lunes, 21 de enero de 2008

Las Dimensiones (Parte 2 de 2).

La quinta Dimensión:

Es la frecuencia de la sabiduría y es totalmente pura energía. Es donde se encuentran los Maestros Ascendidos y los espíritus guías. En quinta experimentamos el fundirnos con el grupo de almas al cual pertenecemos vibracionalmente y al Ser superior o Multidimensional.

Es la dimensión donde recordamos quienes somos y despertando nuestra sabiduría interna. Es en esta dimensión donde se experimenta la conciencia grupal que forma un solo Ser de mayores dimensiones. Es una frecuencia energética, no física. El tiempo es un continuo, solo existe el ahora eterno. Muchos de los seres que están en esa dimensión al contactarse con su sabiduría, escogen ser los guías espirituales de los que estamos en la dimensión física, como parte de su servicio en el proceso de evolución.

Muchos de los seres canalizados hoy en día que se presentan como una conciencia de grupo están en quinta dimensión, así mismo cuando hacemos contacto con nuestro Yo Superior estamos viviendo una experiencia de quinta. Como es una dimensión de luz percibimos holográficamente y en formas lumínicas de una gran intensidad, muchas veces geométricas. La diferencia entre quinta y sexta así como entre sexta y séptima no es tan evidente como la de cuarta y tercera, a partir de quinta las dimensiones se encuentran solapadas o fundidas y sus fronteras son difusas, esto es debido a que estamos hablando de energía y no de materia.



Las meditaciones Mántricas practicadas en la tradición hinduista, guardan una estrecha relación con la energía del conocimiento dispuesta por los estudiosos de la Quinta Dimensióna. A través del Kundalini -La energía liberada en la creación- Los chakras (puntos de energía del cuerpo) vitalizan el cuerpo estando asociados con la naturaleza física, emocional y mental.

La sexta dimensión:


Es la frecuencia que se ha llamado Crística o Búdica, porque es allí donde se llega el estado de remembranza total, donde se toma responsabilidad por el todo y se es el todo. Es un estado de conciencia compasiva, la famosa iluminación. Es el regreso a casa, al Ser Único. En sexta el proceso de evolución del Ser y el Todo se experimentan como Uno, es el lugar de la conciencia ilimitada y unificada. Esta frecuencia se manifiesta como individual y colectiva simultáneamente. La sexta dimensión es la creadora de las matrices morfogénicas que se manifiestan en otras dimensiones como tercera, segunda y primera. Estas matrices son las formas geométricas y las redes que llamamos geometría sagrada ,son los patrones geométricos de luz creadores de vida y responsables de su materialización.

La séptima dimensión: Es la frecuencia de la integración total, ya no quedan partes dispersas, la conciencia se experimenta multidimencionalmente, es decir se tiene conocimiento de las partes que alguna vez estuvieron desmembradas en el pasado con una nueva perspectiva de integración. Allí se encuentran los seres que están y son puro amor. Es una dimensión energética donde no existe la forma. Es la dimensión del reino Angélico y las conciencias de luz pura.

Mas sobre la Cuarta Dimensión: -El paso a 4-D- 

El sistema de creencias que sostiene la 3-D esta basado en concepto de separación, del tiempo lineal, de la fragmentación de la conciencia y de la realidad ilusoria, estas creencias han sido necesarias hasta ahora para la evolución humana .Pero como ya nos encontramos en transición hacia la 4D, estamos experimentando un proceso de integración que se manifiesta en forma cíclica. Cuando nos referimos a pasar es simplemente al hecho de hacer consciente esa otra densidad con su nuevo sistema de percibir y ver la cosas, porque en realidad no hay que ir a ningún lado, ya que todo esta en el presente, en el aquí y el ahora.

El despertar a 4D por lo tanto no es algo que se da de forma inmediata, es un proceso paulatino que se superpone. Habrá momentos en los cuales funcionemos con la conjunción de estos dos sistemas y otras donde prevalezca uno o el otro. Cambio de frecuencia planetario y proceso de ascensión En estos momentos a pesar de que la Tierra ya ha cambiado de frecuencia, nuestra conciencia no esta sincronizada todavía con la nueva energía.

Este es un proceso delicado, cuando la frecuencia terrestre y la de la conciencia humana no están en sincronía se produce una fricción temporaria, que de alguna manera explica los cambios bruscos que estamos viviendo a nivel global. Sin embargo, es solamente cuestión de tiempo, ya que el cambio esta programado genéticamente y la memoria celular conectada a la conciencia , está a la espera. Esta transformación de la cual estamos hablando también se ha llamado proceso de ascensión. La ascensión es básicamente un cambio de una realidad a otra...

Hay por lo menos tres escenarios posibles descritos para vivenciar la ascensión. Un escenario es el que dice que durante la ascensión el cuerpo físico se hará cada vez mas luminoso y etéreo hasta disolverse en la nueva realidad, una suerte de nacimiento a la inversa, que al llegar a esa nueva dimensión seremos recibidos por nuestros padres de cuarta que serán nuestros guías y guardianes hasta la edad de dos años terrestres. Otro es el que habla de la experiencia como resurrección, algo parecido a lo vivido por Jesús, es decir que todos vamos a morir y resucitar con una versión menos densa del cuerpo físico.

Los cambios Físicos:

Mucho se ha hablado de los síntomas físicos que acompañan esta transformación y de las mas variadas alteraciones que desafían los diagnósticos médicos. Lo cierto es que cada quien escoge según sus creencias lo que le toca vivir. Mientras mas resistencia opongamos y ocultemos nuestra sombra, así proporcionalmente será nuestra dificultad de adaptación a las nuevas frecuencias vibratorias. Una gran cantidad de energía lumínica entrando a nuestra atmósfera, explosiones solares intensas, cambios muy profundos en los ejes solares afectando nuestra magnetosfera, son las causas de estos cambios en nuestro cuerpo físico, que tienden a producir la transmutación necesaria para adaptarnos a esas nuevas energías.

Hoy en día nos encontramos realmente con un pie en tercera y otro en cuarta. Pero ¿cuales son las señales que nos dicen que estamos acercándonos a esa transformación? Una de las señales es el darnos cuenta de la sin cronicidad. En realidad todo sucede en el presente y todo es sincrónico, pero existen ciertos eventos mas resaltantes que son como el timbre del despertador, que nos permiten el realizar conexiones entre las cosas. Por ejemplo: cuando pensamos en alguien y esta persona nos llama por teléfono o aparece de visita inesperadamente. O deseamos comer cierto tipo de comida y llega un amigo y nos invita a comer justamente lo que estábamos deseando.

Anteriormente hablábamos de sueños vívidos y experiencias fuera del cuerpo, estos también son señales, unidos a las experiencias de bilocación, es decir la conciencia de encontrarnos en dos sitios simultáneamente o de omnilocación cuando nos sentimos tan expandidos que percibimos que estamos en muchas partes a la vez. Cambio en la percepción del tiempo, es el sentir una fluidez distinta , lo que llamamos tiempo fluido o circular, no lineal. Podríamos describirlo como cuando sentimos consecutivos a dos eventos distanciados en el tiempo.

Ejemplo: Nos encontramos en un lugar donde habíamos estado hace un año y sentimos que no ha pasado casi tiempo entre una ocasión y la otra. Pensamos en un evento del pasado y tenemos memorias tan vívidas como si hubiera sido ayer. Otra de las señales es que sintamos la necesidad de reunirnos con personas afines a nuestro sentir, buscar sanarnos emocionalmente, hacer terapia o interesarnos por libros de temas espirituales, algo que antes nunca nos hubiéramos planteado, esto es parte de la energía de unión propia de la conciencia crística. La búsqueda interna y la exploración de nuestra razón de ser, el conocer cual es nuestro propósito también es señal de que estamos viviendo el cambio.

Hay muchas otras señales que nos anuncian el cambio a 4D, pero se podría decir que la señal mas importante es nuestro cambio de percepción de la realidad con la conciencia de que no hay diferencia entre adentro y afuera.

Contactos ínter-dimensionales

A medida que las dimensiones se fundan y nuestra percepción de la realidad cambie, el contacto con seres que habitan en otras dimensiones se hará cada vez mas frecuente. Es parte de la conciencia de unidad. Un ejemplo hermoso y milenario, que ha sido una forma de comunicación interdimensional usada por nuestros antepasados aborígenes, es la de comunicación con las diferentes especies biológicas y minerales. Es decir cada vez es mas común que las personas sintamos empatía o que soñemos con alguna planta o animal, que nos sintamos atraídos por los cristales y rocas descubriendo sus cualidades y simbología.. En el universo de la cuarta dimensión los especies tiene una connotación simbólica que nos enseña cualidades de nosotros mismos, es decir en el mundo arquetípico cada ser tiene una frecuencia afín o disonante con nosotros que muestra algún aspecto de nuestra multidimensionalidad. El reconocimiento de esta vibración es parte de la sin cronicidad positiva propia de las nuevas dimensiones.

Otra forma de comunicación interdimensional es la de los contactos con seres extraterrestres. Mucho se ha hablado sobre este tema. Hoy en día se han clasificado las formas de contacto en: avistamiento de naves a distancia, avistamiento de naves en la cercanía, contacto directo físico con seres, el contacto telepático y la canalización de seres. También se ha descrito con quien hacemos contacto, sin ser exhaustivos, los contactos puede ser con nuestros yo futuros, con amorosos arcángeles, ángeles, seres de luz y maestros ascendidos, con extraterrestres amables, contactos con seres que nos atemorizan por su forma física como los Reptoides.

El poder integrar como parte nuestra esa gran variedad de especies, seres, energías y apariencias fantásticas, es parte del reto de unidad de conciencia que propone la cuarta dimensión.


Sendoshi Kurumada

No hay comentarios.: