jueves, 16 de agosto de 2007

Japón asustado por el gran número de jóvenes que viven en los cibercafés

Revisando en los foros de http://www.wackoon.com/ me encontré este curioso articulo sobre el fenómeno de los café Internet en Japón, algo que me pareció bastante peculiar:

El Gobierno japonés ha hecho una investigación oficial sobre el fenómeno de jóvenes que, al no tener dinero para alquilar un apartamento, eligen como domicilio habitual los cibercafés del país que abren las 24 horas del día.

Los medios japoneses llaman la atención desde hace varios meses sobre este problema, que afecta concretamente a jóvenes trabajadores en situación precaria que no ganan bastante dinero como para vivir en Tokio y otras ciudades con alquileres muy elevados.


Omnipresentes en las ciudades del país, los cibercafés están a menudo equipados no solo con ordenadores conectados a Internet, sino también con sofás, expendedores de bebidas y cómics.
A veces ofrecen la posibilidad de comer e incluso ducharse y comprar ropa interior.

Una estancia de cinco horas en un cibercafé de este tipo en Tokio cuesta casi 3.000 yenes (20 euros), incluyendo la comida.


Inicialmente estas comodidades estaban destinadas a los empleados de la tienda que deseasen descansar unas horas o a los habitantes de las afueras que perdían su último tren para volver a casa.

La investigación del ministerio de Trabajo, Sanidad y Asuntos Sociales, cuyos resultados serán conocidos a finales de año, pretende valorar el número de 'refugiados de los cibercafés', conocer más precisamente su modo de vida y proponer soluciones al problema.

En colaboración con ONG's de lucha contra la pobreza, los investigadores visitarán 3.000 cibercafés a través del país e interrogarán a clientes y empleados sobre el asunto.

Fuente: Agencia / PD.
Extraido de: Wackoon foros.

Comentario:

Para aquellos que tengan buena memoria, recordarán que no hace un par de años yo trabajaba en un café Internet de 24 horas; y debo decir que este tipo de conductas no me son extrañas en lo más mínimo.

Hoy día cada vez son más y más las personas que se hacen dependientes del Internet; y no es descabellado decir que nuestra adicción a Internet, sea haya convertido en uno de los nuevos fenómenos patológicos más comunes de nuestro acelerado estilo de vida contemporáneo. Y es que cada vez son más los usuarios que desarrollan esa enfermiza dependencia a su conexión a la red. Más aún, estudios recientes han comprobado que el uso patológico de Internet presenta características similares al alcoholismo.

La psicóloga Kimberley Young, autora del informe, señala que "algunos individuos desarrollan un grado tal de dependencia a Internet, que terminan por aislarse de su familia y amigos, descuidando además su trabajo, únicamente para poder navegar más tiempo por la red".

Según algunos expertos, el hecho que el uso patológico de Internet sea reconocido como enfermedad tendrá algunas consecuencias en el plano jurídico, como por ejemplo en juicios en que se dispute el cuidado de menores de edad.

Al parecer, el uso patológico de Internet se asemeja a otros trastornos de dependencia en el sentido que los primeros en percatarse de la gravedad de la situación son las personas cercanas a quién está desarrollando la enfermedad.

Incluso muchos de nosotros hemos llegado a sentirnos de esta manera. En ocasiones nuestra dependencia al Internet , es tal que hay lapsos en que entramos en un completo estado de inconsciencia, a tal punto de que llegamos a perder la noción del tiempo.

No podemos negar que hoy día Internet es la mejor de las herramientas de información de la que disponemos, tanto así que muchos ya no podriamos imaginar como sería nuestra vidas sin el. Pero, igual hay que recordar que por mucho que nos guste algo, todo tiene su medida, y que debemos evitar (en la medida de lo posible) convertirnos en esclavos de nuestros excesos.

Sendoshi Kurumada

1 comentario:

Kiba dijo...

muy interesante... en realidad nunca hubiera imaginado que dicho fenomeno existiera... hay que ver si los que viven en los cybers lo hacen porque les resulta más cómodo económicamente o por su adicción; de todos modos es algo un poco escandaloso...