miércoles, 16 de abril de 2008

Vampirismo. Un toque de inmortalidad y sangre...

¡¡Gente espero que este todo bien!!

Hace poco subí al Blog un reportaje acerca de la inmortalidad. Dicho Post fue para mi agrado bien visto, así que después de leer Dracula -lo que inicio todo esto- me di al trabajo/placer de escribirles un post más, pero acerca de una de las mayores manifestaciones inmortales de la historia: El Vampiro y el Vampirismo.

VAMPIRO: El vampiro, es un ser que trasciende a la muerte y gracias a ello sus capacidades están más allá de lo humano. Él Vampiro puede regalar una muerte innoble, reducir al hombre a simple aliento, darnos la vida eterna y la juventud. Todo por arrebatarnos el alma y nuestra calidad humana. Esta es la leyenda que a lo largo de la historia nos ha llegado; ¿pero cual es la verdad detrás de todo esta mezcla de mito y realidad?


Según una encuesta internacional, la imagen del vampiro es una de las más conocidas e inconscientemente deseadas. Todos los países, todas las regiones en su lengua dan una palabra para este ser, y una formula para alejarlos y cuidarse de ellos.

Por norma general, la imagen común que tenemos de esta criatura, es la del vampiro alto, pálido, aristócrata de capa negra y mirada hipnótica. Drácula, el Nosferatu, ya esta en nuestras mentes. Toda la tradición indica que el vampiro fue un ser humano que murió en condiciones particularmente horribles; y fue transformado por un poder que nada en este mundo puede detener. El vampiro gana una vida eterna. Su mundo es frío, oscuro y solitario. Esto es porque el vampiro debe matar para continuar su extraña vida. Por eso las tradiciones más antiguas los tratan como a las plagas medievales, de las que se conoce su crueldad y su comienzo pero no su fin.

LOS ORÍGENES:

Toda historia tiene, por lo general algo de veracidad, aunque sea una pequeña porción. Para muchos investigadores, el verdadero Drácula fue Vlad Tepes, quien nació en Sighsoara, Rumania, algún día de 1431 (Otros autores aseguran que el lugar de nacimiento de Vlad Tepes fue Transilvania).

Su padre era un caballero de la orden del Dragón, y se ganó el apodo de "Dracul", que en buen rumano quiere decir "diablo". Vlad heredó el "honor" de su padre, y se pasó a llamar Vlad Draculea, es decir, hijo de Dracul. De todas maneras, la historia lo recuerda como Vlad Tepes, que significa "Vlad, el empalador". No en vano recibió ese nombre pues una de sus aficiones más adoradas era empalar a sus víctimas en su jardín. Este no es el único personaje tildado de "vampiro".

Existen otras historias que también nos hablan de estos seres. Por ejemplo, en el siglo XVII comenzaron a publicarse relatos sobre este tema; supuestamente verídicos. Uno de ellos relata la exhumación del cadáver de un vampiro ocurrida en Belgrado, en 1732: "Estaba inclinado hacia un lado. Tenía la piel fresca y rubicunda; las uñas largas y perversamente torcidas; la boca cubierta con la sangre absorbida la noche anterior. Por lo tanto se atravesó el pecho del vampiro con una estaca. Éste profirió un alarido terrible mientras la sangre brotaba abundantemente de la herida. Luego fue incinerado hasta que quedó convertido en cenizas". Quién crea esto debe estar muy enajenado.
Bueno, más tarde, el cristianismo le agregó al mito del vampiro un origen: estos eran cadáveres animados por un demonio. Como vemos, el tiempo fue dando forma a una leyenda que hasta nuestros días llega bastante remozada.

PRIMEROS VAMPIROS

En occidente el mito del vampiro no era una creencia muy enraizada. De hecho, según podemos leer en la obra de Daniel Cohen, "Enciclopedia de los monstruos", la palabra para definir vampiro en inglés apareció recién en 1734.

El primer vampiro de la literatura inglesa sería lord Ruthven, quien aparece en una novela escrita en 1819. El autor de este libro, llamado simplemente "Vampiro" fue John Polodori, doctor personal del poeta Lord Byron.

Más tarde, en 1847, apareció Varney, the Vampyre, que adquirió cierta popularidad al ser publicado como novela de folletín. Pero quien marcaría pauta y dictaría cátedra en esto de los vampiros sería Bram Stoker y su libro Drácula.(1897)...

Y acá volvemos con nuestro adicto al empalamiento, Vlad Tepes. Muchos autores afirman que es posible que Bram Stoker se haya basado en el empalador para crear su obra cumbre, que dicho sea de paso se convirtió en todo un éxito apenas fue publicada. No está demás decir que el castillo de Drácula en Bran, Brasov, Rumania, se ha convertido en un lugar de peregrinaje para todos aquellos que gustan del vampirismo. Es un centro turístico de importancia dentro de Rumania.

Es preciso mencionar que ciertas ideas que se tienen acerca de los vampiros son creaciones insertadas en trabajos literarios o películas de cine relativamente recientes. Entre estas ideas podemos tratar aquella que supone que los vampiros se pueden convertir en murciélagos.

Que sepamos, Vlad Tepes jamás pudo hacer semejante gracia.

De todas formas, no han faltado quienes creen en estas historias, y se han dedicado a la caza de vampiros. Es el caso del doctor Johannes von Lobel, quien participó en una cacería de "hombres-murciélago" en Serbia y dijo que era capaz de percibir un ligero pulso en los cadáveres que, en su opinión, eran de vampiros.

VAMPIROS MODERNOS

Una muestra de aquello nos la da en investigador español Manuel Carballal, quien en un artículo escrito en la revista Karma 7 nos señala una historia que da para pensar.

Víctimas de la creencia en los vampiros: En enero de 1973 John Pye, un joven oficial de la Brigada de Homicidios de la policía británica, acudió al número 3 de la urbanización "The Villes", en Stokeon-Trent, en lo que parecía un caso rutinario.

El cadáver de un hombre había aparecido en extrañas circunstancias.

Al llegar a la casa del fallecido, descubrió que el hombre sentía tal terror por la luz eléctrica que no utilizaba lamparitas en su casa. La habitación estaba sumida en la más absoluta oscuridad, así que tuvo que realizar la inspección ocular utilizando una linterna. A medida que el policía escrutaba cada rincón de la habitación, su asombro iba en aumento.

Pye descubrió extraños elementos entorno al cadáver: sobre las mantas, junto a la cara y entre las piernas, encontró bolsas de sal; el hombre había mezclado el mineral con su orina en diversos recipientes, y fuera, en el alféizar de la ventana, se veía un cuenco invertido que cubría una mezcla de excrementos humanos y ajo...

El cadáver encontrado pertenecía a Demetrious Myiciura, un inmigrante polaco, que 25 años antes había dejado su país para instalarse como ceramista en Inglaterra. Según el informe forense, Myiciura se había asfixiado con una cebolla en vinagre; el Juez de Instrucción consideró el caso como "inusual", a pesar de que existían precedentes de "personas que tragando la comida sin masticar se asfixiasen".

Sin embargo el joven policía John Pye, había continuado investigando. El aspecto de la habitación, que parecía una "fortaleza contra vampiros" le llevó a consultar bibliografía sobre el tema, y en un excelente tratado de Anthony Masters titulado "Natural History of the Vampire" -editado en Inglaterra un año antes-, Pye encontró la confirmación a sus sospechas: sal y ajo son los repelentes tradicionales de los vampiros, y la mezcla en el alféizar de la ventana de Myiciura debía atraerlos, para que luego se envenenaran con el ajo.

Cuando el policía puso al juez al corriente de sus descubrimientos bibliográficos, el magistrado ordenó un nuevo examen a la supuesta cebolla en vinagre, descubriendo así que en realidad se trataba de un diente de ajo. Como medida final para ahuyentar a los vampiros, el pobre y supersticiosos ceramista se había acostado con un diente de ajo en la boca, y el ajo le había causado la muerte por asfixia.Fin de la cita.

Para finalizar este pequeño recorrido por la historiografía vampírica, nos parece oportuno señalar que en la actualidad aún quedan algunas personas que creen ser vampiros, o al menos actúan como si lo fueran.

De hecho, se han reportado casos de jóvenes que han malentendido juegos de rol, por ejemplo, y terminan asesinando a sus compañeros, madres o parientes, para tomar su sangre. O también se puede mencionar a los asesinos en serie, quienes se caracterizan, entre otras cosas, por beber la sangre y comer partes de sus víctimas.

Casos que se cree reales de vampirismo

PETER PLOGOJOWITZ (un caso real)

En 1725, en la aldea de Kisilova, en el distrito de Rahm (hoy Slavia), los oficiales prusianos tuvieron que controlar un disturbio. La pequeña villa estaba alborotada por una racha de muertes misteriosas. Diez vecinos habían fallecido en apenas dos semanas tras sufrir breves enfermedades de 24 hs. Nueve de los muertos juraron en su agonía que habían sido visitados por la primera víctima, Peter Plogojowitz, un campesino bien conocido en la región, su propia viuda relató que pocos días después de ser sepultado, Peter volvió a la casa una noche y exigió sus zapatos. Todos los testimonios coincidían en que el difunto "un cuerpo y una cara sin descomponer, con las uñas y barbas aún creciendo".

Los minuciosos oficiales prusianos, labraron un acta con lo que los descontrolados campesinos decían:

Al desenterrar al sujeto Peter Plogojowitz, no se percibió ni el mínimo olor que anuncia la muerte y el cuerpo, Excepto porque su nariz estaba algo caída, no mostraba decadencia alguna, la piel se había caído y por atrás crecía una nueva. "No sin asombro vi sangre fresca en su boca, sin duda de sus víctimas".

El notario, acompañado de un pope ortodoxo, testificó el tratamiento que los campesinos dieron al cuerpo de Plogojowitz.
"Con gran celeridad afilaron una estaca y se la pusieron en el corazón del que surgió abundante sangre fresca, así como de sus oídos y de su boca, mientras el cuerpo se sacudía y movía. Luego lo quemaron hasta reducirlo a cenizas."


ARNOD PAOLE


Este es el caso de un hombre sencillo llamado Arnod Paole, un soldado Serbio que vivio a principios del siglo XVIII. Paole sostenía que mientras estuvo destinado en Gosswa, fue atacoado por un vampiro. La gente de esa zona creía que la unica manera de librarse de la influencia vampirica era comer algo de tierra de su tumba y rociarse de la sangre del vampiro.

Paole sostenia haber practicado el rito.Aparentemente el metodo debio funcionar y Paole pudo regresar a su hogar en 1727; pero al poco tiempo murió al caer de un alto carro cargado de heno. El acta de este caso nuevamente redactado por un oficial de justicia, se llama Visum et repertum (visto y descubierto) y es un clásico de la literatura especializada.

Según los vecinos de la aldea Paole había sido molestado por un vampiro mucho antes de morir y se había tratado su cuerpo, cubriendo con tierra de la tumba de su acosador.Parece que el remedio no dio resultado, porque un mes después de su muerte los vecinos comenzaron a denunciar que el muerto se les aparecía por la noches, y que ya había matado a cuatro campesinos.

"En presencia de su Hadnak (policía) los vecinos cavaron la tumba de Paole cuarenta días después de su muerte y lo encontraron completo, y con una frescura que parecía estar dormido, en la camisa, como en su cara se encontró sangre, así como en el interior de su ataúd." Como Paole mostraba las señales típicas del vampiro, los aldeanos le clavaron la estaca en el pecho. Ante el cual dio un audible grito y sangró profusamente, por lo que quemaron su cuerpo."

Los prevenidos aldeanos excavaron las tumbas de los cuatros campesinos supuestamente asesinados por Paole, y también realizaron el mismo acto. Pero el impresionante documento relata que la pequeña aldea no se salvó de la epidemia, ya que "el vampiro no solo ataca al humano, sino también bebe la sangre de los animales que, al ser comidos por los hombres, los enferma.

"El acta describe la horrible muerte de 17 personas de distintas edades. Los aldeanos tuvieron que desenterrar a cada nueva victima y realizar el ritual de la estaca y el fuego. En los viejos folios históricos que sobrevivieron a tantas guerras y revoluciones, se guardan en páginas amarillentas relatos similares en Grecia, Italia, España, Francia y todos los países del este europeo. Esas paginas cuentan la lucha de párrocos que hasta recurrieron a reliquias milagreras para detener a seres que una y otra vez, son llamados "hijos de la noche".

FRITZ HAARMAN

Nacido en Alemania en 1879, Fritz Haarman fue el sexto hijo de una familia pobre que ya desde pequeño mostró un gran odio a su padre. Haarman fue un niño muy problemático y sus problemas se fueron acentuando a medida que se hacia mayor.

A los 17 años se le detuvo por acosar a otros niños y fue ingresado en una institución mental. Poco tiempo después escapo y volvió a casa en donde se prometió con una joven a la cual dejo embarazada al poco tiempo. Al nacer el niño Haarman cancelo los planes de boda y se enrolo en el ejercito.Para alguien tan perturbado como Haarman, es sorprendente que se le diera tan bien el ejercito. Probablemente hubiera seguido allí de no ser por sus problemas físicos. Se le diagnostico una nurastemia que hizo que tuviera que dejarlo en 1903.

A partir de ese momento su vida cambio radicalmente. Se sabe que paso gran parte de la siguiente década en la cárcel debido a delitos de abuso a niños.

En 1918 Haarman conoció a un chapero llamado Hans Grans, que seria su compañero en sus orgías de sangre y violencia. Hans y Frizt atraían a chicos jóvenes hasta su casa en donde les daban una copiosa cena regada de grandes cantidades de alcohol, cuando la victima perdía el conocimiento Haarman se acercaba y le mordía el cuello para chuparle la sangre hasta que la victima moría.

Se estima que mato a unos 50 jóvenes, aunque solo se encontraron 27 cuerpos. Con el resto de los cadáveres los descuartizaron, los cortaron en filetes y los vendieron en los mercados como ternera. Todo esto ocurrió entre 1918 y 1924.


Lo que les delato fue que tiraban los huesos y calaveras a los canales y luego flotaban en la superficie, lo que hizo sospechar a la policía de Haarman que ya tenia un amplio historial delictivo.A Haarman se le condeno a morir decapitado en publico en 1924 debido a los propios deseos del reo. Grans solo fue condenado a 12 años de prisión.

Pueden o no exitir, las circustancias son sospechosas. Pero algo es sierto en las sombras cualquier cosa puede aparecer...


Geovanni "sin sangre" Notto .

2 comentarios:

Gurdiak Tinar dijo...

Muy bueno el artículo de los vampiros, sin embargo me gustaría hacer un comentario. Sobre la idea de que los vampiros pueden tranformarse en murciélagos, usted comenta que es relativamente reciente. Creo que esto depende que se considere "relativamente reciente" puesto que el mismo Stoker en su obra indica que drácula tiene la habilidad de convertirse en murciélago, perro y neblina entre otras cosas. Inclusive, en varias ocasiones se ve al conde en forma de murciélago en alguna ventana.

Abraham "Giovanni" dijo...

Cierto despues de que lei mas atentamente el libro me di cuenta...Gracias por la observacion...!!