga desde su patria hasta el estadio y una noche terrible durmiendo en el cemento. Por el otro lado había otro grupo de señores entre ellos, un padre y un hijo. La verdad la fila era agradable por estar cerca de tanta gente que compartía gustos con uno, pese a todos los elementos externos.

Después de la terrible espera al exterior del estadio, vino lo peor, la espera en el interior del estadio. Juro por todo lo que se que esas 3 horas fueron las más largas de mi vida. En esta etapa empezó a participar el Dj doctor Leo, que no estuvo tan mal, creo más que fue por las amenazas a su persona física que nada, pero la verdad ambiento esa espera de miles de fans emocionados con canciones de Metallica, Megadeath y Pantera lo bastante bien para pasar lo ultimo.

Como buenos británicos apenas dio el reloj las 8 en punto inmediatamente al escenario salto la famosa hija y telonera de la banda durante este tour, Lauren Harris (haga click en su nombre para ver su Myspace). Una chica joven y bastante prometedora con presencia en el escenario, pero con el ritmo inadecuado para un publico abiertamente metalero. La definiré como una Hanna Montana que dice malas palabras.

Apenas terminado la presentación de la telonera y un breve descanso de media hora, a las 9 en punto en las pantallas gigantes se vio algunas tomas de lo que había sido el tour hasta el momento e inmediatamente empezó el discurso de Wiston Churchill, y una vez finalizado la canción de Aces High.

Orden de las canciones:

Aces High
2 Minutes To Midnight
Revelations
The Trooper
Wasted Years
The Number Of The Beast
Run To The Hills
The Rime Of The Ancient Mariner
Powerslave
Heaven Can Wait
Can I Play With Madness?
Fear Of The Dark (Ya para este momento estaba ronco)
Iron Maiden
Moonchild
Clairvoyant
Hallowed Be Thy Name

En lo personal de todo el concierto lo que más me gusto fue la interacción que hubo del público para con la banda. Desde la ola organizada por Dickinson, hasta la canción de “happy birthday” para Adrian Smith en vista de que era su cumpleaños, claro que coreada por alrededor de 25 000 personas, yo que el pido regalos de paso. También la comparación que hizo el cantante con respecto al concierto en México, donde pese a las 50000 personas, no hacían tanto escándalo como las 25 000 que había aquí.

En el momento en que tocaron Iron Maiden y sacaron a su mascota Eddy, del álbum “somewhere in time” casi se cae ese estadio. Si la menor duda uno de los mejores conciertos que vaya a ver este país, con la promesa del señor Dickinson de volver y de hacer un DVD de este concierto, que en caso de que se de asistiría y si sale el video pues lo comprare.



Inicio del concierto, vista desde Sombra este



Number of the beast Visión desde Gramilla



FEar of the Dark



Hideki-"enajenado por Maiden" sama...

1 comentario:

Carlos Durán Vargas dijo...

Yo fui otro afortunado que estuve en el estadio ese memorable 26 de febrero, lastima que el estadio no se preste para una calidad optima de sonido, sin embargo no le quita merito a la banda, el sonido del bajo de Harris y la frase "scream for me Costa Rica" valieron el boleto. Además el orden que demostramos los que estuvimos en el concierto (obviamente siempre hubieron los que quisieron hacer desmadres) es una muestra de que por tener el gusto tan definido por la buena musica, no debe encajonarse a las personas ni a los grupos por sus portadas en los discos.