viernes, 17 de mayo de 2013

En el eco de la oscuridad solo una palabra retumba: Khan!!!



Star Trek Into Darkness la última entrega de la popular saga de ciencia ficción está ya en exhibición en los cinemas de tiquicia, tuve la fortuna de ir al preestreno la semana anterior y me esperé hasta hoy para compartir mi opinión sobre el film, considerando que si entre los lectores hay un trekkie de esos buenos, ya habrá descargado una versión pirata por internet, ido al pre estreno o mínimo a su estreno oficial el día de ayer por la noche.

Bien como es conocido en el mundo civilizado, esta película es la secuela de la exitosa reinterpretación   dirigida por J. J. Abrams (mejor conocido como el nuevo LOTG- LORD OF THE GEEKs por sus siglas en inglés, al aceptar dirigir el próximo Episodio VII de Star Wars), es escrita por Alex Kurtzman, Damon Lindelof y Roberto Orci, [equipo de trabajo exitoso en diferentes serias como Alias y Fringe, y en otros films de buena acción como Misión: Imposible III (2006) y Star Trek XI (2009)]


La acción, ambientada en el siglo XXIII, comienza en el lugar más cercano del universo conocido: la propia Tierra, con un ataque a la base de Starfleet en Londres por parte de John Harrison., aparentemente un Comandante de la misma Federación, suceso que se maneja como podemos ver hoy en las noticias diarias sobre un atentado terrorista, algunas veces encubierto otras veces convenientemente estructurado por los medios de comunicación de masas, se cree tener información sobre los culpables (él culpable) y siempre dando el tinte de ilógica e irracional a las razones que justifiquen tal barbarie; solo la sagacidad del más intrépido (e inmaduro) Capitán de la flota estelar James T. Kirk, intuye que algo no está del todo bien a pesar de dar el paso al frente y ofrecerse para una cacería no oficial del enemigo número 1 de la flota estelar.

Esta cacería interestelar lleva al USS Enterprise NCC-1701[A] y su valiente e iracunda tripulación al único lugar donde ningún miembro de la flota estelar quisiera ir: KRONOS, el centro del Imperio Klingon, una temida raza divida por castas en las que la ley del más fuerte se impone sobre todo criterio, para hacer de esta aventura algo aún más profundo y enterrado en la peor oscuridad para la tripulación del Enterprise, se revela que ya se han empezado a dar escaramuzas entre el Imperio y la Federación, viviéndose una época de “guerra fría” y tensiones entre ambos bloques muy similares a los guiños de hace unas semanas entre los queridos vecinos del norte y los buena onda coreanitos de más-allá-del-pacífico.

El argumento de la película se caracteriza por tirar más y más de los conflictos y dilemas morales, éticos y humanistas de los personajes, siendo este un viaje donde ningún tripulante había ido antes, su propia convicción y motivaciones reales, un descubrimiento no de mundos extraños y nuevas razas, sino de sus propias personalidades justo cuando la supervivencia de esta época dorada de La Tierra más los necesita en pos de la conquista del espacio.

Vemos en esta entrega no solo elementos que a los más fanáticos atraparan, sino también, giros que se tengan o no las referencias de la serie y películas anteriores, impactan y dejan claro que las cosas no son las mismas, que nada puede darse por sentado y que los personajes crecen y maduran en nuevas complejidades; un Kirk tomando decisiones centrado y taimado, Bones exponiéndose al límite del riesgo de salir volando por una ojiva super nuclear, y Spock impulsivo desatado y vengativo repartiendo golpes a granel, y claro ella: Nyota Upenda Uhura, robando corazones y regalando faser- lazar nivel muérase de un tiro por doquier.


Sin ser un fanático de Star Trek hasta el relanzamiento de la franquicia con la Star Trek XI o Star Trek: reboot; la sensación que me deja la película es bastante positiva, excelente escenas de persecución a velocidades y en escenarios inverosímiles, combates entre astronaves, que le sacan buen provecho a la tecnología 3D, peleas cuerpo a cuerpo  de personajes de la mitología moderna, y bastante redonda en su planteamiento, cumple con la expectativa de entretenimiento, proponer cuestionamientos actuales con paradojas con la política internacional y sobre la naturaleza humana frente al poder y la responsabilidad; felizmente me he enterado por fuentes consultadas para esta reseña que J.J. Abrams no afirma que vaya a estar a cargo de una tercera entrega, pero dejo también dicho que si hay interés de parte de las casas productoras él y su equipo felizmente se sentarían a trabajar en el tema; al final si el chico tiene el talento, el equipo, un amplio mercado asegurado, nada pierde con dar dinero a mansalva a Paramount o para la casa de Mickey Mouse; y dejar contentos a los dos bloques de fanáticos más icónicos de occidente; Señor de los Geeks J.J Abrams que la fuerza te acompañe.

Finalmente es importante no dejar de comentarles que, quien pueda ir a ver la película a una de las salas IMAX le regalaran un poster original con la imagen de abajo, con el Enterprise jugando a Superman con el sol despuntando en el horizonte estelar, tuve la suerte de obtener dos de esos y les garantizo que son una pieza preciosa y que en cualquier cuarto se vería genial.


_________________________________________________________________________________
(ALERTA SPOILER) 
Ficha técnica:
Estreno 9 de mayo de 2013 (en Londres, Inglaterra)        
Director: J. J. Abrams           
Producción:   Bad Robot Productions,
J. J. Abrams, Alex Kurtzman,
Damon Lindelof, Roberto Orci, Bryan Burk
Guión: Roberto Orci, Alex Kurtzman, Damon Lindelof
Reparto:
Chris Pine (James Tiberius Kirk) Benedict Cumberbatch (Jhon Harrison// Khan) Zachary Quinto (Spock) Zoe Saldana (Nyota Uhura) Karl Urban (Leonard McCoy) Anton Yelchin (Pavel Chekov) John Cho (Hikaru Sulu) Simon Pegg (Montgomery Scott)
Duración: 132 minutos (terrestres) 
Language: English & Klingon
___________________________________________________________________________

Chris Harlock

No hay comentarios.: