lunes, 21 de enero de 2008

Del esfuerzo (Tratado acerca de los cosplays horribles)


Actualmente vivimos en una sociedad donde se aprecia sobre todo el esfuerzo y no los logros. No es mi intención restarle valor al esfuerzo de las personas, sin embargo considero que llevar esta situación al extremo impulsa un sentido falso de la realidad.

¿A que me refiero exactamente?

Desde que somos niños la sociedad intenta inculcarnos un sentido de homogeneidad, en otras palabras se pretende que todos seamos iguales. De tal modo es que los talentos de muchos se ven opacados al ver que se premia a todos por igual únicamente debido al esfuerzo y al mismo tiempo se desmerita el talento o las habilidades individuales.

Considero que en la sociedad actual se le otorga un gran valor a la comunidad y se intenta castigar la individualidad. En mi opinión personal el valor del ser humano se haya en la individualidad, ya que es lo que nos permite avanzar y evolucionar, por tanto es necesario aprender que todos somos diferentes con habilidades y defectos variados. En ocasiones es posible mediante el esfuerzo llegar a superarse en varias áreas pero en otras ocasiones hay personas mejores que nosotros simplemente porque son hábiles.

El conocer las limitaciones propias consiste en una facultad maravillosa ya que abre las puertas al desarrollo de nuestras capacidades y tambien ayuda a paliar las debilidades. No se puede pretender ser algo que no se es ni recibir mérito por algo que no se lo merece. Si se nace bello, se es momentaneamente bello; si se nace con habilidad artística pues existe la posibilidad de crear obras de arte, así de simple. Sin embargo muchas personas no logran explotar su potencial debido a que tienen miedo de si mismos; hallarse diferente implica alejarse de la masa, implica tambien despertar a una realidad que muchos ignoran y caminar un sendero de soledad. La verdadera tragedia del genio es ser incomprendido.

La sociedad teme a las personas que se destacan ya que amenazan la comodidad del status quo. Analicemos por ejemplo las instituciones educativas básicas; en estas se impone el uso de un uniforme y un código de apariencia, a los hombres se les impide el uso del cabello largo por ejemplo, además se prohibe cualquier accesorio muy llamativo.

En general se limita cualquier signo de individualidad. Muy cierto es que el ser diferente es algo que proviene del interior, sin embargo se siente extremadamente comodo ser capaz de exteriorizarlo mediante la apariencia.

Ahora bien, regresando al tema inicial, nuestra sociedad le teme demasiado al error. Yo por mi parte considero que el error es la caracteristica humana más destacable; somos capacez de errar, reflexionar al respecto, remediarlo, crecer y reflexionar. De tal modo, podemos considerar que para avanzar y crecer como individuos es necesario aprender a aceptar nuestros errores(del mismo modo las críticas).

Ahora bien la parte practica y cínica del día de hoy.

Cosplays horribles o que no calzan:

Oh sí. Todo lo que expuse anteriormente es el preambulo para realizar una crítica constructiva y amena acerca del cosplay.

Considero muy agradable encontrame por la red cosplays realizados de un modo exquisito en el cual cada detalle se encuentra delicadamente colocado en su lugar, todo esto acompañado de una persona que encarna al personaje de manera excepcional.

Y digo excepcional porque simplemente lo es. Representa una gran dificultad encarnar el personaje de una serie o un videojuego ya que estos se alejan tremendamente de las caracteristicas humanas normales.

Ahora bien, es necesario aceptar que la mayoría de los cosplays apestan(por la razón que expuse en el parrafo anterior asíque no se depriman bola de emos reprimidos) y no existe nada más decepcionante que ver un cosplay mal hecho. El problema real es que a las personas les encanta elegir personajes que no calzan con su contextura, en lenguaje mundano los personajes tienen cuerpos que parecen esculpidos por los mismos dioses mientras que el cuerpo de quien lo encarna parece esculpido por el mísmisimo Ronald McDonald, y si lo quieren aún más mundano estas gord@. Y no estoy atacando de ninguna manera la obesidad, sin embargo me parece que es ostentar un gran mal gusto y un falso sentido de la realidad estar pasado de peso e intentar emular a una belleza nipona.

Yo me pregunto ¿que pensamientos retorcidos pasan por sus mentes mientras elaboran sus trajes? (¿o los mandan a hacer?). Aunque pensandolo bien sería genial poder embotellar un poco de su alta autoestima y falso sentido de la realidad y venderlo por un alto precio, aunque problablemente ya se me adelantaron y le regalaron un poco a Oscar Arias.

Kiba, un día de valeverguismo

4 comentarios:

Alonso >R< Esteban dijo...

En realidad a mí me gustó más lo de la diferencia entre el esfuerzo y el logro.

Y sí, necesitamos nuevas aristocracias, basadas en el logro y el saber. ¡Nietzsche nos guíe!

Sendoshi Kurumada dijo...

Mae Kiba dejeme decirle que usted es un ¡¡Cabrón!! XD pero de los buenos Buajajajaja...

Lo que me recuerda, que dicha que no puso una foto de "cierta chica" porque si lo hubiera hecho, el Blog se crashea por no aguantar semejante "Resolución" XDDDD.

JAY dijo...

Gracias por no poner fotos de esa cierta persona, mis ojos estan muy agradecidos... ahora lo estoy pensando dos veces para hacer cosplay... jajajaja

Geovanni dijo...

Kiba eres el hombre..!! y en serio gracias por no poner esa FOTO!!!