domingo, 10 de febrero de 2008

Regresando a la Rutina

Bueno, antes de dar inicio al contenido de esta entrada, primero disculparme por la leve ausencia, así como por la poca actividad del Blog, durante los pasados Días.

La Razón; muy sencilla: desde mi regreso de Panamá he tenido varias cosas que hacer, además de que el regreso a la Universidad me a tenido algo prensado de tiempo. También tengo que agregar que esta semana he estado corto de inspiración; y no se me a ocurrido nada interesante para escribir. En fin, ya saben que a todos nos pasa...

Bien, ¿y que puedo contarles? realmente no mucho. A menos de un año de graduarme de mi primera carrera (Filosofía) debo decir que en lo que respecta a este ciclo 2008, las cosas ya se ven bastante prometedoras. Milagrosamente, mis profesores para este semestre, se ven bastante buenos; y no me tendre que preocupar de mediocridades por santo rato. Aunque ¡claro! la calidad trae consigo exigencia, por lo que intuyo que este ciclo estare apretado en materia de trabajos. Tanto mejor, Realmente quiero pulirme n_n.

Con respecto al acontecer de la pasada semana, solo destacan un par de días. El martes, fui a casa de Kiba en compañia de Marco, Mesías, Joyce y Esteban (Stier) en donde pasamos la noche platicando entre anécdotas y tragos. El miércoles me quede en casa jugando Zelda: The Phantom Hourglass (El único juego que tengo ahorita en mi DS), y el Jueves fui a clases y luego a casa.

El viernes comenzarón una vez más las Proyecciones en la Alianza - y como habrán notado, el señor Marco ya nos brindó la primera reseña-.

Ayer Sábado, lo dedique meramente a pasar apuntes de la Universidad, además de ordenar un poco el cuarto y de paso ponerme al corriente con mi lista de descargas. En la noche tenía pensado ir al Cine, pero dado a que desde el jueves me anda rondando la gripe, pospuse mi salida para la otra semana.

Como pueden ver, a sido una jornada sin mucho chiste; y las ganas de escribir no han sido las más Anheladas.

Espero que ya para mañana pueda sacudirme un poco la pereza, y me sienta con mejores bríos para escribir en la bítacora.

¡Hasta Entonces!
Sendoshi Kurumada

No hay comentarios.: