martes, 3 de febrero de 2009

Sobre la Incompetencia Burocratica y otras cosas de la vida diaria...

El cuento de nunca acabar... filas, sellos, formularios y boletas. Que lejos de mantener un orden, solo apelan a la complejidad para hacer las cosas...


¡Saludos!

Después de un fin de semana bien ajetreado, volvemos hoy Martes para soltar las primeras actualizaciones de esta semana.

Antes de comenzar a darle al tema (y de paso explicar el porque del titulo de esta entrada) nada más comentar un poquitos de cosas entorno a la vida diaria.

Bien, en primera línea contarles que muy a mi pesar esta es la última semana que tengo de vacaciones. Pues a partir del próximo Lunes comienzan una vez más, las clases en la Universidad. Es probable que este semestre sea uno de los más importantes en lo que llevo de carrera. Pues sí todo sale bien y las cartas se lanzan a mi favor; puede que para finales de este año ya pueda graduarme. Así que voy a esforzarme bastante para que así sea.

Aparte de eso comentarles que para aquellos que leyerón mi lista de propositos de año nuevo; mencionar que uno de los tantos puntos que coloque en dicha lista ya a sido saldado. Pues he matriculado el curso de Diseño de páginas Web que tanto quería.

De hecho, ya llevo dos clases del mismo. El curso es los sábados en la mañana, es semestral y la verdad tiene muy buena pinta. La idea es aprender bastante para poder conseguir un mejor trabajo y de paso implementar más cosas en el Templo.

Ahora bien. La semana pasada mientras revisaba el periódico en la sección de empleos; recibí una gran noticia. Pues el Banco de Costa Rica me había enviado una notificación de que la Caja del Seguro Social aún me debía dinero de la pensión de mi madre.

Dicha noticia no podía ser más grata. Pues en tiempos de crisis, los dineros extras son más que bienvenidos.

Aún así, con todo y el alegrón; el llevar a cabo estos tramites siempre resulta tedioso. Pues es inevitable no toparse con el cancer de la Burocracia. Algo que en las instituciones gubernamentales es pan de cada día....

Ahora, debo aclarar que no tengo nada en contra de los Funcionarios públicos. Pero si me molesta la actitud que se toman en ocasiones para con la atención a los clientes.

Citemos por ejemplo mi caso. Les decía líneas arriba; que el banco me había notificado sobre un remanente de la pensión de mi mamá. No obstante, para poder hacer efectivo ese dinero, el Banco me pedía que presentará un Certificado de Beneficiarios y una copia del acta de defunción de mi madre.

Con el acta no tuve problemas. Pues desde el 2007 tengo varias copias de este documento. Sin embargo en el caso del Certificado, era necesario ir a las oficinas de la caja para obtener una copia.

Es aquí donde empieza el suplicio. Pues como ya muchos sabrán las oficinas de Seguros y Pensiones; siempre son instituaciones latosas.

Ese día me levante a eso de las 8 de la mañana para estar temprano en las oficinas de la caja. Un horario bastante prudente que me ahorraría trabajo. Como no sabía muy bien donde tenía que solicitar el documento, pase a la ventanilla de información para que me orientarán.

Muy amable el caballero me indico, que lo que yo necesitaba estaba disponible en la Plataforma de Servicios. Sin menor apuro tome una ficha y me coloque en la interminable fila. Donde tuve que esperar segundos, minutos y horas para ser atendido, sumándome a la impaciencia colectiva.

Resulta curioso ver como; sí bien es cierto que para estas cosas es mejor ir temprano por la mañana; de nada sirve la puntualidad o la eficiencia cuando los funcionarios publicos no tienen una buena actitud a la hora de ayudar a los ciudadanos.

Pero volvamos. Tras hacer una fila de una hora y media; es cuando comienza el segundo calvario. Pues al llegar a la ventanilla y solicitar el documento, la muchacha me dijo que ese tramite no se realizaba en plataformas. Y que por favor acudiera a la Oficina de Pensiones.

Muy encolerizado fui a quejarme con el encargado del puesto de información. Una prueba de que los funcionarios de estas instituciones pecan de no tener idea de que es lo que están haciendo. Pero bueno... digamos que un error lo comete cualquiera y que el joven que me atendió no sabía muy bien lo que hacía.

Tras externarle mi queja al gerente de información, se me permitió pasar de inmediato a la oficina de pensiones y así recuperar el tiempo perdido. No obstante el hombre que me atendió no tenía idea de lo que le estaba solicitando.

Con mucha paciencia le explique, lo que el Banco me pedía. Mi sorpresa fue grande al darme cuenta de que el hombre no sabía como es que se debía entregar un Certificado de Beneficiarios.

¿Funcionarios publicos que no tienen idea de que consiste su trabajo?

Aunque no lo crean es cierto. Y les digo no es la primera vez que me pasa. Es más, ¡¡no soy el único al que le pasa!!.

Tras casi 15 minutos de explicaciones que no iban a ningún lado; el funcionario me hizo llenar un formulario que no sirvió para nada. Consulto con sus superiores y y lo mejor que me supieron decir; es que fuera al Juzgado de Trabajo haber si podían ayudarme.

Más enojado que agradecido; me retire de las oficinas y me fui al Juzgado. Donde otra vez se repitió la misma historia. Más filas, boletas y explicaciones que no llevaron a nada. Harto de tanta vuelta, opte por solucionar el asunto directamente en el Banco.

Donde al final resulto que lo que el Banco solicitaba (el bendito certificado de Beneficiario) no era eso. Simplemente ocupaba mi carné de asegurado, él acta de defunción de mi mamá y la cédula.

RESULTADO: El dinero en cuestión me será depositado a mi cuenta el próximo 11 de Febrero.

Ahora bien, a modo de comentario; esta claro que esta experiencia, le otorga certeza a las palabras que me dijera una vez mi antigua profesora de Español cuando estaba en el colegio:

"La Burocracia no funciona. Solo sirve para que las cosas fáciles se tornen dificiles"

Y es que no importa si son de un ente público u otro. Si son de un país o de varios; el hecho es que los estructuralismos gubernamentales son desprestigiables.

Válgame decir que en cada generalidad existen sus excepciones. Pero estas lo único que logran, es confirmar la regla. De nada sirven los métodos si quienes los aplican son incompetentes por naturaleza.

Y es que uno de los mas grandes problemas que tienen las instituciones publicas de hoy día, es que cuando no saben como hacer algo, "le pasan la bolita a otra". Cuando en teoría deberían trabajar para aprender a resolver aquello que no pueden.

Mejor aún, dejar de ser tan holgazanes (porque no miento al decir que en las instituciones publicas hay muchos), por lo que su trabajo siempre es realizado en una empresa por alguien más. Realmente es necesario aprender hacer bien las cosas.

Ahora, tampoco es que todo sea malo en el campo de la Burocracia. Pues a fin de cuentas es una herramienta reguladora de servicios. El problema radica en que estos campos, siempre hay individuos que son incompetentes por conveniencia.

Son aquellos que saben hacer bien las cosas pero prefieren no hacerlas para evitar la fatiga. En todo caso su trabajo es realizado por ellos mismos cuando se llega con alguna carta de recomendación; ó si hay superiores observando de por medio.

Y aunque no soy persona de favoritismos, cuando veo este tipo de situaciones no puedo ocultar lo mucho que admiro en ocasiones a las Empresas Privadas. Que sí bien es cierto son más caras, al menos brindan un servicio más que decente. Igual dudo que pueda haber una empresa, que se libre de estos problemas. Pero auto-justificar los errores tampoco es algo que se deba tomar a la ligera.

La burocracia ha de ser sometida a un permanente estado de auto-control y auto-censura; ayudar a que los funcionarios cumplan con su papel y brindarle un mejor servicio a los usuarios de la misma. Confiemos que un futuro, así sea...

¡Saludos!

Sendoshi Kurumada

3 comentarios:

Cucho Games dijo...

Hola Sendo, ya despues de leer tu post. Me intriga algo.

¿Usted dedujo que debia ir a la CCSS o se lo notificaron?

¿Antes de semejante martirio, te tomaste la molestia de llamar al ente que te contacto? digo yo, porque si me llaman del MOPT, no voy a ir al MINAE.

¿Sabias que para evitar todo ese trajin existen los telefonos y son muy practicos?

Ahora, concuerdo en que la BC puede resultar un lastre.

Mas tu observacion de la empresa privada es erronea. Le doy ejemplos de incompetencia: City Bank, Cable Tica, Credomatic. Solo por citar los que e vivido personalmente.

El proceso es una cadena, en el momento en donde falle un solo eslabon, destruye todo lo demas,tal cual lo ilustraste. Espero que tanto ajetreo no sea el cumplable de tu enfermedad reciente.

Enfin Sendito, mejor una llamadita que nada cuesta antes de lanzarce al mundo de lo desconocido. ;(

Sendoshi Kurumada dijo...

Mae Cuchito, muchas gracias por la observación; pero efectiamente llame por teléfono a todas las entidades correspondientes antes de lanzarme a tan tortuosa odisea.

Creame que siempre soy muy precavido en ese tipo de detalles, para así no perder el tiempo ni llevarme colerones.

No obstante, con todo y las llamadas teléfonicas; parece que la incompetencia, trasciende hasta en los medios de comuncación. Y aún cuando hice las llamadas, nadie supo darme la información adecuada. Pero bueno... Al final pude resolver mi problema.

Respecto a las empresas privadas, concuerdo en que no todas son una joya. Pero al menos en mi caso me he encontrado menos problemas en estas, que en el sector publico.

Por suerte ya mi salud va mejorando, así que gracias por la preocupación.

¡Saludos!

Cucho Games dijo...

Ok Sendo, saludos. cuidese, porque me contaron que la pasaste muy mal