miércoles, 2 de abril de 2008

La depravación de la liberación

Harumi Nememoto, por si querían saberlo.

Perdonen que en estos días me haya alejado del templo, la verdad entre los estudios y recientes situaciones en mi vida no estado de ánimo como para postear nada que considere que valga la pena hasta este momento.

Hoy hablare de un tema que conozco muy bien, las perversiones. Realmente el concepto de pervertido puede llegar a tener muchas connotaciones, la gran mayoría muy peyorativas. No se trata de simplemente de hablar de fetiches y reírse con cara de depravado como en alguna caricatura (no digo que no lo haga solo que trasciende a eso). Tampoco es que estoy hablando de perversión como lo que corrompe al ser humano, sino de la perversión como parte de la vida de los seres humanos siendo estos completamente sexuales.

No me meteré en el asunto de psicoanálisis sobre la sexualidad o si los seres humanos nacemos con ideas “naturales” sobre lo que “debe ser” la vida sexual. Solo quiero hace un énfasis sobre lo oculto o la doble moral que hay acerca de este tema en la sociedad occidental.

No tengo idea de por que puse esta imagen pero creo que no importa

Si bien es cierto que vivimos en una sociedad llena de ejemplos e ideas sobre lo que “debe ser” el amor y el sexo dentro de lo que es la sociedad occidental, también pasamos una vida intentando llegar a lo que es correcto e incorrecto con respecto al cuerpo humano. Se idealiza como una realización de la vida en pareja dentro el discurso oficial el llevar a cabo el acto de concebir a otro ser humano, pero al otro extremo tenemos que es un acto impuro si se lleva a cabo si se tiene por el simple hecho de hacerlo.

También hay que aclarar que el sexo por el placer del mismo dentro del discurso oficial se presenta como algo completamente insatisfactorio y eso incluye la masturbación y cualquier acto homosexual. Todo este discurso de doble moral que evidentemente ha fallado puesto que los jóvenes siguen teniendo sexo y prueba de ello es el alto índice de natalidad entre los adolescentes.

Ahora viene la pregunta: ¿no funcionaria mejor decir la verdad?. El sexo efectivamente es placentero y es una vivencia. Forma en casi cualquier concepto parte de nuestras vidas sin importar mucho hacia donde se voltee; pero como todo este tiene consecuencias si no se lleva a cabo con responsabilidad y honestidad. Solo hay que imaginar cuantos embarazos no deseados se hubieran evitado de no ser por que a un joven le daba miedo ser visto como un pervertido por preguntar como se usa un condón o que un padre le dijera a su hijo que si siente mucha necesidad siempre puede masturbarse para liberar esa presión emocional que siente, lo digo para que no anden de calientes haciendo y deshaciendo por doquier, así como se le hubiera dicho a una joven para que supiera lo que es el placer físico para ella.

Aki Yuran Haciendo gala de su belleza infantil

A veces se puede sentir que toda la sociedad, todos los amigos y familiares están justo detrás de uno esperando que haga algo, a estos sumémosle el hecho de la presión de rendir bien para el placer del otro esto solo dificulta la vida en pareja. Es difícil conseguir una pareja por lo menos aceptable y ahora también hay rendirle cuentas a todos los que la conocen.

En lo personal siempre me he considerado más cínico que pervertido, por que una cosa es tener ideas sobre sexo todos los días y otra muy distinta es decirlas. Mi problema realmente es que digo todo lo que pienso así que se me sale mucho de estas ideas, pero hace bastante que dejaron de ser una obsesión, sobre todo comparándolo con tiempos anteriores.

Kurumi Mushirita. Y luego preguntan que por que uno es así

Podemos reírnos de la vida en todo aspecto y eso incluye lo que pasa en la alcoba y en otras partes de la casa. No por eso hay que tomarse muy apecho o personal todo lo que se dice. Bien dice el dicho: “no creas nada de lo que oigas y la mitad de lo que veas”. Es un derecho que quien sea pueda disfrutar del sexo y de su sexualidad sin ser reprimido de ninguna forma.

Todos los seres humanos podemos vivir como se nos de la gana, mientras que eso no dañe la libertad de los demás

¡ Disfruten su sexualidad !


Hideki "Cuando la de abajo se para la de arriba no piensa decía mi muy sabia bisabuela" Sama.

No hay comentarios.: