jueves, 19 de julio de 2007

El mito del Golem

OK, después de tantas frikadas y críticas de Cine; ahora toca la entrada cultural de la semana. En está ocasión quiero hablarles sobre uno de los mitos más importantes de la cultura hebrea, hablamos de la figura del "Golem".


Un golem es, en el folclore medieval y de la mitología judía, un ser animado fabricado a partir de materia inanimada. En hebreo moderno, la palabra "golem" significa "tonto" o incluso "estúpido". El nombre parece derivar de la palabra gelem, que significa "materia en bruto".


El Golem, es quizás la más conocida de las leyendas judías. Este es un autómata, típicamente humanoide y masculino, creado como resultado de una intensa, sistemática y mística meditación. La palabra golem implica algo informe e imperfecto, un cuerpo sin un alma. La palabra aparece una sola vez en la Biblia. (Salmos 139:15-16).

Los relatos más conocidos del golem involucran al Rabi Yehuda Loew, el Maharal de Praga, quien habría creado ese mítico ser para proteger a los judíos de las persecuciones y matanzas instigadas por el cura Tadeo.

Esta historia, en todas sus variantes, quizás le resulte familiar. Pero cierta cantidad de kabalistas, tanto prácticos como teóricos, han discutido al golem, desde la era talmúdica en adelante, tanto en su contexto físico como en el puramente místico.

El Golem y el Sefer Yetziráh

Las historias de las creaciones artificiales hechas por sabios judíos aparecen muy temprano, durante la era talmúdica (antes del 500 e.c.). En las discusiones teológicas, Adán es descrito como un golem durante el tiempo de su formación, pero antes de que Dios le insufle Aliento de vida o Nishmat Jaím y (más importante) alma, en él.

“Rava dijo: "Si los justos quisieran, podrían crear un mundo, porque está escrito: 'Tus iniquidades son una barrera entre tú y tu Dios.'" Porque Rava creó un hombre y se lo envió a Rabi (Zeira). El rabí le habló (al hombre cread) pero éste no contestó. Entonces él (Zeira) dijo: "Tú eres de los piadosos. Regresa a tu polvo."

Según otro antiguo relato Rava y Rabi Zeira, a través de sus meditaciones crearon un novillo al cual sacrificaron y comieron, en otra variante los Rabis Janina y Hoshaia hicieron lo mismo. Justo antes de cada Sabbath.

El poder de la palabra escrita, la Torah, el alfabeto hebreo, y los Nombres de Dios eran muy conocidos para estas personas y se creía que los secretos del universo se hallaban entre estas materias. Estos conocimientos ocultos incluían el poder de la creación. Aquellos que deseaban estudiar este tipo de cosas tenían una suerte de “manual”: el Sefer Yetziráh, el Libro de la formación (según algunos, Creación).

El golem y su creación no son explícitamente mencionados o discutidos en el Sefer Yetzirah, pero aún así este pequeño volumen es de una inmensa importancia para los kabalistas (teóricos y prácticos) y establece el marco, el contexto, que hace posible a la idea del golem. Teóricamente quien comprende los medios puede aplicarlos a sus propios fines creativos. Fue meditando a través del Sefer Yetziráh que los místicos como Rava pudieron crear sus propias criaturas. En lo que hace a la creación de un golem los místicos basaban sus técnicas en su propia interpretación del libro.

La historia posterior, el Golem en la cultura popular y literatura

El golem ha sido un tema popular en la literatura, apareciendo en muchas leyendas, novelas, libros para niños y obras de teatro. Ha inspirado juegos, películas y series. Las historias con respecto al Rabi Loew de Praga (nacido en 1513) no fueron populares hasta el siglo XVIII. En 1909 se publicó lo que se suponía era un manuscrito de 300 años de antigüedad acerca de Loew, pero su fuente nunca fue confirmada.

Los relatos de Loew están más relacionados con los de Elías de Chelm. En esas historias más viejas, con el poder del Nombre de Dios, el golem continúa creciendo cada vez más, hasta que Elías teme que será más grande que la casa y se volverá peligroso. Es un llamado de atención, la criatura se vuelve tan grande e in dominable que Elías si a duras penas puede acercarse para remover el Nombre.

Elías de Chelm fue un hombre de carne y hueso, un contemporáneo de Loew y la historia del golem pasó de de generación en generación en su familia. Parecería ser que la historia de Elías de Chelm fue “transferida” a Loew, pero esto no está completamente claro.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el golem reaparece. Hay registros de que un sobreviviente del Holocausto de Praga le contó a un soldado:

"El golem no había desaparecido y aún en época de guerra salía de su guarida para cuidar la sinagoga. Cuando los nazis ocuparon Praga, decidieron destruir el Altneuschul (sinagoga y escuela).Vinieron a hacerlo y de repente, en el silencio de la sinagoga, los pasos de un gigante caminando en el techo comenzaron a escucharse. Vieron la sombra de una mano gigante cayendo desde la ventana al piso… los nazis estaban aterrados dejaron todas sus cosas y huyeron lejos”.

"Yo sé que hay una explicación racional para todo, la sinagoga es antigua y cada ruidito genera un eco que reverbera muchas veces, como por ejemplo los pasos. También los vidrios son viejos y los marcos están deformados y proyectan sombras distorsionadas, formando formas raras sobre el piso. La pata de un gorrión forma la mano de un gigante en el piso… y aún así… hay algo.”

Algunas versiones más modernas del Mito delo Golem, podemos verlas en libros como "Golem" de Gustav Meyrink o bien en "Frankestein" de Mary W. Shelley.

Los Golems en juegos de rol

Quizá sea en el mundo de los juegos de Rol donde el concepto de golems, autómatas y similares, se a popularizado más a través del tiempo.

El concepto de los golems fue alguna vez parte de las fuentes mitológicas adoptadas en juegos como Dungeons & Dragons (Calabozos & Dragones) y Vampire The Masquerade (La máscarada del Vampiro).

Durante su creación, D&D ha sido un juego popular a través de la historia del rol. Para diferenciarlos de los Golems de la leyenda, los golems en D&D (y otros juegos de patrón similar) tienen diferentes apariencias dependiendo del material del que han sido construidos, incluyendo:

-Golems de Arcilla (más parecidos al original)
-Golems de Carne (creaciones abominables parecidos a Frankenstein)
-Golems de Acero (los más poderosos teniendo en cuenta el material)
-Golems de Piedra (estatuas animadas)

En el año 2005 la historia del golem regresó a sus raíces judías en una nueva tira cómica del periódico israelí Yedioth Ahronoth que lo presentaba como un superhéroe patrocinado por el gobierno que protege a Israel de sus problemas internos y existenciales.

Sendoshi Kurumada.

2 comentarios:

Alonso >R< Esteban dijo...

Mae, buena reseña. Gracias de verdad por refrescarme la memoria sobre tan fascinante leyenda.

Marco dijo...

Estuvo muy buena esta reseña, solo que para hacer la aclaración sobre con que se puede hacer un golem, se puedehacer conlo que sea, solo tiene que ser un material que no tenga vida y se lepueda poner magia y fin golemn en polvo (existe el Dust Golemn) y depende del mago y el material el golem gana la habilidad.