domingo, 9 de septiembre de 2007

Casablanca, un clásico por siempre.

Sin lugar a dudas la Alianza Francesa se a dado a la tarea de recrearnos cada viernes con una amplia gama de piezas cinematográficas. Desde filmes insípidos y retorcidos hasta obras exquisitas y memorables.

Y en el caso de lo segundo, este viernes la Alianza no fue la excepción.

Inaugurando un nuevo ciclo cinéfilo, cuyo tema para este mes es: "Los malos Recuerdos. Relatos de la Francia Ocupada" la pelicula a disfrutar en esta ocasión, es ya un viejo clásico que todos los tiempos: "CASABLANCA", el más famoso cuento romántico de la historia del cine Hollywoodense.

Sinopsis:

Dirigida por Michael Curtiz y estrenada en 1942, su guión está basado en la obra teatral Everybody Comes to Rick's de Murray Burnett y Joan Alison, obra que nunca fue estrenada sobre las tablas, pero que hizo historia en la pantalla. Ganadora de 3 premios de la academia, en lo referente a mejor película, mejor guión y mejor director.

Casablanca nos cuenta la historia de Richard Blaine (magistralmente encarnado por la leyenda, Humphrey Bogart) , mejor conocido por sus amigos de confianza como Rick; quien es el dueño del club más prestigioso de toda Casablanca (ciudad de Marruecos, donde los refugiados europeos -principalmente los Franceses- huyen de los alemanes, durante la II Guerra Mundial.

Y donde es posible conseguir una visa que los lleve a Lisboa y de allí al "soñado paraíso de la libertad": Estados Unidos.

Haciendo gala de exquisito cinismo y frivolidad, nuestro amigo Rick consigue (gracias a la muerte de un antiguo colega, Ugarte) dos salvoconductos para abandonar Marruecos, documentos por los cuales, más de uno mataría.

Llega entretanto a Casablanca el mayor alemán Heinrich Strasser (Conrad Veidt), al cual el jefe de la policía, el capitán Renault (Claude Rains), complace de todas las formas posibles, incluso deteniendo a un líder de la resistencia checa Victor Laszlo (Paul Henreid), que llega a Casablanca acompañado de Ilsa (interpretada por la hermosa Ingrid Bergman), una antigua amante de Rick que le abandonó en París sin dar explicaciones; dejando en en él la incertidumbre sobre lo que realmete fue "un amor casí perfecto".

Hasta este punto, Casablanca parece ser la típica historia de amores y desamores; marco muy gustado para el cine romántico de los años cuarenta. No obstante la historia nos da un giro inesperado.

Laszlo, (quien se revela como el verdadero esposo de Ilsa) no desea dejar de lado sus ideales. En consecuencia, la milicia alemana ve en él una creciente amenaza, por lo que pone manos a la obra para poder capturarlo.

Rick, quien todavía sigue resentido con Ilsa por haberlo abandonado, Se niega a ayudarle hasta no dejar en claro el motivo por el cual se marchó de su lado. Posteriormente, ambos se reconcilian, y Rick convence a Ilsa para salir de Casablanca junto a Laszlo utilizando los salvoconductos que estan en su poder. Es en este punto donde el filme nos muestra su clímax.

A punto de ser capturados por la Milicia, Tanto Lazlo como Ilsa logran escapar, gracias a la intervención de Rick, quien en un acto heroísmo dispara al mayor Strasser, amenaza a Renault y le da la oportunida a la pareja de volar hacia América.

Más que un clásico...

Casablanca es una de esas películas que uno puede ver dos, tres y hasta cinco veces; y aún sigue asombrando. Su puesta en escena es sutil, inteligente y precisa. Desde su sombría pero elegante ambientación, hasta sus ingeniosos y muy irónicos diálogos; sin dejar de lado claro esta, su memorable Banda sonora.

La melodía "As Time Goes By" (El tiempo pasará), entonada por Sam (Dooley Wilson) en varias escenas de la película, es simplemente hermosa, cargada de una emotividad y melancoholía unicas.

Destacable es sin lugar a dudas la interpretación de Bogart en su papel de Rick. Bogart demuestra con sus gestos inolvidables, miradas expresivas y esa entonación tan particular en su voz, por qué aún hoy a 50 años de su desceso, sigue siendo toda una leyenda.

No cabe duda de que Casablanca es y seguirá siendo todo un clásico, y mucho ha de suceder en la historia del cine antes de ver otra pieza fílmica como esta. Con este primer filme para el mes de Setiembre, la Alianza Francesa a dado inicio a lo que para muchos de nosotros será uno de los mejores ciclos de cine hasta el momento, y no es apresurado decir que esperamos la misma calidad para el próximo viernes, cuya pieza a exhibir sera: Hiroshima mi amor, otro clásico del cine romántico.


Finalizada la película, y como de costumbre, nos fuimos a comer algo, y luego de cenar, a la busqueda de unas buenas cervezas. Nuestro amigo Jay, quien dejo su antiguo trabajo, aprovecho para acompañarnos en esta icasión y compartir como de costumbre una buena noche de amigos. De igual manera, a la hora de retirarnos, y como buenos costarricenses, ejercimos nuestro "derecho constitucional" de manifestar nuestra opinión en ante los muros de la Asamblea legislativa, en donde ya muchos ciudadanos han externado sus palabras XD.

Bueno así quedamos con lo referente al viernes.

Sendoshi Kurumada

1 comentario:

JAY dijo...

Que buenos recuerdos, y que pelicula mas maravillosa, en realidad una de mis favoritas de todos los tiempos... quien no haya visto Casablanca no sabe de lo que se pierde, es un clasico que nunca pasara de moda, un film que hay que degustar antes de morir.