miércoles, 5 de marzo de 2008

RIFIFí - Una historia de ladrones en los años 50's-

¡¡Vuelven las Sendo-reseñas de la Alianza Francesa!!

Y es que no cabe duda de que ya me hacía falta...Pues hoy día considero que la sección dedicada a las películas de la Alianza Francesa, es ya todo un clásico del Templo Kaori. Dejemonos de monsergas y vayamos directo al tema.

Aunque con una pequeña demora de 5 días, el pasado viernes 29 de Febrero, y bajo el marco de los ya acostumbrados viernes cinéfilos; tuvimos la oportunidad de ver una película bastante interesante:


Rififí (1955) cuyo titulo original es "Du rififi chez les hommes" (Una contienda entre los hombres) del realizador Jules Dassin; es un interesante drama, acerca de como un grupo de mafiosos inescrupulosos; llevan a cabo el uno de los robos más grandes de Francia.


Tony "Le Stephanois" (Jean Servais) acaba de salir de la cárcel y la ansiada libertad no es lo maravilloso que alguien pueda imaginarse: no tiene trabajo, ni dinero y su amada Mado (Marie Sabouret) está en brazos de Pierre Groterre (Marcel Lupovici) un mafioso, rival de Tony.

Junto a su fiel amigo Jo (Carl Möhner), Tony (quién parece que la cárcel no lo a escarmentado) comienza a maquinar un plan para llevar a cabo el “golpe perfecto”; y para ello contarán con la ayuda de dos de sus compañeros más astutos. Mario Ferrati (Robert Manuel) y César (Jules Dassin) dos expertos Italianos en el arte de la inflitración, serán sus aliados.

El objetivo del atracó es una joyería (la cual pertenece a Groterre) en donde la experiencia les dira que las cosas no son tan faciles como las pintan...

Comentario:

Rififí es una película muy astuta y cargada de emoción; donde el ingenio de los protagonistas, es el plato fuerte para el espectador. Cuando uno ve este filme, inevitablemente tiene la sensación de ver una versión de los cincuentas, de "La Gran Estafa" (Ocean's Eleven), solo que en un formato más rudimentario.

La película entretiene, agrada y lo mantiene a uno moderadamente emocionado (especialmente durante la secuencia del atraco), no obstante tampoco se puede decir que sea del todo buena.

Los personajes, son inexpresivos y un tanto fingidos, y parecen más actores de tableado, que de pantalla grande. Además, algunas escenas resultan por mucho forzadas; pues se nota que no se tenía intención de que destacarán.

Como les digo, la película no es del todo mala; sin embargo en comparación a otros dramas criminales (como por ejemplo la Evasión) esta deja mucho que desear... Una película amena, más no impresionante. Apenas para matar el rato, antes de darle rienda a suelta a al trascurso de la noche.

¡Saludos!
Sendoshi Kurumada

No hay comentarios.: