miércoles, 29 de abril de 2009

PIRATAS: señores del Mar



Despues de un largo receso en el sentido de la mitología; vuelvo con este articulo acerca de los temidos y respetados PIRATAS; espero que lo disfruten.

Piratería en la Antigüedad

Los documentos más antiguos sobre piratería son las hazañas de las personas que recorrieron el mar Egeo y el Mediterráneo en el siglo XIII A. De C. En la antigüedad clásica, los tirrenos y los tracianos eran conocidos como piratas. La isla de Lemnos resistió largamente a la influencia griega y permaneció como refugio para los piratas tracianos. En el siglo I A. De C. existían estados piratas a lo largo de la costa de Anatolia, lo cual amenazaba el comercio del imperio romano.
En un viaje a lo largo del Mar Egeo en el ano 75 A. De C., Julio Cesar fue secuestrado por los piratas sicilianos que lo mantuvieron prisionero en la isla de Pharmacusa.

Mantuvo una actitud de superioridad mientras estuvo cautivo. Cuando los piratas decidieron pedir una recompensa de veinte talentos, se dice que Cesar insistió en que valía por lo menos cincuenta talentos, y los piratas entonces subieron el precio. Luego de que el rescate fue pagado, Cesar reunió una flota, persiguió y capturo a los piratas y los puso en prisión. El Senado invirtió a Pompeyo con los poderes para lidiar con la piratería en el ano 67 A. De C., y Pompeyo, después de tres meses de guerra naval consiguió suprimir la amenaza.

En el siglo III, los ataques de los piratas a Olympos (ciudad de Anatolia) llevaron empobrecimiento. Entre algunos de los piratas más famosos estaban los Ilírios, que vivían al oeste de la península balcánica. En constante acecho en el mar Adriático, los Ilírios causaron muchos conflictos con la república romana. No fue sino hasta el 68 A. de C. que los romanos finalmente conquistaron Iliria y la convirtieron en provincia, terminando con su amenaza.

A comienzos del año 258 D. de C., la flota gótica arrasó con los pueblos de las costas del Mar Negro y del Mar de Mármara. La costa egea sufrió ataques similares unos pocos años después. En el año 264 los Godos llegaron a Galatia y a Capadocia, y los piratas góticos arribaron en Creta y Chipre. En el proceso los godos tomaron enormes botines y se llevaron miles de personas en cautiverio.

En 286 D. C., Carausius, un militar romano comandante de origen galo, fue asignado al comando de la Classis Britannica, y dada la responsabilidad de eliminar a los piratas sajones y francos que habían estado atacando las costas de Armorica y la Galia belga.En la provincia romana de Britania, San Patricio fue capturado y esclavizado por piratas irlandeses.


Antiguos guerreros polinesios atacaron pueblos de la rivera y la costa. Usaron el mar para sus tácticas de golpe y huida, como lugar seguro de retirada en caso de que la batalla no les fuera favorable.

Los bien conocidos y escurridizos piratas de la Europa medieval eran los vikingos, guerreros y habitantes de Escandinavia. Atacaban las costas, los ríos y las ciudades de todo el oeste europeo hasta Seville. Los vikingos incluso atacaron costas del norte de África y de Italia. También asolaron toda la costa del Mar Báltico, subiendo por los ríos de Europa del Este hasta el mar negro y Persia. La falta de poderes centralizados en toda Europa durante la edad media favoreció a los piratas.

Después de las invasiones eslavas de la península balcánica en la quinta y la sexta centuria apareció una tribu eslava establecida en la tierra de Pagania entre Dalmatia y Zachlumia en la primera mitad de la séptima centuria. Estos eslavos revivieron los antiguos hábitos ilirios y atacaban a menudo en el mar Adriático. En el año 642 llegaron a invadir el sur de Italia y atacaron Siponte en Benevento. Sus asaltos en el Adriático se incrementaron rápidamente, hasta que todo el mar llegó a ser inseguro para viajar.

Los ‘Narentinos’, como se los solía llamar, se tomaron más libertades en sus asaltos mientras la Armada Veneciana estaba en el exterior, y también cuando estaban en sus campañas en aguas sicilianas en el período 827 a 882. Tan pronto como la flota Veneciana volvía al Adriático, los Narentinos abandonaron temporalmente sus hábitos, incluso firmaron un Tratado en Venecia y su líder pagano fue bautizado y se convirtió al Cristianismo.

En 834 o 835 rompieron el tratado y volvieron a atacar a los comerciantes venecianos que retornaban de Benevento, y todos los intentos de Venecia por castigar a los Marians en 839 y 840 fallaron. Luego atacaron a los venecianos más seguido, junto con los árabes. En 846 los Narentinos irrumpieron en Venecia y asaltaron la ciudad de Kaorle. A mediados de Marzo del año 870 secuestraron a los emisarios del obispo romano que volvían del Concilio Eclesiástico de Constantinopla. Esto causó acciones militares por parte de los bizantinos contra ellos, lo cual llevó a su conversión al cristianismo al final.


Luego de los ataques árabes en la costa Adriática en el 872 y la retirada de la Armada Imperial, los Narentinos restauraron sus ataques a las aguas venecianas, causando nuevos conflictos con los italianos en los años 887 y 888. Las tradiciones de la piratería narantina fueron conservadas incluso cuando estuvieron en Serbia, sirviendo como los mejores guerreros de la nación. Los venecianos continuaron luchando contra ellos inútilmente a través de los siglos X y XI. En 937, los piratas irlandeses se aliaron con los escoseces, los vikingos, los galeses y los pictos cuando invadieron Inglaterra. Athelstan los derrotó. En el siglo XII las costas del oeste de Escandinavia fueron invadidas por piratas eslavos de la costa sudoeste del mar Báltico.

H. Thomas Milhorn menciona a un cierto inglés llamado William Maurice, acusado de piratería en 1241, como la primera persona que se sabe que fue colgada y descuartizada, lo cual indicaría que el entonces rey Enrique III tenía una visión severa sobre este crimen.

Los ushkuiniks eran los piratas novgorodianos que saqueaban el Volga y el Kama en el siglo XIV.
Ya en tiempos bizantinos los Maniots –una de las poblaciones griegas más grandes- eran conocidos como piratas. Los Maniots consideraban la piratería como una respuesta legítima al hecho de que su tierra era pobre. Las principales víctimas de los maniots fueron los Otomanos pero también atacaron naves de países europeos.

Las tribus Haida y Tlingit, que vivieron a lo largo de la costa del sur de Alaska yen las islas del noroeste de la Columbia británica, eran tradicionalmente conocidos como guerreros feroces, piratas y comerciantes de esclavos, y llegaron hasta California.


Piratería en el Este de Asia

Desde el siglo XIII los Wokou japoneses hicieron su debut en el este de Asia, iniciando invasiones que persistirían por 300 años.

La piratería en el sudeste de Asia comenzó con la retirada del mongol Yuan después de ser traicionado por sus aliados javaneses. Los oficiales navales abandonados, que eran mayoritariamente miembros de tribus cantonesas y de Hokkien, establecieron sus pequeñas pandillas cerca de los estuarios de los ríos, principalmente por protección. Reclutaron gente local así como también soldados conocidos como ‘lang’ (lanun) para establecer su fortaleza. Sobrevivieron mediante la utilización de sus bien entrenados pugilistas, así como sus habilidades marineras y de navegación. Su fuerza y fiereza coincidieron con el crecimiento del comercio marítimo de sedas y especias.

Sin embargo, las flotas piratas más famosas del este de Asia fueron las de los chinos durante la dinastía Qing. Las flotas piratas crecieron y se hicieron cada vez más poderosas a lo largo del siglo XIX. Los efectos a gran escala que la piratería tuvo sobre la economía china fueron enormes. Los piratas devastaron el comercio chino, cuyos puntos de florecimiento fueron Fujian y Guandong. Las flotas piratas ejecutaron la hegemonía sobre los pueblos de la costa, y recaudaron dinero mediante impuestos y extorsiones.

En 1802 el terrible Zhen Yi heredó la flota de su primo, el capitán Zheng Qi, cuya muerte ayudó al crecimiento de la influencia de Zheng Yi en el mundo de la piratería. Zheng Yi y su esposa, Zheng Yi Sao (quien heredaría eventualmente el mando de su confederación pirata) formó una colisión que, para 1804, llegó a tener diez mil hombres.

Su fuerza militar era suficiente para combatir contra la fuerza naval de Ping. Sin embargo, la combinación de hambruna, con la oposición de Ping, y las riñas internas llevaron a la ruina a la piratería china alrededor de la década de 1820, y desde entonces nuca llegó a tener ese nivel. Los marineros Bugi del sur de Sulawesi eran famosos por ser piratas que viajaban lejos hasta llegar a Singapur o a las Filipinas en busca en botines. Los piratas de Orang controlaban los cargamentos de los barcos en el Estrecho de Mañacca y en las aguas cercanas a Singapur.

Los piratas Malay y del mar Kayak atacaban cargamentos en las aguas entre Singapur y Hong Kong.

Piratería en Europa del Este

Un ejemplo de república pirata en Europa del siglo XVI hasta el siglo XVIII fue Zaporizhian Sich. Situado en las remotas estepas, estaba poblada por campesinos ucranianos que habían huido de sus amos feudales, forajidos de toda clase, fugitivos, esclavos de las galeras turcas, etc. Lo remoto del lugar y los rápidos del río Dnepr guardaban al pueblo de invasiones. El principal objetivo de los habitantes de Zaporizhian Sich, que se llamaban a sí mismos ‘Cosacos’, eran las ricas tierras en las orillas del mar Negro del imperio Otomano y el Khanate de Crimen. Hacia 1615 y 1625 los cosacos consiguieron levantar ciudades en las afueras de Estambul, forzando al sultán otomano a huir de su palacio. Los cosacos liderados por Stenka Razin llegaron a devastar las costas persas incluso.

Piratería en el norte de África

Los piratas de Berbería eran corsarios que operaban desde el norte de África, en los puertos de Túnez, Trípoli, Algiers, Salé y Marruecos, y atacaban los cargamentos de las naves que iban hacia Asia alrededor del siglo XIX. Los pueblos costeros en general, y las costas de Italia, España y las Islas Mediterráneas eran atacados frecuentemente por ellos, por lo cual muchos estrechos de las costas italianas y españolas eran abandonadas casi por completo; luego del 1600 los piratas entraban ocasionalmente al Atlántico y llegaron a atacar en Groenlandia. Según Robert Davis entre un millón y 1.25 millones de europeos fueron capturados por los Berbería para ser vendidos como esclavos en el norte africano y en el imperio otomano en los siglos XVI a XIX. Los corsarios más famosos fueron los otomanos Hareddin y su hermano mayor Barbarroja, Turgut Reis, Kurtoglu, Kemal Reis, Salih Reis y Koca Murat Reis. Algunos piratas Barbary, como Jan Janszoon y John Ward, eran renegados cristianos que se convirtieron al Islam.

Según un análisis legal reciente de la Corte Suprema de los EEUU, los norteamericanos trataron de capturar a estos corsarios como prisioneros de guerra, lo cual indica que eran considerados como corsarios legítimos por al menos algunos de sus enemigos, así como también por sus países de origen.

Piratería en el Caribe

En 1523 Jean Fleury atrapó dos navíos que llevaban tesoros aztecas desde México hasta España. La era clásica de la piratería en el Caribe se extiende desde 1560 aproximadamente hasta mediados de la década de 1720. El período durante el que los piratas fueron más exitosos se dio entre el 1700 y 1730. Muchos piratas llegaron al Caribe después del fin de la Guerra de Sucesión española. Muchas personas se quedaron allí y se convirtieron en piratas poco después de eso.


Otros, los bucaneros, llegaron a mediados del siglo XVII y trataron de ganarse la vida por medio de la agricultura y la caza en Hispaniola y las islas circundantes; presionados por los ataques españoles y la posible falla de sus medios de vivir, se volcaron a una ocupación más lucrativa. La piratería caribeña surgió a partir de los conflictos sobre el comercio y la colonización entre los poderes rivales europeos entre los que se contaban Inglaterra, España, Holanda Francia y Portugal. La mayoría de los piratas era de origen inglés, holandés o francés.

Debido a que España controlaba la mayor parte del Caribe, muchos atacaron ciudades y barcos que pertenecían al imperio español. Algunas de las bases piratas más famosas estaban en Nueva Providencia, en las Bahamas desde 1715 hasta 1725, Tortuga fue establecida en la década de 1640 y Port Royal después de 1655. Entre los piratas del Caribe más famosos se encontraban Edgard Teach o ‘Barbanegra’ y Henry Morgan.

La vida como pirata



En el imaginario popular moderno, los piratas de los períodos clásicos eran grupos rebeldes y astutos que operaban fuera de la burocracia de la vida moderna. En realidad, muchos piratas no consiguieron riquezas y murieron jóvenes. A diferencia de las sociedades occidentales del tiempo, muchas bandas piratas se manejaban con una democracia limitada. Tanto el capitán como el contramaestre eran elegidos por la tripulación.

El capitán de un barco pirata a menudo era un luchador fiero en quien sus hombres podían confiar y no una autoridad más tradicional elegida por unos pocos. Sin embargo, cuando no estaban en batalla, el contramaestre era el que tenía la autoridad. Muchos grupos de piratas compartían todo lo que tomaban; los piratas lastimados en batalla recibían una compensación especial, una especie de ‘seguro médico’. Generalmente todos estos términos era acordados y escritos por los piratas, pero estos artículos podían ser usados como pruebas de sus actividades ilegales. Los piratas aceptaban forajidos de las sociedades tradicionales, quizás reconocían con facilidad a los espíritus afines a ellos.

Alrededor de un 40% de la tripulación pirata estaba formada por esclavos ‘liberados’ de comerciantes capturados.


Aunque los piratas atacaban muchos barcos casi ninguna enterraba sus tesoros o botines. A menudo el ‘tesoro’ robado consistía en comida, agua, alcohol, armas, y ropa. Otras cosas que robaban eran elementos caseros como jabones, sogas y anclas. Por esta razón no había necesidad de enterrar sus bienes.

La época clásica de la piratería coexistió con el surgimiento del imperio británico que necesitaba que sus navíos mercantes transportaran mercancías para proteger a sus barcos comerciales de los piratas y de los corsarios. Las condiciones de vida en los barcos eran horribles, incluso bajo los estándares del siglo XVII; los marineros estaban mal alimentados, la comida infectada, frecuentemente sufrían de escorbuto o de otros desordenes nutricionales, y podían contarse entre los afortunados si salían del servicio sin una herida que los discapacitara. Los capitanes británicos eran conocidos por haber sido extremadamente brutales, poseían un poder casi soberano sobre su barco y muchos no temían abusar de ese poder.

Para llenar las naves, los oficiales obligaban a los jóvenes a reclutarse para reemplazar a la tripulación perdida. Las espantosas condiciones de vida, las constantes amenazas a la vida, y la brutalidad del capitán y sus oficiales llevaron al límite a muchos hombres. Al poseer habilidades marineras, no tolerar la autoridad absoluta, y estar desapegados de su tierra muchas tripulaciones se amotinaban durante un ataque y se ofrecían a sí mismos y a su nave como tripulación pirata.

Finalmente el pirata no es un simple marinero ni siquiera cae en nivle de ladron, tenian su codigo, sus leyes y se regian por un forma de trabajo interesante.

Algunos Piratas y corsarios famosos:

1-Captain Thomas Anstis
2-Louis-Michel Aury
3-Alice "Pirate Aunty" Fish
4-"Black Sam" Samuel Bellamy
5-Stede Bonnet
6-Anne Bonny
7-Roche Brasiliano
8-Nathaniel Butler
9-Jacob Collaart
10-Zheng Yi Sao

Fuente de Información: Pilar Guiroy.

Editado Por:

Abraham "Geovanni" Notto.

1 comentario:

carlosloarte dijo...

WENISIMO el trabajo¡¡ queria informarme sobre el tema por un trabajo en la u y esto meayudo pero queria pedirles si tienen alguna refernecia de la musica de los piratas en realidad mi trabajo consiste en la musica que hacian ..quiero saber si me pueden dar info sobre esto les agradecere mucho mi mail pet159@hotmail.com