jueves, 31 de julio de 2008

I wanna be a superhero!

Bueno lectores, estas dos semanas tuve la oportunidad de ver dos filmes que quería ver hace buen rato por distintas razones, el primero fue Batman The Dark Knight, el cuál me pareció malo *Se ponen los cielos nublados y Kiai es invocado con una espada de fuego y una bati-tarjeta de crédito de Batman & Robin XD*. Es broma, la verdad The Dark Knight es todo lo que esperaba y mucho más, solo me quejo de la cara de rottweiller de Christian Bale y su voz de papá Pitufo con cirrosis, pero esas son cosas a las que no se puede escapar. Pero como ya reviews de Batman sobran por todas partes, procederé a hacer uno de la otra película que ví, me refiero a la no tan popular Hancock.


Esta película fue estrenada el 4 de Julio aquí en nuestra Costa Rica. Fué dirigida por Peter Berg; y protagonizada por Will Smith, Jason Bateman (Arrested Development) y Charlize Theron (Northern Country).

De entrada tenemos como protagonista al muy popular (no tanto por los lares de mi gusto personal) Will Smith como Hancock, el ciudadano menos popular de Los Angeles (¿ese no era Schwarzenneger?). Este sujeto es un alcohólico, depravado, vulgar, poco aseado, desconsiderado y malhumorado; ¿se me olvida algo?, ah si, tiene superpoderes a lo superman.

A nuestro amigo no le importa la seguridad ciudadana ni el bien común, el solo dedica sus tardes y noches a beber la mayor cantidad de licor barato para despertar en las esquinas menos populares de L.A, y las pocas veces que intenta ayudar termina haciendo desastres mayores.
Todo esto hasta que un día conoce a un fracasado agente de publicidad (Bateman), a quién salva de morir aplastado por un tren, y este como agradecimiento decide someter a Hancock a una especie de Xtreme Makeover, para que la gente del mundo llegue a aceptarlo y quererlo.

En medio de todo esto, la esposa de Ray (nombre del publiscista), se opondrá por todos los medios a la cercanía del pésimo superheroe a su familia.
Aun así, y en contra de todos los pronósticos y la creencia de la gente, el buen Hancock habrá de cambiarse a sí mismo, y también cambiar al mundo en el proceso, todo por su deseo de ser reconocido por los demás.

El Review

De primera entrada, he empezado a comprobar mi teoría del desempeño de Will Smith en sus filmes, una de cal y otra de arena. La caracterización de Hancock fue buena, no perfecta, ni maravillosa, pero fue buena; claro que de vez en cuando tenía sus metidillas de pata, pero a este actor no le puedo pedir mucho (digamos que nunca le he tenido fe, y solo en "The Pursuit for Happiness" me sorprendió).

Charlize Theron como siempre me decepcionó a lo grande y de manera reiterada. No puedo creer que esta mujer hizo "Northern Country" y "Monster", es como si todo el talento se lo hubieran absorbido en "Aeon Flux" y nunca logramos recuperarla. Pésima actuación, una cara de enajenada durante todo el filme, quizá las mejores partes de ella fueron cuando estaba inconciente. Esto nos lleva a Jason Bateman. De Bateman nunca he exigido nada en un filme, así de simple. Su actuación es la tipica actuación de película familiar dominguera, nada que te haga querer sacarte los ojos, pero nada memorable tampoco (si no fuera por mi excelente memoria, ya probablemente la hubiera olvidado).

Pero bueno, una película puede sobresalir sin necesidad de excelentes actuaciones (vean el caso de la trilogía de The Lord of the Rings). Es aquí donde vamos a la parte importante, el filme en sí.

Siento que Berg hizo lo que pudo con este filme. Nos propone en un inicio una trama interesante que es la del hombre que desea ser superhéroe, pero la falta de fé en él por parte de la humanidad lo mantienen amarrado a su status de paria. Sin embargo, en cierto momento la película pierde su propia línea y se convierte en una historia de amor y entendimiento. Es este punto donde el filme flaquea y seriamente.La historia se vuelve predecible y algo trillada. Curiosamente el final era tan lógico que era casi como adivinar el desarrollo per minuto. A nivel de efectos especiales, Hancock es una más del montón, sin nada nuevo que ofrecer incluso hasta podría considerarse algo mediocre en este aspecto. Sonora y musicalmente sucede lo mismo lamentablemente. Creo que lo único que rescato es la fotografía, y después de esto, en detalles técnicos esta película se hunde sola.

Comentario Final

No voy a satanizar a Hancock, porque debo admitir que hasta cierto punto se deja ver. No es lo mejor en materia de superhéroes, pero tampoco es lo peor. Este es un filme dominguero que no les herirá ver, pero quizá en un mes ni siquiera se acuerden de él. Si deciden verlo (si es que aún está en cartelera), solo les recomiendo que vayan a pasar el rato, no esperando una experiencia increíble e innovadora.

Stier LaRA

No hay comentarios.: