miércoles, 26 de septiembre de 2007

El origen de la Esvástica


El lauburu (Lau =cuatro; Buru=cabeza), es un símbolo antiquísimo y común a muchas culturas, desde el extremo oriente hasta las islas del Pacífico y gran parte de Europa. Según algunas teorías, lo importaron los legionarios vascones del ejército romano tras sus campañas en países célticos, sin embargo, resulta más probable que sea un símbolo originado en un rito solar, común en casi toda Europa y que se transmitió por " contagio" de unos pueblos a otros.

Como símbolo solar, se usa normalmente en para marcar la dirección del recorrido del sol, (es decir de este a oeste). Algunas teorías establecen que este movimiento significa el fluir de la vida y en el contrario significa la muerte. Tradicionalmente se usaba tanto este símbolo como el Euskel Orratza, que es ni mas ni menos que la cruz gamada -la svástica- que simboliza más o menos lo mismo, y también se usaba de esa forma.

En el occidente asturiano se encuentran lauburus que, de acuerdo a relatos, era un símbolo muy utilizado en todo tipo de ornamentaciones en aquella zona. La svástica es una especie de cruz gamada presente en templos del culto budista, sobre vasos beocios, monumentos persas, monedas indias y aún en la figura de la cruz cristiana; representada en su más simple expresión.
Esta palabra se deriva del sánscrito, idioma madre de los de la India, y hay quien pretende que la svástica es un diagrama místico de buen agüero, a pesar de que los arqueólogos la repuntan como monograma del sol, algunos, cifra del amor, otros, símbolo del fuego, de la llama, del rayo, del trueno, del movimiento o del aire.

Se la ha creído también remedo de la cruz cristiana, más su aparición en la América precolombina desautoriza esa opinión.

Se presenta en el País Vasco en formas rectilíneas y curvilíneas. Algunas halladas en Irisarry (Baja Navarra), se parecen al lábaro rectilíneo aún usado en el Extremo Oriente. Se halla acoplada a la rueda solar, al sol enrayado en forma de hélice, antiguos emblemas del disco en movimiento [...].

La svástica curvilínea de brazos redondeados la hallamos perfectamente determinada en Biriatu, Zugarramurdi y en piedras túmbales laburdinas y bajo navarras. Mientras las variedades anteriores no son exclusivas del País Vasco, resalta aquí esta forma de svástica curvilínea de brazos redondeados, que asemejan a algo como un trébol de cuatro hojas; por lo que podríamos considerarla como el verdadero símbolo pastoril éuscaro de la alta antigüedad, emblema, tal vez, de una secta religiosa anterior al Cristianismo y que rechazaba la idolatría [...] La svástica curvilínea en forma de hélice, de brazos redondeados, que se halla en el País Vasco sola o acompañada de disco solar, de adornos ornamentales y de inscripciones lapidarias fue un símbolo o emblema caro a los pastores, de quienes lo hemos heredados a través de la evolución agrícola e industrial; insignia ingenua y distintivo vasco que equivale a un estandarte, a un escudo, y que se considera, al igual que las divinidades solares y lunares, como representación de las fuerzas de la naturaleza.

Origen y significados

La raíz Swasti significa literalmente Bienestar. El significado etimológico de la Esvástica es una palabra derivada y perteneciente al idioma Sánscrito Hindú, procede del término Swasti (o Su Asti), formado por la reunión del adverbio Su ("Bien" o "Bueno") y del verbo As como tercera persona del singular del presente indicativo: Asti ("Ello es"). La palabra svástica significaba "conductivo al bien-estar".

Parece ser que es una remota manera de saludo, buen augurio y deseos de felicidad que podría traducirse como "Ello es Bueno" tradicional entre los primitivos hindúes al ingresar a un templo, a una vivienda o al cruzarse en su actividad cotidiana, el saludarse como "¡Swasti!", lo que en nuestro lenguaje actual podría interpretarse como: "¡Que tengas el Bien y la Salud!".

También a la Esvástica se la conoce bajo la denominación de Cruz Gamada pues su representación gráfica "tiene cuatro brazos acodados como la letra gamma del alfabeto griego".

Su nombre en japonés de Manji significa literalmente "diez mil dioses" En la China es tomada como el signo del número diez mil, que es la totalidad de los seres. Es muy obvio el saber que desde pequeños el hombre plasma aquello que llama su atención asignándole un significado, así como los primeros trazos son las figuras mas simples, desde la antigüedad, los primeros años e incluso el despertar del hombre han sido las figuras geométricas como el circulo, triangulo y cualquier unión de líneas son tan comunes y fáciles de encontrar en cualquier contexto, no obstante son sus significados emotivos son los que difieren.

La esvástica como un símbolo o imagen visuales es un elemento de comunicación dispuesto a diferentes interpretaciones a partir del contexto en donde se encuentra generando diferentes conductas o lecturas al igual que su configuración que también interviene. En este caso la cruz esvástica, es talvez una de las figuras mas respetadas y sobresalientes por su simpleza, la razón de guía espiritual y regocijo para muchos pueblos.

Así mismo la cruz esvástica es quizás uno de aquellas figuras con mas definiciones, La forma de CRUZ que aparecía por toda Europa y algunas partes del norte de África, era la CRUZ SOLAR en ROTACIÓN, conocida también como CRUZ SYLFOT (FILLFOH), MARTILLO de THOR o ESVÁSTICA, este símbolo sagrado y místico se dibujaba siempre según un plano vertical u horizontal con los brazos situados de forma que la CRUZ, parecía estar girando con el SOL o en el sentido del las agujas del reloj.

Las raíces de la esvástica se remontan a la era de bronce, ha sido utilizada en las monedas primitivas de Mesopotamia, por los egipcios como representación del poder que cada ser humano posee en si, ha sido utilizado en el budismo como decoración, amuleto y talismán, con la función de repeler los malos espíritus y atraer la buena suerte. En la Enciclopedia de la Lengua Castellana se denomina a la esvástica de esta forma:

Esvástica: diagrama místico de buen augurio, que en la antigüedad representaba el Sol en movimiento.

El propósito del párrafo anterior es que observemos el simbolismo de la cruz, que fija claramente que otras culturas diferentes a los cristianos asignaron un valor especial a esta forma visual. Respectivamente y sin importar contexto el símbolo de la esvástica se introduce en un proceso de comunicación en donde la relación entre una persona y el símbolo desarrolla una cadena de signos que permitirá la constancia y permanencia de mensaje requerido.

El hecho de indicar a alguien algo que otra persona conoce y quiere que otros conozcan es el signo o reacción más común, así que el adorar o trasmitir cualquier sentimiento será el signo de respuesta a representación visual de la esvástica.

En los símbolos recae toda aspiración o representación mental en la memoria colectiva, un conjunto significativo de atributos que a través de la percepción se trasforma en un estereotipo que es capaz de influir o determinar comportamientos. Si bien la Esvástica es un símbolo No Icónico (su dibujo no representa una imagen concreta y específica que pueda verse en la realidad), la opinión desarrollada entre los investigadores y estudiosos del tema ha sido siempre la que lo asocia - como en la definición antes citada, con la del Sol en movimiento e incluso su primer uso pudo haber estado como ilustración solar del calendario.

En el nivel metafísico, la svástica se relaciona con el círculo y el cuadrado, y se convierte en símbolo del movimiento en un sentido especial: el movimiento de la vida, es decir, de la acción del Principio del mundo, que representa nuevamente las fuerzas complementarias y las fases del movimiento, centrífugo y centrípeto, aspirante y repelente, un movimiento que va del centro a la periferia y retorna al centro: Alfa y Omega o el principio y el fin y, nuevamente, la cuadratura del círculo. Los dos sentidos de rotación de la svástica parecen no tener la importancia que a menudo se ha querido darles. Evocan las dos enroscaduras de la doble espiral, la doble corriente, Yin y Yan, de la energía cósmica. Cuando se revisan estas definiciones es fácil percatarse que la mayoría coinciden en indicar su analogía, similitud o iconismo con un fenómeno natural; Que nos deja en claro su misteriosa antigüedad, su difusión casi universal, el carácter benéfico, y u relación o identificación de este con el giro del disco solar.

Los usos de la antigüedad tan diferentes como ahora son una ventana a lo que fue el poder de los símbolos, la creencia de fuerzas que no tenían mas explicación que la divina, en donde el valor del símbolo esta determinado al contexto cultural y la relevancia que este tenga. En otras palabras, el definir la Esvástica como la síntesis gráfica de la Fuerza Vital y primigenia del Universo y símbolo del origen y la evolución cíclica de la Vida es una de las muchas definiciones o conceptos que elevan a un nivel más espiritual el significado de la cruz.

Lo cierto es que la esvástica se tomo como un signo o emblema de lo superior y divino, bajo distintas expresiones místicas aquellos significados van atribuidos a una fuerza omnipotente que nos guía hacia la idea de la realización de un deseo común ya sea bienestar, suerte, poder, etc.

Hallazgos de la esvástica

Para darnos una idea documentada y científica del carácter ancestral del símbolo que nos ocupa mencionaré algunos hallazgos arqueológicos que demuestran la existencia de esta figura en diferentes y distantes culturas con el fin de conocer las concepciones fuertemente simbólicas que posee.

Las primeras y más primitivas Esvásticas que se han encontrado hasta el presente son las de Glozel en Francia, cuyas piezas datan del período Paleolítico. Luego de una discusión en el mundo arqueológico que duró casi 50 años, se estableció definitivamente la autenticidad del hallazgo mencionado. Pieza encontrada en Glozel donde se encuentra inscrita la esvástica, al parecer consiste en una forma de calendario antiguo

Asimismo, está el testimonio irrefutable de las Esvásticas clasificadas como Neolíticas Danuvianas de la denominada Cerámica en bandas que fueron descubiertas en Transilvania. Los abundantes hallazgos arqueológicos, a partir de esos períodos finales de la Edad de Piedra pulimentada, persisten y aumentan en la Edad de los Metales. La utilización de la Esvástica es frecuente en la Edad de Hierro.

Se contabilizan Esvásticas en husos del Siglo XIV A.C. en idolillos troyanos y cretenses. Abundan en la Cerámica Pintada de Beocia, desde el Siglo IX A.C. También las Esvásticas resultan frecuentísimas en las Cerámicas de la Cultura Villanoviana (Italia). Según el Dr. Thomas Wilson, en esa misma región las Esvásticas aparecen grabadas.

En las urnas donde se enterraban las cenizas de los difuntos; se estampaban sobre la cerámica de los lagos suizos; aparecen en armas y espadas de Escandinavia y en Escocia e Irlanda, en broches y agujas.

Lo cierto es que cuando hace 10 o 12 mil años comienza el descenso y dispersión de las columnas poblacionales nórdicas desde la Meseta de Pamir y el Río Indo, la Esvástica se difunde universalmente tanto en Oriente como en Occidente. En los países europeos está presente en todas las tradiciones del Norte, Centro y Sur, destacándose Escandinavia, Islandia, Irlanda, Gran Bretaña, Finlandia, Alemania, Italia y Grecia, así como en el Oriente Medio (Palestina y Galilea) y el Extremo Oriente (Asia Central, Tibet, Corea, China y Japón).

La piedra de la esvástica, Inglaterra. Recae en ella interpretaciones astronómicas. Para los Vascos, la Esvástica denominada Láburu o Cruz de las Vírgulas es el signo que los identifica desde tiempos inmemoriales y siempre es pintada o dibujada en color blanco. En la América precolombina, la Esvástica fue introducida por las sucesivas oleadas inmigratorias que cruzaron el Estrecho de Bering y posteriormente también la trajeron los Vikingos.

Gammada se denomina gyun-drung y los Lamas la consideran como el Signo Místico por excelencia.

Un artículo sobre el Tíbet publicado en el Times de Londres en 1904 describe:

"unas cuantas casuchas blancas y estrechas dispuestas en fila...Sobre la puerta de cada una de ellas hay una esvástica blanca y sobre la esvástica una mancha vasta representando una bola y una media luna" símbolos astronómicos del Sol y la Luna. En otros tiempos, la esvástica era un símbolo corriente, casi típico, de los pueblos indígenas de Norteamérica que aparecía en mantas, cuentas, cerámica y otros objetos."

El gran conquistador Gengis Khan llevaba como talismán un anillo con la Esvástica, que se conserva en el museo de Ulan-Bator (Mongolia Exterior).

Para el Budismo la Esvástica simboliza la "rueda de la Ley" (Dharmacharka). En la antigua china y Japón esta era una cifra simbólica, que se empleaba para expresar un número incontable de objetos de ahí que diez mil dioses quieran significar el infinito, el orden del universo y su mutación constante.

Pero es también en el Cristianismo de los primeros tiempos, antes del avance de la falsificación judeo-cristiana, donde la Cruz Esvástica tiene un carácter Sagrado. En el cristianismo primitivo, la svástica aparecía frecuentemente en las catacumbas y simbolizaba el Poder de Cristo, mientras que en los tiempos medievales tenía la figura de gammadión, así llamado porque estaba formado por las cuatro letras griegas G o gamma, y no sólo representaba a Cristo como piedra angular del Cristianismo, sino también a los cuatro evangelistas, con Jesucristo en el centro.

Sendoshi Kurumada

1 comentario:

Anónimo dijo...

has puesto una foto de la sauvástica, no de la esvástica