sábado, 5 de septiembre de 2009

El miedo en la mente Humana

El miedo, una fuerza poderosa, bien usada es capaz de destruir todo, incluso a la misma mente; pero realmente que tan poderosa es, como nos influye, como lo vivimos, después de todo, el miedo puede adoptar diferentes formas, y nos induce a un placer o un sufrimiento; la oscuridad, los lugares misteriosos y llenos de incógnita, el pasado, las películas, los juegos de recreación que nos llevan al limite, todo eso puede influir, e incluso puede cambiarnos.


Lo irónico es que lo buscamos, es decir pagamos para que nos asusten, esperamos con temor pero también con ansias, ¿Es que acaso somos unos enfermos, o simplemente es algo que esta en nuestra naturaleza?

No es algo que se pueda saber a ciencia cierta, pero, es algo que nos gusta en cierta medida.

Con este trabajo, exploraremos como es que el miedo se mete en nuestra piel, de ese misticismo alrededor de las historias, que nos paraliza y que admiramos.

El Miedo en la mente Humana.

A través de la historia de la humanidad, siempre, por instinto ha existido en nosotros una sensación de angustia y locura, que nos lleva a abrir más allá nuestros sentidos; ese es el miedo, una sensación extraña, aveces placentera, otras no.

Primero seria prudente conocer que el miedo, es una emoción que se caracteriza por un sentimiento desagradable por lo general, que es provocado por la una percepción de peligro, este puede ser tanto real, como imaginario.

Ahora bien, como es que se da esa activación, que nos produce una situación de peligro; bueno eso se desata en el cerebro, precisamente en el sistema límbico, este es el encargado de regular las emociones. Todo el tiempo revisa la información que se recibe de los sentidos, y esto lo hace por medio de una amígdala, que se encarga de lo que son las emociones básicas, tales como el afecto o el miedo, también se encarga de localizar el origen del peligro; cuando esta se activa se desencadena el miedo, la ansiedad, y como respuesta provoca la huida, la rendición o la pelea.

El miedo en si es algo que se refleja en el rostro, siempre que tenemos miedo o algo por el estilo, nuestras expresiones cambian y no es tan difícil percatarse de ellas, puesto que nuestra fisiología presentara cambios tales como:

-Se incrementa el metabolismo celular.
- Aumento en la presión arterial.
- El sistema inmunológico se detiene, incluso todas las funciones no esenciales.
- La sangre fluye hacia los músculos, en una preparación para la huida.
- El corazón bombea sangre a una gran velocidad.

Pese a estos rasgos, donde realmente se demuestra el miedo es en el rostro, debido a que este sufre varias modificaciones como:

 Agrandamiento de los ojos, para permitir una mejor la visión.
 Dilatación de las pupilas.
 La frente se arruga.


De acuerdo al punto de vista en el que se analice, la significación acerca del miedo va a variar.
Biológico: Es un esquema adaptativo, y es un mecanismo de supervivencia.

Psicológico: Es un estado emocional, necesaria para la adaptación del individuo al medio.

Social: Forma parte del carácter de la persona.

Neurológica: Es una forma de organización del cerebro.


Terminología.

La palabra proviene del latín “metus”, y que puede significar varias cosas como fobia, pánico, horror, susto, peligro.

Entonces esta puede ser una perturbación angustiosa del ánimo, frente a un peligro, esta se debe a la exposición de algo traumante. Con esta definición, decimos que el miedo modifica nuestra forma de estar, y esta puede ser por algo interno o externo.

El miedo en la cultura.

Es un hecho que el miedo es algo que tiene una gran fuerza en las culturas. En algunas comunidades, consideran que es buena la cobardía pues muestra que uno es inofensivo y temeroso.

También se nos muestra que el miedo es un sentimiento tanto colectivo como individual, y que va a variar con las épocas. Por tanto va a influir mucho la época, por ejemplo, en la actualidad, un medio que transmite el miedo; como advierten muchos investigadores; son los medios de comunicación, pero, es necesario que la sociedad lo crea para que entre en estado de pánico. Uno de esos ejemplos es el estado de terror que se desato en el año 1938 con el programa de radio de Orson Wells, llamado “la guerra de los mundos” (que en opinion considero muy divertido), que trataba de un ataque de aliens, y el cual produjo que se creara todo un caos en la población de Estados Unidos.

En otros casos las personas que han provocado el miedo, se han valido también de los medios tecnológicos, bien sea el caso de los cines, los televisores o radios, parece que es una característica de nuestra época; en épocas anteriores se usaron los periódicos, y los libros, y por supuesto no se puede olvidar las historias de aventureros, marinos y otros.

Sin embargo el miedo no solo se trata de una broma, o de alguna historia o mito; esta también presente en la política, esta ha servido para un sometimiento de la población.

Esta usa el miedo en tiempos de elecciones, de preguerra y durante ellas, esto para tener a raya a las comunidades.

Este miedo puede ser en muchas ocasiones psicológico, y no tanto físico; ¿Por qué?, bueno, simplemente porque este es interno se mete en la cabeza y molesta mas que uno que es físico.

En las guerras el miedo es el arma más poderosa de todas, es capaz de desmoralizar tanto a un soldado como a todo un batallón; y eso en términos militares y racionales solo puede significar la derrota. A través de la historia siempre se uso el infundir miedo como forma de desmoralización, desde empalar soldados como lo hacia Vlad Dracul; también ese miedo se podía infundir con pequeñas acciones, como tocar tambores fuertemente; hacer que el ejercito se viese mas numeroso; incluso dar gritos de batalla como era costumbre en las tribus Germánicas y otras de consideración bárbara.

Una de las acciones de miedo psicológico dado en las guerras, fue el método que usaron los rusos contra los alemanes en Stalingrado; una vez que los alemanes estaban rodeados, sin suministros de alimento o municiones; los rusos implantaron bocinas que cada cierto tiempo sonaba un tictac, que les indicaba a los alemanes que su comida y municiones se acababan poco a poco, induciendo mas rápido así su rendición.

Otros métodos, son la utilización de cañones y también aviones.

El miedo en la Religión.

Por mucho tiempo, la religión se ha valido en muchos casos del miedo, para así infundar su superioridad, sobre aquellos que considera desvalidos y miserables.

En la Biblia el miedo se infunda a través del pecado; algo curioso es que en las religiones monoteístas, se demuestra ese temor religioso, que es el temor a Dios; la angustia que se produce con respecto al pecar y al ser castigado, a que recaiga sobre uno la venganza de Dios.

Estas teologías recuren a adoctrinar estas medidas con los niños quienes son más ingenuos en relación a que creen de todo.

Por otra parte existen religiones, que en vez de infundir el miedo, y más bien tienen una estrecha relación con ella para así dominarla o más bien controlar el miedo mismo, tal es el caso del budismo.

El miedo en el arte.

El aspecto del miedo siempre ha sido fuente de inspiración para muchos, ya sea en pinturas, pero con un gran énfasis en la literatura, como son los cuentos, las novelas, e incluso los poemas. Un sin numero de autores y artistas plasman los temores de las personas, y también sus demonios.

Por ejemplo en la pintura, sobre todo la contemporánea se retrata la angustia, la ansiedad, de las personas. Podemos verlo bien con la obra de “el grito” de Edvard Munch, quien plasma un grito de desesperación y horror.

Por supuesto que no se puede olvidar al genero que ha difundido mas al horror y al miedo; la literatura, dada sobre todo en el siglo diecinueve; con grandes exponentes como Edgar Allan Poe, Bram Stoker, hoffman, Lovecraft y otros.

Ellos dieron sentido al término horror en sus libros y poemas, cuyos relatos estaban cargados de una siniestra lectura llena de fascinación y de temor.

Algunas de las más grandes obras que llevan el miedo a las mentes de quienes lo leen pueden ser:

 Drácula; de Bram Stoker.
 Frankenstein; de Mary Shelley.
 La llamada de Cthulhu; de Lovecraft.
 El gato negro; de E.A. Poe.

Estas y muchas mas historias han hecho que la imaginación vuele y de paso se nos pongan los pelos de punta.

Otra forma artística que a plasmado al miedo para la posteridad, es el cine; esta, a llevado a muchas historias de terror a dimensiones nunca antes vistas, pues estas se salieron del papel y se mezclaron con la realidad.

Muchas de esas películas han producido pánico, desmayos y otros, tal es el caso de “el exorcista”, otras nos han hipnotizado como “Drácula”, y otras nos producen paranoias como las películas de Zombis.

Antes uno se imaginaba todo pero ahora solo tenemos que ver, para encontrar una historia llena de sangre, suspenso, e incógnitas.

Tipos de Miedo.

El miedo en si posee muchas variaciones que pueden identificar mas fácil ciertos momentos que se presentan en las reacciones de las personas y como influyen.

Miedo: como se había dicho anteriormente, este se da por reacción a un peligro.
Este se puede dar de diferentes maneras, tales como:

 Miedo Neurótico.
 Miedo agudo, causado por estímulos o situaciones tangibles y se disipan con facilidad cuando se retira ese estímulo.
 Miedos crónicos; estos son mas complejos y pueden estar ligados o no a lo que los produce.


Ansiedad: Esta es por una inquietud o un estado de agitación, que puede producir enfermedad. Esta se diferencia del miedo en que el primero, es por una serie de sentimientos de temor, mientras que la otra esta vinculada por factores difíciles de encontrar su origen.

Fobia: Es un miedo que se encuentra en circunstancias reales, pero en forma desproporcionada. Es en si una obsesión hacia un objeto o algo particular. Algunas fobias son:

• Quimiofobia: prejuicio contra las sustancias con sabor artificial (papas fritas.)
• Efebo fobia: temor hacia los jóvenes o adolescentes.
• Homofobia: temor, desagrado u odio hacia lo homosexual o homo erótico. Sexofobia: Miedo al sexo, o a algunas de sus practicas.
• Islamofobia: temor inducido en contra de las culturas islámicas o musulmanas.
• Xenofobia: temor o desagrado en contra de los extraños o extranjeros.
• Acrofobia: miedo a las alturas
• Venustrafobia: miedo a las mujeres hermosas.
• Bogifobia: miedo a los duendes.
• Lalofobia: miedo a hablar.
• Autofobia: miedo de quedarse solo.
• Gamofobia: horror del matrimonio.
• Ponofobia: miedo a hacer cualquier trabajo.
• Aracnofobia: miedo a las arañas o a los arácnidos.
• Necrofobia: miedo a los muertos/cadáveres.
• Claustrofobia: miedo a los lugares cerrados.
• Agorafobia: miedo a los lugares abiertos.
• Hematofobia: miedo a la sangre.

Terror: Es el sentimiento de miedo en una escala máxima; se da porque el miedo a sobrepasado el nivel del cerebro y ya no se piensa racionalmente. En muchos casos se puede llegar a la parálisis, producir sudoración fría y en muchos casos, la muerte, por paro cardiaco.

Horror: Es de menor duración, y por lo general se implica algo repugnante y negativo.

Susto: Esta es una impresión repentina causada por el factor sorpresa.

Sobresalto: Es la sensación que proviene de un acontecimiento repentino e imprevisto, un temor o susto repentino; este y el susto están muy relacionados.

Pánico: Viene a ser un miedo muy intenso. Como síntomas se puede encontrar:

 Dificultad para respirar.
 Mareos.
 Taquicardia.
 Sudoración.

Según estas diferentes fases del miedo, los psicólogos creen que las tensiones que causa, el miedo es importante para vivir, y que sirven para superar peligros reales.

¿Por qué nos atrae el miedo?

No es nada nuevo que las personas buscamos experimentar ciertas sensaciones de las que por lo general huimos. Esperamos impacientes en la fila de la casa del horror, nos subimos a las más altas montañas rusas para sentir vértigo, esperamos en el borde del asiento del cine para que nos asusten; leemos historias y mitos que hablan de muerte, sangre y criaturas monstruosas, jugamos video juegos de horror.

¿Por qué?, es simple pero a la vez complicado de explicar; simplemente a los seres humanos nos gusta lo que es extraño y oculto.

Zombis, momias, vampiros, hombres lobo, aliens, asesinos, monstruos mitológicos; todos ellos poseen una atracción que hace que queramos mas. Pero todo esto no es precisamente específico de una época; sino de una característica psicológica de los humanos.

Precisamente por esa naturaleza, es que hemos decidido crear historias, que sacien esa sed de miedo, que nos produzcan un sobresalto.

Hablaremos de las dos historias del género que son las más populares; Drácula y Frankenstein. Estas historias, ambas basadas en un mito que se considero real y que lo mas probable es que sus personajes si hayan existido; en ellas el tema viene siendo el desafió a Dios, por un deseo de traspasar los limites de la condición humana y de alcanzar una especie de inmortalidad.

Con los personajes se ve como se da la transgresión del límite establecido, algo así como un pecado; y es que se da la gran tentación humana, la de ir mas allá de lo que un humano puede, esto es talvez lo que produce la fascinación, el dar ese paso definitivo de superar su propia condición; una condicion limitada y vulnerable.

Por otro lado los psicokiller, asesinos locos o incluso los caníbales, se nos muestran como la parte reprimida de nuestro ser mas oculto, y en lo que nos podríamos convertir si esa parte siniestra se apodera de nuestro control (aceptemoslo, todos hemos querido matar a alguien en especial); pero también hacen que podamos identificarnos con las victimas, personas comunes que se enfrentan y destruyen ese mal que nos fascina.

Tomemos como ejemplo a Drácula, quien es el vampiro por excelencia; Este señor de la noche pose una resonancia tanto metafísica como religiosa; y se le a identificado con el diablo, pero drácula se encuentra especialmente vinculado con el deseo sexual; algo que esta en el instinto humano.

El ejerce una fascinación porque el miedo que ejerce esta dotado de erotismo; veámoslo así, sus victimas son mujeres jóvenes y bellas, que por la noche las busca y las absorbe en cuerpo y alma para extraerles la sangre, y es que ella se doblega al final, muriendo y resucitando, y se convierte en su amante. Porque esto atrae, pues porque en la mayoría de las culturas antiguas, la sangre era un vínculo mágico, entonces aparte de existir una pasión hay un sacrificio simbólico.

¿Por qué nos encanta esta situación? Bueno porque evoca el instinto sexual en un aspecto primitivo. Por ello el vampiro como personaje expresa el deseo reprimido de las personas de trasgresión.

Otro ejemplo es el de Frankenstein; póngase así, el Doctor que desea crear como si fuese un Dios, y su criatura que es el renacer de lo que antes estuvo muerto, dándonos la idea de desafió hacia Dios.

Otra forma en la que nos atrae el miedo es en los juegos de video llamados survival horror; donde se puede encontrar cuerpos y criaturas deformes, y la razón de su éxito es que nos hace vivir una historia, alterna a la nuestra y nos pone dificultades que nos pueden horrorizarse pero por instinto de la persona tratara de superar y llegar al final.

Los mejores juegos de este género no son los que tienen las criaturas más grotescas, sino los que juegan con la mente, entonces ese miedo es psicológico, y como lo habíamos visto antes, es uno de los peores pues afecta la subjetividad y se antepone a cualquier otro miedo.

Entonces como podemos apreciar, el miedo puede afectar a la gente de muchas maneras, puede destruir pueblos, afectar la política, e incluso volvernos locos; si es que ya no lo estamos.

También que existen muchos tipos de este y algunas como la fobia tienen una amplia división. Tambien hay que observar que muchos personajes de las historias, como Drácula tienen una gran influencia sobre las personas. Entonces se puede destacar, que pese a que en estos días tan modernos; donde creemos que esos seres siniestros y míticos no existen; sigamos tan hipnotizados por todo ese misticismo y folclore que hay con aquello a lo que hemos aprendido a temer.

Una cosa importante a destacar y que en mi opinión y a la de muchos puede resultar, es que la mente es capas de crear todas esas historias, que poseen un elemento mítico y religioso a su manera; ¿podría ser posible entonces que todos esos temores sean no mas que solo el reflejo de nuestra propia naturaleza?

No lo se, pero podría, y si fuera así, entonces somos unos monstruos y desquiciados...quien sabe...


Puck " Teorizando el Miedo"

2 comentarios:

La Dama Ambulante dijo...

mmmm se ve muy interesante. ^^

Anónimo dijo...

muy buena info