jueves, 23 de julio de 2009

Revolucion Cubana: La Libertad en pie de Lucha



REVOLUCION Y AGALLAS: EL PAIS QUE SI PUDO.

Gracias a la particularidad de este blog, y a la flexibilidad de temas que manejamos, se me dio la oportunidad en este caso de publicar un ensayo universitario propio (curso de historia de la Cultura y otro llamado Historia de la Guerra Fría) en el cual pude investigar mucho acerca lo que las potencias han hecho y como los “tercermundistas” que no valemos nada, luchar por la libertad.

Liberta que en teoría la tenemos en papel, cosa que la practica parece que no y gracias a este ensayo uno se da cuenta de la lucha viene desde la concepción de una sociedad fuerte y con deseos de no someterse al mejor postor; esta serie de artículos viene a ejemplificar una serie de datos históricos sobre aquellos países que derramaron sangre por conseguir ser libres o por lo menos lucharan por ello.

“Aquel proceso mediante el cual un país, nación cansado de que una potencia se meta en sus asuntos y no solo eso que se aprovecha de sus recursos, personas y hasta valores, pesa en la decisión de entablar una ofensiva para lograr una liberación desde varios estratos de la sociedad y esto lleva a la verdadera soberanía y aunque el mundo te de la espalda la verdadera lucha nunca se termina y es mas cada ves se valoriza mas aunque los costos sean altos.”

La Revolución Cubana el Proceso Revolucionario:

A partir de 1959 Cuba se convirtió en un país socialista liderado por Fidel Castro, si bien, por extensión, también se considera como tal al conjunto de radicales transformaciones que el gobierno de aquél provocó desde entonces en la isla.

El golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, que derribó a Carlos Prío Socarrás (1948-1952) e impuso la dictadura de Fulgencio Batista, fue el germen sobre el que habría de tener lugar la Revolución Cubana. A partir de estos acontecimientos, el descontento del pueblo cubano fue en aumento y no concluyó hasta el triunfo definitivo de los revolucionarios.

El 26 de julio de 1953, con el asalto al cuartel de Moncada, comenzó la insurrección contra la dictadura de Batista. El ataque, dirigido por Fidel Castro al mando de unos 200 hombres, fracasó y su jefe fue condenado a 15 años de prisión en la isla de Pinos (renombrada en 1978 como isla de la Juventud).

Amnistiado en 1955, Castro se exilió en México, creó el Movimiento 26 de Julio, reorganizó a los insurgentes y entró en contacto con el revolucionario argentino Ernesto Che Guevara. En diciembre de 1956, a bordo del yate Granma, Castro desembarcó en la playa de las Coloradas, situada en la ensenada del Turquino (en el extremo suroriental de Cuba), y se adentró en sierra Maestra.


Allí recibió el apoyo de buena parte del campesinado y comenzó una guerra contra el gobierno que duró dos años. La isla estaba, en este periodo, completamente entregada al capitalismo estadounidense, que controlaba el 90% de las minas y de las haciendas, el 40% de la industria azucarera, el 80% de los servicios públicos y el 50% de los ferrocarriles y de la industria petrolera.

A fines de 1958, la guerrilla asentada en su base principal de sierra Maestra, así como el denominado II Frente Oriental, había acabado prácticamente con la resistencia del Ejército de Batista. El 8 de enero de 1959, Castro entró en La Habana, de donde ya había huido el dictador Batista a Santo Domingo, y se designó presidente a Manuel Urrutia Lleó, aunque el poder efectivo estaba en manos del principal dirigente revolucionario, que pronto se convirtió en primer ministro.




En julio de 1959, Urrutia, descontento por la negativa de Castro a celebrar elecciones, fue sustituido por Oswaldo Dorticós. El nuevo gobierno adoptó medidas radicales: Ley de Reforma Agraria, que entregaba la tierra a los campesinos, creación de un Ejército nacional y alfabetización de la población.

En 1961, fracasó el desembarco de bahía de Cochinos, un intento de invasión de la isla organizado por la agencia estadounidense CIA, y Cuba pasó a convertirse progresivamente en un Estado socialista cada vez más vinculado con la otra superpotencia: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). En 1962, los soviéticos instalaron rampas de misiles en la isla, las cuales, ante el bloqueo dictado por el presidente John Fitzgerald Kennedy, fueron finalmente desmanteladas, resolviéndose de este modo la gravísima vicisitud internacional planteada entre Estados Unidos y la URSS que pasó a ser conocida como crisis de los misiles.

En 1965, en sustitución del Partido Unido de la Revolución Socialista, se constituyó el Partido Comunista de Cuba, de carácter marxista-leninista, con Castro como secretario general. Como cabeza de la revolución comunista en el Tercer Mundo, Cuba intervino militarmente en diferentes conflictos: Angola, Congo, Guinea-Bissau, Somalia, Etiopía, Mozambique y Yemen del Norte.

Desde diciembre de 1991, y aun desde algunos años antes, la disolución del principal valedor y apoyo internacional del régimen cubano, la URSS, agravó los problemas socioeconómicos de la isla, lo que no impidió que la aplicación de los principios marxistas-leninistas de Castro (quien, desde 1976, no sólo encabezaba el gobierno, sino la misma jefatura del Estado), así como su decidida política exterior de signo antiimperialista (entendida ésta como un claro enfrentamiento ante las decisiones boicoteadoras estadounidenses), fuera el comportamiento habitual del gobierno de Cuba.

::Los Actores::

Ernesto Che Guevara

Revolucionario y líder político latinoamericano, cuya negativa a adherirse tanto al capitalismo como al comunismo ortodoxo le convirtió en un héroe de los nuevos grupos izquierdistas que surgieron en la década de 1960. Convencido de que la revolución era la única solución posible para acabar con las injusticias sociales existentes en Latinoamérica, en 1954 marchó a México, donde se unió al Movimiento 26 de Julio, grupo integrado por revolucionarios cubanos exiliados a las órdenes de Fidel Castro.

Opuesto enérgicamente a la influencia estadounidense en el Tercer Mundo, su presencia fue decisiva en la configuración del régimen de Castro y en el acercamiento del régimen cubano al bloque comunista, abandonando los tradicionales lazos que habían unido a Cuba con Estados Unidos.

Fidel Castro

Fidel Castro tomó el poder en Cuba en 1959 al caer el régimen de Fulgencio Batista. Castro se declaró marxista-leninista en 1961; instituyó reformas agrarias socialistas y nacionalizó propiedades estadounidenses por un valor aproximado de mil millones de dólares. Esta acción provocó tensiones con Estados Unidos, que apoyó una conspiración para derrocar a Castro y aplicó un embargo económico sobre Cuba, intensificado al respaldar la Unión Soviética el régimen castrista. El dirigente cubano se mantiene firmemente en el poder mientras que la hostilidad entre el régimen cubano y Estados Unidos prosigue.

Además tenemos a:

Carlos Rafael Rodríguez (1913-1997), político cubano. En 1944, fue ministro sin cartera del gobierno de Fulgencio Batista.

Fulgencio Batista (1901-1973), político y militar cubano, presidente de la República (1940-1944; 1952-1959).

John Fitzgerald Kennedy (1917-1963), político estadounidense, presidente de Estados Unidos (1961-1963), una de las principales personalidades de los primeros años de la década de 1960, su magnicidio conmocionó a buena parte de la opinión pública mundial.

Manuel Urrutia Lleó (1901-1981), político y magistrado cubano, presidente de la República (1959). Nacido en Yaguajay (Las Villas), fue magistrado de la Audiencia de Santiago de Cuba.

Nikita Serguéievich Jruschov o Nikita Serguéievich Kruschev (1894-1971), político soviético, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) desde 1953 hasta 1964, y jefe de gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (1958-1964).

Oswaldo Dorticós (1919-1983), político y abogado cubano, primer presidente de la República (1959-1976) tras la Revolución Cubana.

Raúl Castro (1931 en adelante), militar y político cubano, uno de los principales protagonistas de la Revolución Cubana junto al que fue su máximo dirigente, su hermano Fidel Castro. Actualmente ocupa el lugar de su hermano “provisionalmente” en el gobierno Cubano.

Sin mencionar a serie de personas que con valor y sacrificio dieron sus vidas en la lucha por la liberación en la Cuba de hoy, y que para muchos son los mayores héroes; héroes sin nombre que marcaron la pauta en un país que quiso ser verdaderamente libre.

Mas allá de que si el gobierno cubano es duro y que es autoritario, mejor nos damos la vuelta en el pasado y vemos lo que una potencia imperialista pretendía con ellos, demos la vuelta y veamos lo que se sacrifico a favor de ser LIBRES en su mas pura forma y veamos que lo que se formo con bases y lucha con una idea clara de lo que se quería dio frutos, tal ves muchos no entendamos puesto que no lo hemos vivido de la misma forma, pero la valentía de un pueblo como el cubano y su “revolución” dejo, deja y dejara marca en un futuro. Me disculpo de antemano si se me escapan datos, este es solo un resumen del proyecto en si y mi idea es hacer pensar que la lucha no acaba.




Abraham “REVOLUCIÓN” Geovanni Notto.

8 comentarios:

JAY dijo...

Interesante tu articulo sobre Cuba. Recientemente tuve una fuerte discusion con mi padres sobre este tema, ya que el es un anticastrista de los bravos. Yo creo al igual que vos que Cuba es un pueblo valiente, y por cubano hablo de los que viven en Cuba, no de los que salen huyendo a la Florida en balsas.
Fidel tiene sus defectos, pero tambien virtudes, y creo que si no lo han matado sus compatriotas es porque aprecian el cambio, aunque no gocen de muchas libertades y todavia vivan economicamente limitados.
Marquen mis palabras, cuando el embargo caiga Cuba va a ser la China de America.

Abraham "Giovanni" dijo...

Mae si, no se puede quitar el hecho de que muchas libertades aun son un sueño el pais,pero ademas de esto han avansado en muchos temas como medicina y deporte, creo que todo tiene que tener un precio; ojala parte de este valor que tienen su nos pegue un poco.

Bimago dijo...

¿Mae de pura casualidad ud estudia en la UCR? :p

Abraham dijo...

no amigo!! Estudio en la Uned y fue parte de un curso de Historia.. XD

Sendoshi Kurumada dijo...

Mae Bimago no se ofenda, pero con todo respeto ese comentario si estuvo tonto.

El hacer una reseña sobre la Revolución Cubana; es una nota de caracter cultural muy rica e interesante de conocer y nada tiene que ver con la forma de pensar de los estudiantes de una universidad en particular...

Bimago dijo...

No me ofendo Sendoshi, todo lo contrario, pienso que (para variar) ud peca de prepotente con su respuesta desmedida (¿por qué brinca así, papito, si esta llano?), asi que no le presto atención.

Buen artículo, como consejo Abraham trata de personalizarlo un poco más para la próxima, estoy seguro de haber leído mucha de la info que expone en varios libros del tema en la UCR.

Tuanis por la UNED y siga con temas tan interesantes.

JAY dijo...

Bimago, yo se que los de la UCR tienen fama de comunistas, cualquiera entiende el sarcasmo en su comentario.

Pero sepa que en la UCR tambien hay un monton de neoliberales capitalistas y derechistas como usted.

Ademas libros sobre la Revolucion Cubana se pueden conseguir en cualquier parte, no solo en la UCR, y creo que en esta Universidad tambien uno puede encontrar libros de Kissinger y otros teoricos de derecha sobre la maligno que es el regimen cubano.

Abraham "Giovanni" dijo...

No importa si es de un lugra o tro, el hecho es que lo que queria exponer, es la idea de que si pais desea hacer algo solo, puede!!! en todo caso nmo hay que ser de la UCR O LA UNED O DONDE sea, para reseñar la idea de u un pueblo.. en todo caso no me considero ni derechista ni comunista...de hecho ningun tipo de gobierno es funcionla, veamos el caso de honduras y su "democracia", en todo caso la idea de que un pàis sea lo suficientemente valoroso para oponerse a un estado capitalista en su maximo poder como el caso de USA en los años 60 es de valorar, en todo caso no estoy ni a favor ni encontra de ningun gobierno, solo que me parece claro que la gente puede tomar deciciones propias.