lunes, 3 de noviembre de 2008

Reflexiones entorno a la Comunicación

Hace unos días, mientras ojeaba las noticias en CNN con respecto a las eleccciones en E.U; me llamo mucho la atención, la forma en como los medios de comunicación se esmeran tanto en controlar y definir el estilo de vida de los Seres Humanos. Pues bien es sabido que la comunicación es una actividad esencial en la vida de cualquier persona.

El punto no es tan sólo entender ¿que es la comunicación?, sino quien lo comunica y cómo se comunica.

Ante esta premisa, me permito compartir con ustedes, esta pequeña reflexión, entorno a la filosofía de la comunicación. Un análisis del fenómeno de los medios, y como afecta a nuestra cotidianidad.

"Sobre la necesidad de los medios de comunicación, en los individuos de la sociedad moderna”

La insistencia de la televisión y demás medios, de formar una cultura “a Priori” entorno a como debe ser definido el “ser humano”; a ido creando poco a poco la idea de que, sin un individuo no habla, viste o se comporta de cierta manera, no esta acorde a los parámetros pre-establecidos por la sociedad moderna. Algo que lamentablemente ha ido opacando la esencia de las personas de hoy día.

Ahora bien, para la especie humana, al sintetizar su experiencia dialéctica, ocasiona que los individuos salten de un estado de “No-comunicación”; a uno de Comunicación. Con el único fin de sentir como su existencia sienta lugar en un modelo de sociedad colectiva.

Este problema se presenta con fuerza en la etapa de la Adolescencia. Y por lo general suele extenderse hasta la edad adulta. Pues conforme nos relacionamos con otros individuos; nuestros intereses cambian. Y este cúmulo de intercambios también enfrenta necesidades nuevas y obliga a generar satisfacciones ante los otros.

Es en este marco, en donde la Comunicación; plantea el surgimiento de un lenguaje cualitativo y universal; que obedece a una dialéctica común de la producción de ideas. Nada hay en la comunicación que no sea al mismo tiempo una herramienta epistemológica.

La propia construcción de una nueva conciencia, y el intercambio de expresiones ante un proceso de socialización; hace de la comunicación de los medios; un motor de conocimiento humano.

Es en este caso en donde los medios, se nos presentan como los componentes centrales que expresan el “cómo” y “por qué”; de la búsqueda permanente de motivaciones ó valores de “vida”. La búsqueda de algún fin material o espiritual concreto, incluso, a veces, confuso.

Algo que muchas veces es tomado a la ligera por la conciencia de los individuos. Dejando por debajo la identidad de la persona en la mayoría de los casos.

La influencia extraordinaria entorno a la comunicación, se ve sometida históricamente a vaivenes ideológicos de todo tipo. Enfocados a las crecientes necesidades que demandan los individuos, según sea su contexto histórico.

La mayor parte de las tergiversaciones en sus significados devienen de separar cada concepto de su matriz histórica, que desfiguran la sintaxis existente entre el individuo y su Trabajo. Lo que absuelve al ser humano de su individualidad y por el contrario le da unidad a partir de su práctica colectiva.

¿Qué tanto influye la televisión y los medios en las decisiones del público?

Demasiado. Y para comprobar esto, basta con dar un vistazo en los productos que consumo; nos daremos cuenta que la mayoría de ellos (sino es que todos) son las marcas que más publicidad tienen, los que vemos constantemente en la televisión, o bien lo que escuchamos en la radio y leemos en revistas.

La afluencia de ideas a las que estamos expuestos día con día; son las que definen en cierto grado el papel histórico y cultural de una determinada sociedad. Pues bien sabido es que para la construcción cultural de cada país, los ciudadanos están forjados, a como la sociedad globalizada exige que estén constituidos.

Este importante acontecimiento -y que muchos dicen esta a punto de desplazar a nuestra Propia cultura-, crece aún más con la llegada de cada vez más y mejores medios (Internet). O simple y llanamente por el efecto del expansionismo y globalización de intereses.

Pero para que esta masa pudiera volver obsoleta a la cultura de raíces, tendría que ponerse al alcance de todos, cosa que no es muy probable ya que para tener acceso a todos los medios es necesario tener un mínimo de conocimientos y educación además de ser algo más costoso.

Hablar de globalización es referirnos al hecho de que en hoy en día podemos saber qué es lo que pasa en el otro lado del mundo, conocer distintos lugares y unir a todos en una sola ideología.

La teoría y práctica de la información colectiva, así como el intercambio y la comunicación que no devengan de la razón autónoma; merecen entrar al callejón de las sospechas y los debates críticos. Especialmente si se privan de estudiar el sentido original, y la explotación y degradación de un Individuo; ante la verdadera esencia de su cultura.

La comunicación; en el sentido mismo de la unidad intelectual entre ciencia, filosofía y Arte; no se enceguece con los espejismos del poder para incidir en la necesidad histórica de construir un contexto nuevo de la sociedad.

Por el contrario debe trabajar como punto de partida para el estudio de la reconstrucción de la identidad; así como un verdaderamente compromiso de análisis y síntesis para la transformación de mundo hacia un nuevo orden de la Comunicación, y reivindicación de individuo humano.

No habrá transformación real de la Comunicación si no hay transformación real de la sociedad. La conciencia y práctica de una transformación revolucionaria en materia de Comunicación debe expresar tanto los rasgos positivos como negativos de una sociedad. Y no ligarse meramente a la formación de estereotipos.

La Comunicación debe también entender la preocupación de los individuos. Ilusiones para movilizar a la organización, la responsabilidad, la autocrítica y sobretodo, la obligación por el conocimiento.

Sendoshi Kurumada

1 comentario:

JAY dijo...

Recuerdo las clases de Estrategia de Medios, que mas bien se deberian llamar Estrategias de Manipulacion Colectiva, curso que me marco y me hizo sentir asco hacia la industria de la publicidad.

En realidad la publicidad es causa y consecuencia de la sociedad. No es malo publicitar un producto, lo malo es generar falsas espectativas o jugar con los valores o creencias de los individuos.

Si uno ve cualquier canal de tv, en especial tv por cable, ve gente que lleva un estilo de vida AJENO AL QUE LLEVA LA MAYORIA DE LA GENTE.

Cuantos realmente ganamos 250.000 dolares o mas al año, salimos a comer a sitios caros cuando nos da la gana, manejamos un auto del año y vamos a Europa solo con quererlo. Son aspiraciones de la mayoria de la gente, pero solo un grupo pequeño de personas logran esa aspiracion.

Por supuesto inconcientemente se nos dice que hay que tener esa vida para ser feliz, para ser amado y para ser aceptado, y de ahi viene la insana presion por el exito, el consumo desmedido y todos los demas males del capitalismo moderno.

La felicidad no esta en lo material, sino como me dijo un dia nuestro sabio amigo R.Spiral, la felicidad es una meta diaria, que se logra en el espiritu y se refleja en todo lo demas... saludos.