miércoles, 2 de enero de 2008

Gracias 2007, bienvenido 2008

Dedico el pasado año a los necios, a los focos de de interminable mala argumentación, perdidos en sus ideas retrogradas y harapientas dentro de un océano de ignorancia. Bien por ellos por que hacen que el conocedor brille con más fulgor. Al año recientemente concluido también se lo dedico a mis amigos y familiares perdidos, ya se por que se fueron al extranjero, se casarón o murieron que viene a ser un poquito similar; que su recuerdo inspire a otros y advierta a todos sobre lo corta y espontánea que es la vida humana, bien por ellos por que ya terminada su existencia en este mundo pudieron por si mismos resolver el problema si había un siguiente. Doy gracias a la humanidad que cada día me sorprendió más indiscriminadamente si era ara bien o para mal, por que, cada vez que pensaba que no se podía caer más bajo había alguien que me demostraba lo contrario así como cada vez que pensaba que no se podía ser mejor otro me demostraba mi error.

A todo aquél imbécil que se jactaba de conocimiento copiando todo lo dicho por otros a cortos espacios pulsando el botón nombrado “citar” y luego haciendo o comentarios mediocres dignos de un mono con un teclado; aunque bien sabida es la gran inteligencia de lo monos, le agradezco su notoriedad por que exponer la estupidez requiere de un gran valor. A mis amigos y familia agradezco su presencia, la facilidad con la que iluminan mi vida; pocos son a los que de corazón llamo amigos y dichoso como nadie soy de tenerlos, de a todos ellos gracias. Del año anterior conservare las bromas, la vida que me dejó, el conocimiento y el sabor a vida que me sacio el hambre de existir.

Espero que la vida siga sin fin para todos aquellos a los que quiero, pese que estoy seguro que también continuara con aquellos a quienes no quiero ya que la vida en si es una comediante bastante cínica y malvada. Espero este año que el mundo se les muestre con una nueva y feliz visión de lo que significa vivir interminablemente, que sea calidad de existencia. Espero que se llenen de felicidad, placer y regocijo a todo y cada uno. No les deseare suerte, les deseare determinación, valor, coraje y honor para que sean sus manos y sus deseos la fuente de toda su fortuna en el tiempo porvenir, en este y todos los años venideros.

Marco Barrios Piedra

No hay comentarios.: