sábado, 25 de agosto de 2007

El desliz, de un romance improvisado

El día de ayer, en otra noche de viernes franco-cinéfilos, tuvimos la oportunidad de ver una hermosa película del realizador Phillippe Lioret; estoy hablando de, El desliz (Mademoiselle, en su titulo original) una bella aventura de romance pasajero.


Sinopsis:

Claire ( interpretada por Sandrine Bonnaire) es una bellisima agente de ventas, felizmente casada y con dos hijos. En el marco de la despedida de un colega de trabajo, asiste a una convención anual de farmacéuticos, y ahí se encuentra con Pierre, un simpático sujeto que se gana la vida junto a sus compañeros; divirtiendo a la gente con sus muy originales improvisaciones.

Un accidente hace que Claire, viaje junto a Pierre (Jacques Gamblin) y su grupo. Más tarde, Claire se da cuenta que se enamoró de Pierre... y que es correspondida. Sus dos mundos, totalmente opuestos colisionan y, durante 24 horas, son la pareja perfecta.


"El Desliz" es una pieza sencilla y directa, con una trama agradable e ingeniosa. Es inevitable para el espectador no quedarse fascinado con la hermosa sonrisa que la actriz Sandrine Bonnaire, nos regala a cada momento, además de su expresividad facial, que en cierto modo nos regala un pequeño dejo a Helent Hunt (una de mis actrices favoritas) solo que dotada de mucho mayor encanto. Destacable es también el excelente trabajo de fotografía, con tomas impecables y refrescantes para vista.

La relación entre Claire y Pierre es el clásico caso de amor a primera vista, cuando todo lo demás pasa a un segundo plano y lo único que importa es aprovechar cada segundo antes de que la realidad nos toque al hombro. filme delicado y de clara recomendación.

Nada más que decir por el momento.
¡Saludos!

Sendoshi Kurumada.

No hay comentarios.: