miércoles, 14 de julio de 2010

Pespectivas de Arte y Filosofía



Hace mucho tiempo que no me siento a escribir un poco sobre Filosofía acá en el Templo. Así que hoy, aprovechando que estoy algo inspirado, quisiera compartir con nuestros lectores, un breve ensayo sobre Arte y Filosofía.

La idea del mismo, es abordar algunos conceptos basicos sobre como percibe la filosofía al Arte. Pues más allá de una simple liberación estetica, el Arte es un metodo de conocimiento la sensibilidad humana ante el mundo. Sín más preambulos aquí vamos:


Sobre el Arte y su relación con la Filosofía

Según el escritor Benedetto Croce; el arte se configura en primer lugar, como actividad teórica basada en los sentidos. En las representaciones e intuiciones que tenemos de la realidad en donde el objeto fundamental de la estética es el lenguaje.

El arte no es por lo tanto una producción exclusivamente sensible, sino una reflexión conceptual, que si bien no es un mero hecho social; posee un estatuto particular y específico: el arte es la expresión de una intuición que conmueve emotivamente al intelecto, pues vincula sentimiento con sentidos.

Capaz de trascender en la historia, para transmitir una gran diversidad de emociones. Algo que contrasta por completo con la propuesta de Kant y Hegel.

Kant consideraba que el arte debía limitarse a determinados estándares morales. Basando su teoría del conocimiento, en distintas funciones ó facultades: la sensibilidad, el entendimiento, la memoria y la razón. Cada una de estas facultades corresponde a un apartado de la Crítica de la razón pura.

Para representar únicamente una belleza relacionada con los valores y lo sublime; el arte abandona los símbolos y las representaciones icónicas respecto a lo sagrado, para celebrar la condición profana del ser humano.

En el caso de lo propuesto por Hegel; el arte pasa de lo sagrado a lo profano sin mediación alguna; esto es “volver a pensar acerca del significado del mismo”. Según Croce el arte vale por su capacidad para transmitir las emociones. No para configurarlas.

Si se considera que la tesis de Croce es válida; entonces no se podría hablar de la muerte del arte como lo proclamó Hegel, porque independientemente de su simbolismo el arte siempre transmitiría los sentimientos.

El devenir de la estética; discute la presencia de una racionalidad humana ante la creación de lo bello. Pues a través de una epistemología particular, nos dice que la belleza, y la motivación humana por obtenerla; es una concepción que depende esencialmente de la experiencia que posea la persona en relación con el objeto bello.

El mismo, resulta de la actividad intelectual y también de la sensitiva; por eso la noción de belleza no es una idea simple y distinguida, como puede acontecer con las ideas racionales. No obstante aún cuando el arte nace del regocijo estético del ser humano, este no esta libre de ser un producto de consumo.

Sujetos a esta premisa, tenemos que las vanguardias artísticas; representan una ruptura de innovación con respecto a las formas tradicionales y el modo en que se hace arte.

Dado el contexto de competitividad en la sociedad moderna; el artista tiene la necesidad de depender del dinero, para financiar su obra. Es así como el mercado termina asimilando tanto al artista como a su trabajo. Este ultimo a veces en mayor grado. La importancia de la voluntad individual, no debe estar sumida a la economía capitalista. Teniendo un fuerte sentido de la realidad y los gastos que regulan la vida humana.

Algo similar sucede con las vanguardias. La contracorriente vanguardista, lejos de crear una ruptura en la dependencia; termina siendo un producto más para el mercado; y los artistas vanguardistas se terminaron encerrando dentro de su creación.


Gadamer establece que el arte es un fenómeno de carácter social. Pues le corresponde a los individuos de la misma sociedad, apreciar y disfrutar del arte; bajo sus propios parámetros de gusto y belleza.

Gadamer afirma que el juicio estético nada tiene que ver con la razón objetiva. No se limita a razones epistemológicas generales. Todo individuo pertenece a una sociedad y por lo tanto está inmerso dentro de una tradición, que configura en él una serie de prejuicios que le permiten entenderse en su contexto y su momento histórico.

En el caso del Arte; este recupera el sentido de convalidación de las emociones del individuo. Es decir el espectador no gusta del arte por su análisis o interpretación; sino por el hecho de disfrutarlo o rechazarlo.

De los distintos gustos de los individuos de una sociedad; se va creando un gusto generalizado que en cierto modo le da a la persona ciertos parámetros para considerar algo como bello o no bello. Por otro lado, en las comunidades artísticas; los criterios estéticos logran crear un lenguaje común para una determinada comunidad. Logrando así una serie de criterios que definen cuales son las características de una corriente artística, sus particularidades, mensaje y su enfoque.

Así por ejemplo los miembros del movimiento gótico; son capaces de discernir de mejor manera que tipo de arte es gótico y que tipo no lo es. Formando así un leguaje común este movimiento.

Ahora bien, desde mi punto de vista; el arte -más que una actividad recreativa- es un ejercicio intelectual y sensitivo; sobre la comprensión del mundo a nuestro alrededor, donde nuestras vivencias y desventuras, pueden ser plasmadas en la materia con el motor de nuestras emociones.

El Arte es un fenómeno inherente al ser humano; cuyo fin es educarnos sobre el “por que” de la naturaleza. No se limita solo a contemplar únicamente la parte que nos causa agrado; sino también aquello que consideramos grotesco.

El ser humano puede llevar la realidad, a un lugar donde solo la imaginación es capaz de alterar nuestras percepciones. Utilizando la experiencia estética como herramienta para enriquecer nuestro mundo y sus diversas trasformaciones.

Gracias a este ejercicio epistemológico, el ser humano parte de una estructura conceptual, sensitiva y vivencial; para desarrollar el gusto por la vida.

De ahí que sea necesario deba manifestarse en una gran cantidad de maneras, desde haciendo más habitable un espacio, hasta provocar la misma reflexión filosófica. El arte parece encontrarse en cada acto y producción humana. Heidegger, decía que el Arte, es una apertura a la existencia. El ser humano enriquece su vida y se transporta a varios mundos sensitivos.

Busca despertarnos hacia la plenitud, más allá de la existencia.


Sendoshi Kurumada

No hay comentarios.: