lunes, 14 de abril de 2008

Malcolm X: Radiografía de un extremista


Ayer vi por fin el film Malcolm X, basado en la autobiografía de uno de los líderes más polémicos que tuvo el convulso Estados Unidos de los años 60.

Dirigida por Spike Lee, el film nos muestra la vida de Malcolm desde su turbulenta infancia hasta que llegar a ser uno de los líderes negros más importantes del siglo XX, cuyas palabras siguen encendiendo debates varias décadas después de su muerte.

Sinopsis:

La película empieza en una barbería en donde un apuesto joven negro esta esperando su turno para alaciar su cabello, mientras recibe la burla del resto de los clientes y el barbero. Luego sale a las calles en un llamativo traje a divertirse bailando con unos amigos y su novia. En el baile conoce a una mujer blanca y rubia llamada Sophie que lo seduce, y logra deshacerse de su pareja (una chica de color) para pasar la noche con ella.

Malcolm es un sencillo joven negro, con un turbulento pasado. Su padre Earl Little murió siendo el un niño, en un aparente suicidio (aunque mas bien parece ser que fue asesinado por un grupo de supremacistas blancos). Su madre, una mujer de tez blanca, enloqueció después y el y sus hermanos fueron distribuidos entre varios hogares sustitutos.

En este lugar Malcolm pudo ir a la escuela y fue el mejor de su clase, pero dejo los estudios cuando un orientador le dijo que su sueño de ser abogado era imposible por ser negro. Luego de dejar la escuela se dedica a trabajar como mesero en los trenes de la compañía New Heaven Road. Estando en Nueva York, entra a un club nocturno y tiene una pelea, con lo cual llama la atención de West Indian Archie, un mafioso, quien lo contrata para recibir apuestas. Debido a un altercado con este escapa a Boston y se convierte en un ladrón.

Pero sus días como criminal no duran mucho y pronto es recluido en la cárcel. Ahí es un reo rebelde y tiene muchos problemas con los guardias. Luego de pasar varios días aislado y a oscuras, Malcolm conoce a otro reo, de apellido Baines, quien lo inicia en el nacionalismo negro y el Islam. Malcolm se convierte en prisión y luego de ser liberado se une a la Nación del Islam, dirigida por Elijah Muhammad.

Muhammad aprovecha el talento de Malcolm para la retórica y lo usa para promover su organización entre las comunidades negras. El movimiento crece y Malcolm empieza a atraer la mirada de la opinión pública, en especial por sus polémicos discursos sobre la superioridad racial de los negros, la ineficiencia de la no violencia como método para ayudar a la comunidad afro estadounidense y su enorme odio contra los blancos.

Durante este periodo conoce a la que se convertiría en su esposa Betty Shabazz, quien lo llega a convencer de dejar la Nación del Islam por la enorme corrupción de los dirigentes, incluyendo al propio Elijah Muhammad. Malcolm X se separa del movimiento y empieza a recibir amenazas de muerte de sus otrora amigos y hermanos.

Funda una mezquita en Nueva York llamada Muslim Mosque Inc y se convierte al Islam Sunni ortodoxo. Realiza una peregrinación a Egipto y la Meca y sus ideas radicales se suavizan un poco, al ver que hay musulmanes de todas las razas.

Al volver a Estados Unidos se da cuenta de que su vida esta en peligro, así como la de su familia. Aun así decide continuar participando en el movimiento de los derechos civiles, reconciliándose con otros líderes como Martin Luther King Jr. Finalmente es asesinado en el 21 de Febrero de 1965 al empezar un discurso en Audubon Ballroom, en Manhattan.

Comentario:

En general creo que es una muy buena película y los invito a que la vean si tienen la oportunidad, es una película que se presta para reflexionar sobre muchas cosas, mas allá del racismo. Creo que fue muy honesta con la figura de Malcolm X, aunque siento que hacia el final tiende a glorificar mucho al personaje, con todos los discursos y los niños negros diciendo que son Malcolm X.

Para ser honesto esta película y el documental sobre el Huracán Katrina son todo lo que conozco de la obra de Spike Lee, pero por cultura general se que es un polémico director que se enfoca en la problemática social de la comunidad afro estadounidense, asi que puedo pecar de ignorante en lo que se refiere a este director y no pienso meterme mucho con el y prefiero enfocarme en el sujeto de esta película, Malcolm X.

Supongo que a algunos no les hizo gracia el subtitulo de “Radiografía de un extremista”, pero esto es lo que sentí al finalizar la película. Malcolm X fue un anti héroe que murió cuando estaba a punto de alcanzar la redención, y es una lastima, porque siento que el proceso que paso este hombre le permitió madurar sus ideas, pasando de un zombi fundamentalista a un hombre con una visión cada vez mas clara sobre los problemas de su comunidad.

Malcolm X no es un héroe, de hecho creo que lo valioso que podemos aprender de el es a no repetir todos los errores que el cometió. Malcolm X en algún momento llego a ser una especie de Joseph Goebbels negro, solo que a diferencia del líder de propaganda nazi, Malcolm pudo despertar y abrir los ojos, y ver que había algo mal con las ideas y el movimiento de Elijah Muhammad.

Como dije en un post anterior, ojala todo fuera tan fácil como clasificar a la gente por el color de piel o la religión, o por su sexualidad, y decir que el mal absoluto son los negros, los musulmanes o los gays. Pero no es así, y tenemos que aprender mas allá de la apariencia física, tenemos que ver el carácter y los sentimientos de la gente.

Yo concuerdo con muchas de las ideas de Malcolm X. Creo que la debilidad del carácter fomentada por los vicios es el lastre de los pueblos. También creo que hay que defenderse y no tener miedo, y no ser serviles a quien nos maltrata. También creo que un pueblo tiene derecho a defender su cultura y a no perder sus raíces, y que la integración es un mito, porque todos tenemos nuestras diferencias y no podemos forzarnos a convivir con alguien con quien no estamos cómodos.

Sin embargo hay algunas cosas que no comparto con su filosofía. Principalmente el poner al Islam como la cura contra todo. Creo que Malcolm X fue muy inmaduro al pensar que una religión por si sola puede cambiar el corazón de la gente, y fallo en ver mas alla de las etiquetas sociales, incluso cuando ablando sus ideas acerca de las demás razas.

Creo que lo que necesitamos aprender es la tolerancia, pero no mediante una integración forzada por cuotas, como eso de tener por lo menos tantas mujeres o tantos negros o chinos en tal puesto, sin tomar en cuenta otras condiciones como el talento o la capacidad. Creo que la idea de que la persona más capacitada gane el puesto debe prevalecer. Eso es verdadera tolerancia.

Tolerancia es también respetar espacios, si a mi no me gusta el reggaeton, porque voy a meter en Terra U y reclamar derechos que no tengo ahí. Tal vez no me guste y tenga mis razones para evitarlo, pero no puedo forzar a la gente a pensar como yo (y eso es algo que olvido con frecuencia). Como dice el tratado de las relaciones sociales, a nadie le gusta que lo jodan. Así que mientras se respete mi espacio, yo también tengo que respetar el espacio de los demás.

Es por eso que critico las modas o la religión, por que muchas veces son una imposición más que una alternativa. Vivimos en una sociedad llena de paradojas, en donde por un lado se etiqueta a los individuos por sus diferencias y por otro lado se les pretende uniformar de la misma manera.

Me pueden tachar un poco de anarquista por esta idea, pero creo que el problema real esta en convertir a los grupos en estructuras de poder. El poder corrompe, y cuando en una asociación x o un grupo impone sus ideas y las convierte en un dogma, y pretende poseer la verdad absoluta, irrespetando otras ideas y visiones, entonces se corre el riesgo de promover el fundamentalismo y el fanatismo, con todos los problemas que traen.

Otro problema, y eso esta claro en la película, esta en divinizar o idolatrar personas. Todo ser humano tiene defectos, y por ende uno no debe permitirse caer en el juego de idolatrar a un político, a un artista, un pensador o líder espiritual, por destacado que sea. El primer síntoma del fanatismo radica en creer que tal persona esta por encima de los demás y que por ende sus seguidores están por encima de los demás. El segundo síntoma es que la supuesta verdad debe ser impuesta incluso por la fuerza. Ese le paso a a Malcolm X con Elijah Muhammad, cuando descubrió sus relaciones adulteras.

En si creo que la vida de este líder nos demuestra a una persona, a un ser humano, luchando por encontrar su lugar en el mundo y por ende, también el lugar de su familia y su comunidad. En este punto me identifico plenamente con el, y siento que con su muerte, se evito que el encontrara esa verdad personal y única que todo individuo busca, y que Malcolm, con su oratoria, podía transmitir a los demás. Sin embargo al mismo tiempo nos dio la oportunidad de recordarlo y de continuar esa búsqueda que el mismo no pudo terminar.






JAY

No hay comentarios.: