miércoles, 30 de septiembre de 2009

"Zaguates" ticos tendrán su monumento en San José


Como amante que soy de los animales, es normal que este tipo de noticias atraigan mi atención. Así que aprovechando que no hay mucho que hacer después de una molesta clase de Lógica; me tome la libertad de publicar esta curiosa nota que encontre hace unos días en La Nación.


Piezas de arte inspiradas en historias reales de perros callejeros

A partir del sábado 17 de octubre seis coloridos y simpáticos zaguates de hierro se ubicarán en el bulevar de la avenida central para rendir homenaje a los cientos de perros callejeros que deambulan por las calles del país.

El conocido artista costarricense Francisco Munguía fue seleccionado para diseñar y crear el Monumento al zaguate , un conjunto de seis caricaturas escultóricas en hierro que se ubicarán al costado sur del Mercado Central en San José.

Las esculturas están inspiradas en tristes historias reales de perros callejeros que ahora tienen un hogar seguro.

“Este proyecto forma parte de varias iniciativas para ayudar a los animales desprotegidos en San José. Existe un gran rechazo hacia los zaguates , la gente no quiere adoptarlos. Estas obras de arte público llaman la atención sobre la urgencia de rescatar del abandono a estos animales”, comentó Munguía.

Los seis zaguates de hierro se colocarán en una hilera y cada uno de ellos estará montado sobre una base de concreto.

Hijos de la calle. Esta singular pandilla canina está inspirada en las historias de Bobi , Ewok , Tábata , Shampu , Pauleta y Oso , seis de los 23 perros que Munguía y su esposa Deborah Portilla recuperaron del abandono y la agresión para darles todos los cuidados necesarios en su propia casa.


“En las calles estos perros fueron víctimas de maltratos, enfermedades, envenenamientos, violencia, pero ahora reciben todas las atenciones y el cariño que merecen. Su calidad de vida es otra”, afirmó el artista.

Las historias de estos animales son conmovedoras.

Bobi fue encontrado en una campaña de castración en La Carpio y tenía su nariz mutilada. “Nadie lo quería adoptar por no tener nariz. La mala noticia para nosotros fue que una infección complicó su estado de salud y, el pasado viernes, tuvimos que aplicarle una inyección para que muriera sin dolor porque ya estaba muy mal. La escultura será un homenaje póstumo a nuestro querido Bobi ”, afirmó el artista.

Otro de los perros, Oso , llegó a la casa de Munguía luego de que su dueño se lo regalara por no poder hacerse cargo de él.

“Oso era la mascota de un un indigente del parque de Guadalupe y lo trajo aquí con la pata quebrada después de que un carro lo atropelló. Como ya no depende de la comida de los basureros, ahora se ve mucho más respuesto”, dijo Munguía.

La agresividad y la ansiedad que experimentan muchos perros callejeros es el resultado de los traumas causados por los maltratos y la falta de cariño.

Este es el caso de Shampu , un zaguate que deambulaba por las calles de Siquirres en un estado de estrés tan grave que se arrancó la cola de un mordisco.

Un encierro prolongado en una diminuta jaula provocó serios trastornos de comportamiento a Pauleta , pero hoy ya puede disfrutar de su libertad. Aunque hoy corre y brinca feliz en su nueva casa, Tábata vivió días difíciles cuando fue abandonada a su suerte y un carro la atropelló amputándole una de sus patas. Y finalmente está Ewok , que fue decomisado de una venta callejera en un día lluvioso. “Lo estaban ofreciendo a un precio muy alto, como si tuviera pedigrí. Era un cachorro y ni siquiera tenía dientes”, recordó Munguía.

El proyecto es organizado por la Asociación El Arca de Noé y la Municipalidad de San José





¡Saludos!
Sendoshi Kurumada

1 comentario:

Abraham-Franky Aniki!! dijo...

Mae que Gran Iniciativa!!! Me parece un paso grande... al cuido de estos animales. Que excelente articulo.!!