jueves, 12 de febrero de 2009

Más acerca de la Mitología Vikinga -Parte 2-

Los nueve mundos

Según la mitología vikinga, el universo se dividía en nueve mundos independientes entre los que existía posibilidad de comunicarse. Muchos de estos reinos están habitados por seres mágicos o divinos con influencias o vinculación al bien o al mal.


Esto para entender un poco mas donde viven los Dioses y en que plano se encuentran, claro esta, no es siempre un hecho que los dioses viven solo en unico plano.

A continuacion 3 deidades: 1 femenino y 2 masculinos:

-- Odín --


Considerado el dios principal, él era el espíritu omnipresente del universo, la personificación del aire, el dios de la sabiduría, la victoria universal, y el líder y protector de príncipes y héroes; era uno de los dioses originales, hijos de Bor, todos los dioses del Asgard descendían de él. Odín era representado generalmente, como un hombre alto y vigoroso, de alrededor de cincuenta años y o bien con cabellos rizados y oscuros, o bien con una larga barba gris y cabeza calva.

Tenía tres esposas, su primera esposa se llamaba Jörd, con la que engendró a Thor, su hijo más poderoso; Frigg era la segunda, su favorita, sólo a ella le permitía sentarse en el Hlidskialf; la trecera esposa era Rindr, con quien tuvo a su hijo Vali, el cual sobreviviría al ragnarok. Odín solía sentarse a observar los nueve mundos desde Hlidskialf, con la lanza Gungnir en la meno derecha. Poseía Odín además lo que él consideraba la extensión de sus ojos y oídos: dos cuervos llamados Hugin (pensamiento), y Munin (memoria); ellos se posaban sobre sus hombros cuando él se sentaba sobre su trono y les enviaba al ancho mundo cada mañana, esperando ansiosamente su regreso al anochecer, momento en el que ellos le susurraban al oído las noticias de cuanto habían visto y escuchado.

De esta manera, se encontraba bien informado sobre todo lo que acontecía en la Tierra. A sus pies se acurrucaban dos lobos o sabuesos de caza. Que poseían el espíritu cazador innato de su amo, eran alimentados con la carne que se suponia era para Odín, ya que este solo se alimentaba de aguamiel, siempre alimentaba a estos animales con sus propias manos.

Sus nombres eran Geri y Freki, animales sagrados para él y considerados de buen agüero cuando se cruzaban en el camino. Cuando se sentaba ceremoniosamente sobre su trono, Odín descansaba sus pies sobre un banquillo de oro, obra de los dioses, cuyo mobiliario entero y utensilios estaban siempre hechos de tal metal precioso o de plata.

En su mano, Odín portaba generalmente la infalible lanza Gungnir,la cual era tan sagrada que un juramento realizado sobre su punta nunca podría ser roto y en su dedo o brazo llevaba el maravilloso anillo Draupnir, el emblema de la fertilidad, cuya belleza no tenía comparación. Cuando se sentaba sobre su trono, o se encontraba pertrechado para la batalla, en cuyo caso descendía hasta la Tierra para participar en ella, Odín llevaba su casco de águila.

Sin embargo, cuando deambulaba tranquilamente sobre la tierra con apariencia humana, para ver lo que hacían los hombres, se ponía generalmente un sombrero de ala ancha, con el cual tapaba su frente para ocultar el hecho de que sólo tenía un ojo, ya que el otro lo tuvo que dio como pago a Mimir. Una vez creado el mundo, Odín hizo una visita a Mimir (memoria), el guardián del pozo de todo ingenio y sabiduría, en cuyas profundidades se reflejaba claramente incluso el futuro. Odín se acerco a Mimir y le pidió un trago de esa agua, ya que para ser el rey de los dioses necesitaba la sabiduría que proporcionaba el agua del pozo.

Pero el viejo, que conocía bien el valor de un favor tal, rehusó concederlo, a menos que Odín consintiera en darle uno de sus ojos a cambio; lo tiró al pozo, donde se convirtió en un objeto pálido y a la vez brillante, así pues, el ojo del pozo simbolizó la Luna y el que le quedaba en el Sol. Bebiendo abundantemente de las aguas, Odín se hizo con el conocimiento que ansiaba, sin lamentar jamás el sacrificio que había hecho, pero en memoria de aquel día al regresar le arranco una rama a Yggdrasil y se hizo su lanza, Gungnir.

Y al cabo del tiempo supo el precio que había de pagar por poseer la sabiduría, ya que podía ver con total claridad el Ragnarok y su desenlace final, con esto su rostro siempre alegre cambio a una cara que destellaba tristeza. Esta era la razón de que Odín solo bebía aguamiel y no comía nunca, debido a se necesidad de un gran consuelo, su dieta estricta de bebidas alcohólicas.

Odín residía en el Valhala (morada de los caídos) este palacio tenía quinientas cuarenta puertas, lo suficientemente anchas como para permitir el paso de ochocientos guerreros de frente, y sobre la entrada principal se encontraba una cabeza de jabalí y un águila, cuya penetrante mirada llegaba hasta los rincones más lejanos del mundo. Las murallas de esta formidable construcción estaban confeccionadas de relucientes lanzas, tan bien pulidas que iluminaban todo el lugar.

El techo era de escudos dorados y los asientos estaban decorados con finas armaduras, el regalo del dios a sus invitados. Largas mesas proporcionaban amplio espacio para los Einheriar, guerreros caídos en batalla, los cuales eran especialmente favorecidos por Odín.

También se le atribuye a Odín la invención de las runas, que fueron el primer alfabeto que utilizaron las naciones nórdicas, cuyos caracteres, que significaban misterio, fueron al principio utilizados para la adivinación y conjuros poderosos, aunque posteriormente sirvieron para hacer inscripciones. Ya que la sabiduría podía ser obtenida sólo a costa de sacrificio, el mismo Odín relata que estuvo suspendido nueve días y noches del árbol sagrado Yggdrasil, contemplando las inconmensurables profundidades de Niflheimr, sumergido en profundos pensamientos, llegando a herirse a sí mismo con su lanza, antes de adquirir el conocimiento que deseaba.

- -Thor - -




Hijo primógenito de Odín; considerado el más fuerte de todos los dioses, Thor era venerado por su temperamento activo y por su odio ciego a los gigantes. Thor representaba a la juventud, al rayo, al trueno, y al fuego, en su aspecto benéfico.

Era también protector de la arquitectura. Su fuerza se refleja en el hecho de que era el único dios al que no se le permitía entrar en Asgard pasando por el puente Bifröst: se temía que sus pisadas, que no eran otra cosa que truenos, pudieran destruir el magnífico puente. Cuando deseaba unirse a sus compañeros los dioses en el manantial Urdar, bajo la sombra del árbol sagrado Yggdrasil, se veía forzado a llegar hasta allí a pie, vadeando los ríos Kormt y Ormt, y los dos arroyos Kerlaug, hasta llegar al lugar de la cita.


Viajaba siempre en un carro tirado por dos machos cabríos Tanngnjost (Rechina Dientes) y Tanugrisnir (Dientes Brillantes). Cuando se oía desde la Tierra el bramido de una tormenta, los humanos sabían que por encima de sus cabezas estaba pasando Thor, tal vez para ir a luchar contra los gigantes helados, el mayor peligro para los nórdicos, siempre amenazados por el frío.


Thor era el orgulloso propietario de un martillo mágico llamado Mjöllnir (el aplastador), que arrojaba a sus enemigos, los gigantes de hielo, con poder destructivo, y que poseía la maravillosa propiedad de regresar siempre a su mano, sin importar lo lejos que lo hubiese lanzado.


Los monstruos de la escarcha y los gigantes de las montañas lo reconocen en el momento en que es alzado. Ya que este enorme martillo, emblema de los truenos, estaba por lo general incandescente, el dios poseía un guantelete de hierro llamado Iarngreiper, que le permitía agarrarlo firmemente.


Él era capaz de arrojar a Mjöllnir hasta una gran distancia y su fuerza, que siempre era formidable, se multiplicaba por dos cuando se ponía su cinturón mágico, llamado Megingjörd. Se le concedió el reino de Thrudvangr o Thrudheim, donde construyó un maravilloso palacio llamado Bilskirnir (relámpago), el más espacioso de todo Asgard.


Poseía quinientas cuarenta habitaciones para el alojo de los esclavos, que tras su muerte eran bienvenidos a su hogar, donde recibían el mismo trato que sus señores en Valhalla, pues Thor era el dios patrono de los campesinos y las clases bajas. Thor se había casado en dos ocasiones, primero con la giganta Jarnsaxa (piedra de hierro), con la que tuvo dos hijos: Magni (fuerza) y Modi (valor), ambos destinados a sobrevivir a su padre y al ocaso de los dioses y a gobernar el nuevo mundo que se alzaría como el fénix de las cenizas del primero.

Su segunda esposa fue Sif, que estaba muy orgullosa de su espléndida cabellera dorada, que la cubría desde la cabeza a los pies como un brillante velo. También ella era el símbolo de la Tierra, pues se decía que su pelo representaba el césped largo o el grano dorado que cubría las tierras de cosecha del Norte. Thor estaba también muy orgulloso del hermoso cabello de su esposa. Con ella tuvo una hija de nombre Thrud, una joven giganta célebre por su tamaño y fuerza.


Fiel a la conocida afinidad por el contraste, Thrud fue cortejada por el enano Alvis con su aprobación.


-- Freya --




Diosa principal de la raza de los Vanes; hija de Njördr y hermana de Frey. Es la diosa mas célebre y la patrona del amor, los matrimonios , los partos, los recien nacidos y la brujería.
Entre las diosas, era con mucho la más bella, a pesar de esto, el resto de diosas no estaban celosas, su palacio, era el hogar de las esposas y concubinas de los Einheriar. Estubo casada con Odr, del que engendró un hijo Hnoss, y una hija Gersini; a la muerte de su esposo derramó lágrimas que cayeron en Migrad como pepitas de oro. Reside en Folkvangr, una de las moradas celestiales, y su reducto se llama Sesrumnir.

Aunque diosa del amor, Freya no era apacible y amante de los placeres, pues las antiguas razas nórdicas pensaban que ella tenía gustos muy marciales y que con el nombre de Valfreya solía encabezar a menudo a las valkirias en el campo de batalla, escogiendo y reclamando la mitad de los héroes muertos, debido a esto unas veces aparece con vestimenta de guerra y otras con vestimenta femenina. Freya transportaba a los muertos electos hasta Folkvang, donde eran debidamente agasajados.

Allí eran bienvenidas también todas las doncellas puras y las esposas fieles, para que pudieran disfrutar de la compañía de sus amantes y esposos después de la muerte. Los encantos de su morada le resultaban tan seductores a las heroicas mujeres nórdicas que a menudo corrían a la batalla cuando sus amados habían muerto, con la esperanza de correr la misma suerte, o se dejaban caer sobre sus espadas, o ardían voluntariamente en la misma pira funeraria en la que quemaban los restos de sus amados.

Ya que se pensaba que Freya prestaba oídos a las oraciones de los amantes, éstos la solían invocar a menudo y era costumbre el componer canciones de amor en su honor, las cuales se cantaban en ocasiones festivas.Poseía una manta mágica de plumas con la que se transformaba en un halcón. Viaja por el mundo con un gran carro tirado por dos enormes gatos blancos de ojos verdes. No le importó prostituirse, acostándose con cuatro enanos para pagar el collar “Brisingamen” que estos hicieron para ella.

Est es el fin de esta segunda parte, ya que hay mucha informacion, pronto les traere mas dioses y mas curiosidades de la mitologia Vikinga. (Dato: la mitologia vikinga cambio y vario a lo largo de sus conquistas y se vio influenciado por doctrinas y ritos de otros lugares; asi que aunque sea muy similar la mitologia Norvica es mas extensa y con mas detalles que la vikinga, podriamos decir que la mitologia Vikinga es una rama mas de la Nordica.)



Abraham-Geovanni "Vikingo" Notto...

No hay comentarios.: