lunes, 5 de enero de 2009

¡Feliz año nuevo, aquí estoy de regreso!


Pese a la mala presentación en un muy mediocre verso, es de mi agrado saludar a todos los adictos al templo (en tu cara iglesia) en el que cada día hay nuevos adeptos, curiosamente los sacerdotes no hacemos mucho y aún así llegan.

Este año 2009 les deseo de corazón que se cumplan todos sus deseos, metas y objetivos. Aunque estos sean contradictorios entre si y muchos no tengan el más mínimo sentido. Lleguen al cielo si lo desean (de preferencia sin drogas ni alcohol) y toquen las estrellas; que no es nada recomendable.

El año anterior en lo personal lo único que me dejó; aparte de la resaca más memorable de toda mi vida; fue una serie constantes de decepciones y fracasos. No estoy llorando o quejándome, solo estoy informando. Espero haber madurado durante esta transición a la verdadera vida adulta.

Ahora lo que todos esperaban, la lista más sin sentido después de la de las canciones más exitosas del año 2009, mis objetivos para este año:



  1. Ser mejor: Mejorar física, metal y emocionalmente como persona y como profesional.
  2. Aprender algo nuevo: Lo que sea es conocimiento, hasta hacer aviones de papel de nuevos diseños.
  3. Pasar a la siguiente cinta en jujitsu: Ya llevo mucho tiempo en blanca por no ser consistente en mi asistencia.
  4. Cambiar de trabajo por algo mejor.
  5. Conquistar el mundo (opcional)

Les agradezco a todos los lectores afines de este sitio. Les prometo escribir tan seguido como me sea posible para su confort y regocijo. Feliz año, Feliz vida, feliz día.

Hideki "Con esperanza sobre el futuro" -sama