jueves, 15 de mayo de 2008

Welcome to NHK

La semana pasada vi este anime del 2006, de hecho les comento que este ha sido el único anime que he visto de una sola vez, y eso que cuenta con 24 capítulos, me tomo mas o menos 8 horas verlo. Creo que la principal razón que hizo que este anime me atrapara de esa manera es la forma en que me siento identificado con los personajes, hubo trances en los que sentí que estaba viendo mi vida en el monitor.



Sinopsis:

La historia gira en torno al personaje de Tatsuhiro Satō, un joven de 22 años que abandono la universidad y que luego de 4 años de encierro voluntario en su departamento, condición conocida en Japón como Hikikomori, trata desesperadamente de adaptarse de nuevo a la sociedad.

Al no estudiar ni trabajar, y evitar al máximo cualquier contacto humano, Tatsuhiro ha perdido la esperanza en el futuro y llega a la conclusión de que su vida como Hikikomori es resultado de una macabra conspiración de la empresa NHK, que por medio del anime y las idols, lleva a los jóvenes sanos como el a evitar la realidad y convertirse en verdaderos ermitaños urbanos.

Pero ciertos eventos en su vida lo ayudan a salir a salir poco a poco de su condición Hikikomori. Una extraña chica llamada Misaki Nakahara le ofrece la oportunidad de salir de su encierro, si el acepta un contrato con ella, en el cual el se compromete a llevar una especie de terapia con ella todas las noches en un parque cercano, en donde charlan sobre las posibles causas del modo de vida Hikikomori.

También se da cuenta de que su vecino de al lado, Kaoru Yamazaki, es un antiguo compañero de la secundaria, que ahora vive en Tokio con la idea de aprender a hacer juegos, en especial juegos hentai. Yamazaki casualmente ve como Tatsuhiro le miente a Misaki, diciéndole que es un programador de juegos, y lo obliga a cumplirle la promesa hecha de mostrarle un juego terminado hecho por él.

A partir de aquí vemos como Tatsuhiro se mete en el mundo otaku de Yamazaki mientras asiste a las terapias de Misaki. Poco a poco va a arriesgándose a salir más al mundo fuera de su habitación. Sin embargo el camino para salir del encierro no es fácil, y se convierte en toda una experiencia tanto para Tatsuhiro como para todas las personas que lo llegan a conocer.

Comentarios:

He leído unos cuantos artículos sobre el fenómeno Hikikomori en Japón y el tema siempre me ha parecido muy interesante. Básicamente el hikikomori son en su mayoría hombres jóvenes que deciden encerrarse voluntariamente en su habitación y evadir el mundo exterior, incluso por años, siendo mantenidos por sus familias.

No estamos hablando del típico vago mantenido, el Hikikomori es una persona que carece por completo de las habilidades sociales que le permiten interactuar con las demás personas y que no puede enfrentar el mundo y sus presiones diarias. Por esta razón decide aislarse del mundo, es casi como un suicidio social.

Muchos de estos jóvenes pierden toda esperanza en el futuro, y toda posibilidad de tener una carrera o una relación sentimental. Pasan el día viendo televisión, usando la Internet o jugando videojuegos en línea, en el peor de los casos, simplemente se encierran en su habitación a mirar al vacío. Se calcula que en Japón existen cerca de un millón de Hikikomoris, y que este fenómeno, junto con otros como los freeters y los parasite singles, abarcan un porcentaje importante de la juventud japonesa, que no encuentra una forma de desarrollarse como individuos en la sociedad.

Ver este anime fue toda una experiencia para mi, y no necesariamente agradable, dado que debo decir que tengo ciertas actitudes hikikomori. No miento al decir que si mi madre tuviera la afluencia económica, y no tuviera buenos amigos como los chicos del Templo Kaori, yo posiblemente decidiría quedarme en mi cuarto todo el día y  no salir a la calle. De hecho, varias veces he tenido esa conducta, en estos últimos meses, a falta de empleo y dinero, no son pocos los días que paso encerrado en casa sin otra cosa que hacer que medio limpiar, ver tele y revisar el Internet.

¿Qué lleva a una persona a tomar esa actitud? Bueno realmente puedo decir desde mi experiencia, que vivir en la sociedad actual no es cómodo ni fácil, y adaptarse a ella es sumamente doloroso. No pocas veces me siento nadando contra corriente. A mis 28 años estoy en modo supervivencia y realmente no tengo mucha esperanza para el futuro, suena muy emo, pero modas aparte, con el calentamiento global, la economía en recesión, la delincuencia en aumento, una desigualdad social galopante y una sociedad de consumo estúpida y corrompida en general… realmente no dan muchas ganas de salir a calle. Ya es suficientemente doloroso ver las noticias y tragar tanta mierda, para sufrirla en carne propia en la calle.

Recuerdo además una frase de un querido amigo que murió hace unos años “Vemos anime porque somos otakus o somos otakus porque vemos anime”… viendo la experiencia del personaje Yamazaki en este anime, yo diría que es la primera… el anime y los juegos nos ayuda a llenar grandes vacíos emocionales. Hay gente que lo hace con la religión, otros con la música, o con las drogas… casi puedo decir que toda gran adicción tiene su causa primaria en los grandes vacíos emocionales que la gente tiene, y que en gran parte se deben al tipo de sociedad capitalista, consumista e individualista en que vivimos.

Pero creo que el merito de este anime esta en mostrar que escapar de la realidad no resuelve nada. Es cierto que la vida no es color de rosa, pero no queda más que enfrentarla, a pesar de todos los miedos que uno tenga. El tener buenos amigos y gente con quien compartir nuestra existencia es lo que le da un sentido a la vida y es lo que mas puede ayudar a una persona a enfrentar todos los obstáculos que tenga en su camino.

Sin embargo, como sociedad cada día vivimos más divididos. Somos individuos sin identidad propia, que buscan desesperadamente un lugar en el mundo, y los estándares que los medios han impuesto de lo que supuestamente es ser exitoso y feliz son imposibles de alcanzar para la mayoría de la gente. En Japón se habla de que la presión por ser exitoso es una de las principales causas de los males sociales que ese país enfrenta, pero no podemos hacernos de la vista gorda, y debemos reconocer que el suicidio, la depresión y la violencia también están haciendo mella en la sociedad costarricense, ya que también aquí la presión por el éxito es muy fuerte, y hasta ha llegado a ser sinónimo de supervivencia… en otras palabras: hazte rico o muere tratando.

Yo lo siento así, con 28 años no pocas veces he sentido que realmente es poco lo que me ofrece el futuro. Es una asco vivir en una sociedad que me define por las posesiones materiales que tengo, y pensar que mi valor como persona esta en el carro que manejo, en el tamaño de mi casa y en cuantos ceros tiene mi cuenta de banco. Es un asco pensar que para conseguir tener una relación de pareja, o incluso mantener una amistad, tengo que inventar toda una imagen, acorde con la moda, y caer un juego de manipulación y mentiras. En verdad hay días en que uno no quiere ni vivir ni morir, solo desaparecer…

Sin embargo hay algo en fondo que todavía te hacer desear estar vivo, llámenlo esperanza o instinto de supervivencia. A pesar de todas las malas experiencias, de todas las desilusiones que se van acumulando, de todos los trapos sucios que salen a la luz, hay algo que dice que vale la pena estar vivo, y que vale la pena luchar para mantenerse vivo, sino por vos, por lo menos por la gente que esta a tu lado.

Vaya, se me salio lo emo… en realidad espero que toda esta pesadilla no haya sido algo mas que una invención mía. Tengo en realidad ganas de pensar de que este mundo, este país y esta vida tienen arreglo, y que cosas buenas vienen en camino, pero esto es incierto… así como al final de este anime, en donde vemos a Tatsuhiro y Misaki enfrentando el mundo, pero no con una sonrisa en los labios, sino mas bien, como mucha gente, con una mueca de resignación.

Para concluir, es difícil recomendarle este anime a alguien, no por que sea malo, sino por que es algo tan personal y tan real, que realmente quien no tenga los problemas del protagonista posiblemente lo va a hallar deprimente y quien los tenga, se va sentir tan identificado, que este anime a la larga se convierte en un doloroso examen de conciencia, que no necesariamente tiene un final feliz o esperanzador.

Opening de Welcome to NHK:



Ending de Welcom to NHK


JAY

2 comentarios:

Henry dijo...

escelente, honestamente no me habia llamado mucho la atencion de esa serie, pero la forma en que lo comenta,y en si todo el peso social que va ligado a esta me dio ganas de verla, excelente el comentario

Anónimo dijo...

Me he sentido identificado con este anime, me ha deprimido un poco por que me encuentro en una situación parecida, no es que sea un hikikomori , mas bien por que no tengo vida social y no salgo mas que a la escuela. Incluso también hubo un tiempo en que casi me hice aficionado a las conspiraciones. Como bien dices, no vale la pena salir a un la calle, por que nunca voy a sentirme parte de esta sociedad, no soy capaz de fingir lo que no soy, detesto que se tengan que seguir ciertas conductas con tal de agradar a los demás. Conocí el anime y como dices me ha ayudado a llenar esos vacíos, aunque se que es también algo muy vano.

Aun con todo esto, trato de reírme y disfrutar las comedias, por que lo que si creo es que si estas triste tus defensas están bajas y tiendes a enfermarte mas frecuentemente y no deseo estar enfermo, ya que estar enfermo significa ir al doctor y por lo tanto salir a la calle(que es lo que no quiero).