sábado, 7 de agosto de 2010

El Bueno, El Malo y el Feo

Hola gente, por fin me anime a escribir sobre una de mis películas favoritas y para mucha gente una de las mejores películas de todos los tiempo.Es una película de 1966, no es algo reciente, con toda una maquinaria de mercadeo detrás en televisión, Internet y los periódicos diciéndonos que es la última gota de agua en el desierto.

Y es que decir que El Bueno, el malo y el feo es una de más mejores películas jamás hechas no es algo fortuito. Yo no soy de los que dicen que tal o cual película es lo mejor que existe, si de verdad no lo siento. Y en este caso es una película que tiene 44 años de historia y millones de fanáticos que respaldan esta afirmación. Es una de las películas que siempre esta en la lista de las mejores en cualquier sitio de cine que se respete.

Tal vez muchos de ustedes no la hayan visto, a menos que sepan algo de cine clásico o que tengan como yo, familiares aficionados a las películas de vaqueros o hallan tenido la suerte de sintonizar un canal de televisión a la hora correcta.

Pero estoy seguro de que han escuchado hablar de ella, o han escuchado el tema principal, que es todo un leimotif para el viejo oeste. Tal vez hayan visto imágenes de Clint Eastwood enfundado en el mítico poncho como El hombre sin nombre.

En Costa Rica o en Latinoamérica, esta película esta en la memoria de una generación que iba a los cines en los 60’s o veía estos westerns en televisión en los 70’s y 80’s. Pero las nuevas generaciones no la conocen y siento que es mi deber que esta obra maestra no pase desapercibida, ya que aunque parezca mentira, es una de esas películas que ponen mejor con el paso del tiempo… es un verdadero clásico.



Director: Sergio Leone
Producida por: Alberto Grimaldi
Historia Original de: Sergio Leone y Luciano Vincenzoni
Guión: Age & Scarpelli, Sergio Leone y Luciano Vincenzoni

Reparto:

Clint Eastwood como Blondie
Lee Van Cleef como Angel Eyes
Eli Wallach como Tuco



Música de: Ennio Morricone
Cinematografia de: Tonino Delli Colli
Edición de: Eugenio Alabiso, Nino Baragli

Distribuida por: United Artists
Estreno: Diciembre 15, 1966 (Italia)
Diciembre 23, 1967 (Estados Unidos)

Producción Italo-española
Presupuesto:$1,300,000 (est.)
Taquilla: $25,100,000 (Estados Unidos) $158,759,909 (inflation adj.)

Sinopsis:


En un pueblo fantasma, un bandido como Tuco logra liberarse de tres caza recompensas, matando a dos e hiriendo a otro. A varias millas de distancia, un caza recompensas conocido como Angel Eyes se dedica a interrogar a un soldado retirado de apellido Stevens, con la intención de localizar el paradero de $200.000 en oro confederado que es conocido por un soldado que se esconde bajo el nombre Bill Carson.

Stevens le da la información, antes de ser asesinado por Angel Eyes, con la condicion de que acepte un pago para que elimine a Baker, quien contrato a Angel Eyes para conseguir la información. Angel Eyes acepta y acto seguido va a eliminar a Baker, con la idea de quedarse con el oro.

Mientras tanto Tuco sigue luchando por escapar, cuando es alcanzado por un grupo más grande de caza recompensas. En ese momento entra un misterioso vaquero, conocido como Blondie, quien elimina a los demás hombres con una destreza increíble. Para desgracia de Tuco, en lugar de ayudarlo, lo apresa y lo entrega a las autoridades de un pueblo cercano.

Ahí Tuco, cuyo nombre verdadero es Benedicto Pacifico Juan Maria Ramirez, también conocido como La Rata, es sentenciado a morir en la horca por una larga lista de crímenes. Pero para sorpresa de todos, Blondie lo salva al dispararle a la cuerda justo a tiempo. Es ahí que nos damos cuenta de que Tuco y Blondie trabajan juntos, recogiendo la recompensa por la captura del primero, para luego dividirse el dinero cuando escapan.

Pero Tuco no esta contento solo con la mitad del dinero, más cuando Blondie lo deja a merced de la soga durante muy tiempo de forma cruel. Blondie se harta de sus quejas y lo deja abandonado en el desierto sin caballo y sin agua.



De una manera espectacular, Tuco sobrevive a la experiencia, jurando vengarse de Blondie y logra llegar a un pueblo, a donde asalta una armería y contrata a tres pillos para que lo ayuden a eliminar a Blondie.

Luego de varias escaramuzas, finalmente logra atraparlo, para devolverle el favor y esta vez lleva a Blondie a pie y sin agua por el desierto. Se prepara para matarlo, luego de haberlo torturado en el sol inclemente, cuando ven a una diligencia desbocada. Adentro de la diligencia encuentran a Bill Carson moribundo, quien a cambio de un poco de agua les promete la ubicación del oro confederado. Les cuenta que esta enterrado en el cementerio de Sad Hill, pero cuando Tuco va por el agua, Carson muerte. Luego se entera de que le revelo el nombre de la tumba a Blondie antes de morir.

Obligado por las circunstancias, Tuco lleva a Blondie a la iglesia de su hermano, el padre Pablo Ramírez. Ahí lo cuida, con la intención de averiguar el nombre de la tumba, pero Blondie, no lo revela, obligando a crear una sociedad con la idea de encontrar el oro.

Saliendo de la iglesia, son interceptados por un grupo de soldados de la Union, quienes los confunden con confederados y se los llevan bajo arresto al Campamento. Ahí se topan con Angel Eyes, quien se había unido al ejercito para buscar a Carson. Cuando Blondie asume esa identidad, Angel Eyes ordena que Tuco y a Blondie sean traidos ante el, y se dedica a interrogarlos, golpeando brutalmente al primero y haciendo un trato con el segundo.

Tuco es enviado a un sitio de ejecución por tren, custodiado por el oficial Wallace, mano derecha de Angel Eyes, pero de forma ingeniosa logra escapar para seguirles la pista a Angel Eyes y Blondie.

Así prosigue la búsqueda del tesoro de estos tres hombres, que en medio de la guerra deben buscar la manera de engañarse el uno al otro para completar la información y dar con el oro, hasta llegar a la inevitable conclusión que los enfrentara.




Comentarios:



Yo tuve la oportunidad de ver esta película por primera vez hace unos años, pero no fue hasta hace unos meses cuando gracias un buen amigo, Andrei Ramirez, pude apreciarla una tarde en casa en todo su magnifico esplendor.

Es la tercera película de una trilogía de spaghetti westerns dirigidos por el italiano Sergio Leone y protagonizados por Clint Eastwood que son conocidas como la Trilogía de los dolares, por el nombre de las dos primeras películas: Por un puñado de dólares (1964) y Por unos dolares mas (1965). El termino spaghetti western viene del hecho de que estas películas eran producidas y filmadas en Europa por estudios italianos, empleando actores estadounidenses.

Volviendo a la película, no me cabe duda de que es una obra maestra, y uno lo siente desde la primera escena, en donde la cámara de Leone nos lleva un viejo oeste que es muy diferente de lo acostumbrado. Aquí no hay vaqueros de blanco bien afeitados, sino más bien vemos close ups de hombres con rostros duros, quemados por el sol y marcados por la vida.

Leone deja que sean las imágenes y no el dialogo quien nos cuente la historia. Los silencios son largos, al igual que las secuencias, que crean una tensión que te mete en la película. La locación, el desierto de Almeria en España, se transforma de forma perfecta en el Sur Oeste Americano, la ultima frontera y se presta para lograr una fotografía magnifica que sirve de fondo a la historia. De hecho los paisajes son tan espectaculares, que esta película vale la pena verla en Alta Definición.

Los diálogos no son nada poéticos o melodramáticos, al contrario están llenos de sarcasmo e ironía y suceden de forma natural, no forzada. Algo que amo de esta película, y de casi cualquier película que me ha gustado, es el uso del humor negro. Leone estaba adelantado a su época en este sentido, ya que se tomaba cuestiones como la muerte y la guerra, un tanto a la ligera, tal y como posiblemente lo hacían los hombres de esta época, acostumbrados a esa vivencia tan dura.


Los personajes principales: Blondie (el bueno), Angel Eyes (el malo) y Tuco (el feo), son icónicos. A pesar de que el guión no revela mucho de los dos primeros, este misterio es parte de su encanto y a veces sus acciones hablan más que sus diálogos. Sobre Tuco, el feo, es quien se roba el show. Leone siempre acepto que Tuco era el personaje que sentía mas cercano a si mismo, y a pesar de ser un capo capaz de mil y una fechorías, es muy carismático.

Aparte de la dirección, la fotografía, el guión y los personajes, hay otro elemento que no podemos dejar por fuera: La Música. Para encargarse de este elemento tan delicado, Leone recurrió a su viejo amigo Ennio Morricone, un genial compositor italiano, que lograria con esta película una de sus mayores creaciones. La música de Morricone inspiro a Leone a visualizar escenas que ahora se cuentan entre las mejores de la historia del cine, en especial hacia el final de la película.

El tema principal de la película, así como la composición Ectasy of Gold y la musicalizacion de la escena final en el cementerio, que mezcla Ectasy of Gold con la cancion El Trio forman parte de uno de los mejores soundtracks de la historia. Tal ha sido la influencia de este, que el tema de la película es un leimotif usado en otras películas e incluso varias bandas de rock y punk han creado tributos, siendo el mas conocido el de Metallica, que inicia sus conciertos con las notas de Ectasy of Gold.

Hay mucho de que hablar sobre esta película, y uno no se cansa de alabar todos los logros alcanzados por Leone y su gente. La producción no estuvo exenta de problemas, encontronazos de todo tipo entre el director y sus actores, malas criticas luego del estreno (en Estados Unidos la critica fue dura con la película, hasta que con los años tuvieron que aceptar que el mejor western de la historia lo dirigió un italiano) y algunos errores históricos con respecto a la ropa y las armas usadas.

Aun con tanto en contra y con esos errores, esta película se convirtió en algo épico y glorioso. Es un tesoro que vale la pena preservar y mostrar a nuevas generaciones de fanáticos del cine. Incluso si no te gustan las cintas de vaqueros, si te gustan las buenas historias, esta película te va a dejar con la boca abierta y deseando mas, porque a pesar de que dura mas de 3 horas, uno queda con esa sensación.

Es contemplar un pedazo de historia, y eso produce una emoción que es difícil de describir. La escena final del cementerio es algo tan surrealista y tan espectacular que a mi me conmovió casi hasta las lagrimas. Es de lo mejor que he visto en mi vida.

Tal vez por esta razón es que entiendo como a otras personas también las ha marcado, incluyendo a populares directores como Quentin Tarantino y Robert Rodríguez, quienes tienen a esta película entre sus principales influencias. De hecho Tarantino también ha sido citado promocionando esta película como una de las mejores de la historia del cine.

En fin, solo quería compartir con ustedes amigos y amigas lectores mis sentimientos sobre El Bueno, el malo y el feo, con la esperanza de que consigan la película y la disfruten. En una época en la que nos bombardean con cine mediocre, nunca esta de más ir atrás y recordar estos grandes clásicos, y ver lo que es bueno. Está una de esas películas que hay que ver antes de morir.





Aquí les dejo también una de mis escenas favoritas:



Jay “When you have to shoot, shoot!.. don’t talk”

No hay comentarios.: