lunes, 12 de noviembre de 2007

¡Diva! un vistazo a la obsesión, el crimen y la ironía...

Otro viernes de Alianza.

Y eso solo puede significar una cosa: ¡¡Cerveza!! (perdón, Cine XD). Así que entre más pronto comencemos, más cerveza para todos Jejeje. Apelando a la seriedad por favor.

Continuando con el ciclo de la vida nocturna Parisina; la película que nos ocupa en esta ocasión, lleva por nombre un titulo que sin lugar a dudas nos hace una invitación al deleite de los sentidos en conjunto con la pasión narrativa:

DIVA, (1981) es el primer largometraje dirigido por el cineasta francés Jean-Jacques Beineix, a quien ya habíamos tenido la oportunidad de conocer por su trabajo en la magistral Betty Blue.

Ganadora de 4 premios César –ópera prima, música, fotografía y sonido- esta basada en la novela de Daniel "Delacorta" Odier. Diva nos ofrece una narración en torno a la confusión producida entre dos cassettes de audio; en donde la tranquila vida de un simple cartero parisino (de carácter bohemio e ingenuo), da un giro vertiginoso al darse cuenta de que la suerte la ha jugado una mala pasada con el mundo de la mafia.

El joven Jules, (Frédéric Andréi) ha logrado cumplir su sueño de grabar clandestinamente el concierto de Cynthia Hawkins, (Wilhelmenia W. Fernandez) una bella cantante negra de ópera, quien a dado su gran pasión por la puesta en escena, se niega a plasmar su voz para recopilaciones discográficas.

Sin embargo y tras una mala jugarreta del destino, Jules descubre que en su motocicleta a caído una grabación, que incrimina a un poderoso político vinculado a un escandalo de trata de blancas, y de ahí en adelante empieza a ser perseguido tanto por la mafia como por la policía. En su desventura sera ayudado por dos de sus amigos más cercanos: Alba (Thuy An Luu ) una hermosa y joven ladrona vietnamita, y Gorodish (Richard Bohringer) un peculiar artista de porte desenfadado (así como el más destacable de los personajes de la historia).


¿ Y que puedo decir con respecto a esta película?. Muy diferente a lo visto el viernes anterior, La Diva es una película de calidad destacable, que nos plantea un hilo argumental digno y sin miramientos, donde la comedia y el drama policial ponen en evidencia cuan claustrosas he irónicas pueden ser las peripecias de una serie de malentendidos.

Sus personajes son más que extravagancia; y cada uno de ellos es atrayente a su manera. Remarcable igualmente es la atmósfera del filme, cuya escenografía le confiere al filme un aire sofisticado, pero a la vez artístico, donde los colores y las formas entonan muy bien con la intensión de la película.

Sin lugar a dudas otro gran film para la colección de favoritos de la Alianza Francesa. Con una trama intensa y una fotografía de excelencia, no cabe duda de que el señor Beineix sabe muy bien cuales son las mieles de su trabajo.

Finalizada la proyección, fuimos a cenar a Subway; donde una vez más nuestro nuevo y bien recibido compañero Abrahám se hizo presente. Sin embargo dado a que esta quincena fue más larga de la lo acostumbrado, las birritas en el atlántico quedarán postergadas para la próxima.

Para mi siguiente entrada les hablare sobre un pequeño pero significativo acontecimiento sucedido el pasado Sábado, que de ahora en adelante será trascendental para el quehacer de esta humilde bitácora.

Muchas sorpresas se avecinan en el Templo Kaori, así que esten visitandonos y de antemano muchas gracias por su apoyo.

Sendoshi Kurumada.

No hay comentarios.: