jueves, 17 de junio de 2010

Dante: "La vision del otro lado del Espejo". El Paraiso Perdido...

Largas semanas me han tocado mi puerta y no son bienvenidas. Es la verdad; la acumulación de trabajo y Universidad agotan cuerpo, mente y espíritu. Y eso es justo lo que me a alejado un tanto del templo.

De hecho encuentro altamente relajante sentarme a escribir. Estas semanas el tema único es el que ya sabemos, pero aunque me gusta este tema único, quise dejarlo a un lado; esto ya que durante el tiempo libre que logrado tener, me he dedicado a la lectura de varios libros que deje a un lado y retome. Pero antes, cuando estaba buscando uno de ellos "La Puerta de Ishtar" (una historia épica Babilónica, encontré mi querida Divina Comedia, es curioso como no pude alejar de mi mente el hecho de querer leerla. Y claro... me senté.



Dos semanas después la termine con el encanto y gusto que siempre me lleva esta historia, del Maestro Dante.

Curiosamente tuve que (junto con esta historia) leerme otra ya de mis favoritas "El Paraiso Perdido" de John Milton. Una de las mas grandes obras que he tenido la suerte de leer.

Pero volviendo al tema; quería compartir un poco acerca de esta visión del Cielo e Infierno de Dante, junto con el poema del señor Milton.

Primero este fragmento que me encanta:

"¡Oh, millares de espíritus inmortales!! ¡Oh, potestades a quienes sólo puede igualarse el Todopoderoso! Aquel combate no careció de gloria, por más que su resultado fuera desastroso, como lo atestiguan esta mansión y este terrible cambio que me es odioso expresar. [...] De hoy más, ya conocemos su poder como conocemos el nuestro, de modo que no provoquemos ni rehuyamos con temor cualquier guerra a que se nos provoque. El mejor partido que nos queda es el de emplear nuestras fuerzas en un secreto designio: el de obtener por medio de la astucia y del artificio lo que la fuerza no ha alcanzado, a fin de que en adelante sepa por lo menos que un enemigo vencido por la fuerza sólo es vencido a medias."

Las cosas tan increibles que da la literatura , madre de la fantasia y via de sueños, ahora seguimos con Dante. Su vision de los niveles base.

Cada una de sus partes ó cánticos (Infierno, Purgatorio y Paraíso), está dividida en cantos, a su vez compuestos de tercetos.

INFIERNO

La primera parte narra el descenso del autor al Infierno, acompañado por el poeta latino Virgilio, autor de la Eneida, a quien Dante admiraba. Acompañado por su maestro y guía, describe al infierno que tenía una forma de un cono con la punta hacia abajo y los nueve círculos que poseía en los que son sometidos a castigo los condenados, según la gravedad de los pecados cometidos en vida, en el último círculo "judesco", Dante describe que había una especie de palacio en el cual se hallaban los que traicionaban a sus bienhechores y allí se encontraba Lucifer, él lo describe como un demonio de tres cabezas y dentro de la boca de la principal se hallaba Judas, al cual mordía con sus filosos colmillos como un juguete de plástico, y se escuchaban gritos de dolor por parte de Judas.

Dante encuentra en el Infierno a muchos personajes antiguos, pero también de su época, y cada uno de ellos narra su historia brevemente a cambio de que Dante prometa mantener vivo su recuerdo en el mundo; cada castigo se ajusta a la naturaleza de su falta y se repite eternamente.

La sola imaginacion de un hombre ha de crear toda una mitologia como lo es lel infierno, como Dante pudo imaginar y detallar cada postura infernal y en ella darle casa a mucho personajes, que para los que la han leido son muy representativos.



Ahora como apoyo otro fragmento del Paraiso perdido, porque crear esta union de literatura, porque ambas te dan una vision muy amplia de un mundo que va mas alla de una simple teoria o fundamento, porque la imaginacion y la literatura le dan vida a un mundo tan basto que no puede solo ser dicho sino imagino, y hasta ser palpable.

Expulsión del paraíso

"Del costado de Miguel pendía, como un resplandeciente zodiaco, la espada, terror de Satanás, y en su mano llevaba una lanza. Adán le hizo una profunda reverencia; Miguel, en su regio continente, no se inclinó, sino que explicó desde luego su venida, de esta manera: -Adán, ante la orden suprema de los cielos, es superfluo todo preámbulo; bástete saber que han sido escuchados tus ruegos y que la muerte que debías sufrir, según la sentencia, en el momento mismo de tu falta, se verá privada de apoderarse de ti durante los muchos días que se te conceden para que puedas arrepentirte y resarcir por medio de buenas obras un acto culpable. Entonces será posible que, aplacado tu Señor, te redima completamente de las avaras reclamaciones de la muerte. Pero no permite que habites por más tiempo este paraíso; he venido para hacerte salir de él y enviarte fuera de este jardín a labrar la tierra de la que fuiste sacado y el suelo que más te conviene".

PURGATORIO

En esta segunda parte, Dante y Virgilio atraviesan el Purgatorio, una montaña de cumbre plana y laderas escalonadas y redondas, simétricamente al Infierno. En cada escalón se redime un pecado, pero los que lo redimen están contentos porque poseen esperanza. Dante se va purificando de sus pecados en cada nivel porque un ángel en cada uno le va borrando una letra de una escritura que le han puesto encima. Allí encuentra a famosos poetas, entre ellos a Publio Papinio Estacio, autor de la Tebaida.


Esta parte comienza propiamente con la salida Infierno a través de la natural burella. Dante y Virgilio llegan así al hemisferio sur terrestre (que se creía por completo bajo las aguas), donde en medio de las aguas se haya la montaña del Purgatorio, creada con la tierra utilizada para crear el abismo del Infierno, cuando Lucifer fue expulsado del Paraíso tras revelarse contra Dios. Tras salir del túnel llegan a una playa, donde encuentran a Catón el Joven, que se desempeña como guardián del Purgatorio. Teniendo que emprender el ascenso de la empinada montaña, que resulta imposible escalar, tanto es empinada, Dante le pregunta a algunas almas cuál es el pasaje más cercano; pertencen al grupo de los negligentes, los muertos en estado de excomunión, que viven en el Antipurgatorio.


Dice el Paraiso Perdido.

"Prefiero Gobernar en los infiernos que Servir en los cielos, el Arcangel Lucifer".

PARAÍSO

Libre de todo pecado, Dante puede ascender al Paraíso, lo que hace junto a Beatriz en condiciones que desafían las leyes físicas, encadenando milagros, lo cual es más bien natural dado el lugar en el cual se desarrolla el poema. Dentro del recorrido será de hecho de gran importancia que el nombre de Beatriz signifique "dadora de felicidad" y "beatificadora", pues en esta sección de la Comedia ella releva a Virgilio en la función de guía. En efecto, a través de este personaje, el autor expresa en los treinta y tres cantos de la sección varios razonamientos teológicos y filosóficos de gran sutileza.

Sin embargo, el poeta expresa desde un principio la gran dificultad que significa transmitir el recorrido emocional y físico de trashumanar, es decir ir más allá de las condiciones de la vida terrena. Sin embargo, confía en el apoyo del Espíritu Santo (el buen Apolo) y en el hecho de que pese a sus falencias, su esfuerzo descriptivo será emulado y continuado por otros (canto I, 34). En la introducción del canto II, el autor reitera que para entender las alegorías de la obra es indispensable tener de antemano muy amplios conocimientos en las materias que se van a tratar (II, 1-15).

El Paraíso está compuesto por nueve círculos concéntricos, en cuyo centro se encuentra la tierra. En cada uno de estos cielos, en donde se encuentra cada uno de los planetas, se encuentran los beatos, más cercanos a Dios en función de su grado de beatitud. Pero las almas del Paraíso no están mejor unas que otras, y ninguna desea encontrarse en mejores condiciones que las que le corresponden, pues la caridad no permite desear más que lo que se tiene (II, 70-87). De hecho, a cada alma al nacer Dios le dio cierta cantidad de gracia según criterios insondables, en función de los cuales gozan aquellas de los diferentes grados de beatitud. Antes de llegar al primer cielo el poeta y Beatriz atraviesan la Esfera de fuego.

Adán, Eva y el árbol del conocimiento del Bien y el Mal

Adán, el primero de los hombres, al dirigir estas frases a Eva, la primera de las mujeres, hizo que Satanás aguzara los oídos para escuchar las palabras de aquella nueva lengua:

-¡Oh, mi dulce compañera, única con quien comparto todos estos placeres, y a quien amo más que a ellos!


"Preciso es que el poder que nos ha hecho, y que ha hecho para nosotros este vasto mundo, sea infinitamente bueno, tan generoso como bueno, y asimismo tan liberal en su bondad como infinito. Él nos ha sacado del polvo y nos ha colocado aquí, en medio de toda esta felicidad, cuando por nuestra parte no hemos merecido nada de su mano, ni podemos hacer nada de que pueda Él tener necesidad: no exige de nosotros otra cosa que un solo deber, una fácil obligación; que de todos cuantos árboles producen en el paraíso frutos variados y deliciosos, nos abstengamos únicamente de tocar el árbol del conocimiento del bien y del mal, plantado cerca del árbol de la Vida: ¡tan cerca de la vida crece la muerte! ¿Y qué es la muerte? Alguna cosa terrible, sin duda; porque, como tú no ignoras, Dios ha dicho que tocar el árbol del conocimiento del bien y del mal es lo mismo que morir. Esta es la única prueba de obediencia que nos ha impuesto entre tantas facultades de poder y soberanía como nos ha conferido".

En este punto final, veo lo contradictorio del Paraiso, la sola idea de que el hombre pierda su inosencia y busque la logica y el conocimiento para hace que se gana el Paraiso, un hombre ignorante es una carga cuando no busca dejar su ignorancia. Por otro lado la vida del hombre cuando acude a su Razon se vuelve precaria ya que cada persona es un individuo con valores que no lo dejan a veces diferenciar que su Razon no siempre es la correcta.

El Paraiso, para Adan estaba al lado de Eva, pero fue ella quien al final lo tento, es un hombre debil o un hombre que simplemente se dejo llevar por la cosa que para el era su Paraiso, era Eva una mujer despresiable por tomar aquel conocimiento o era una mujer con ganas de saber y lograr salir de su ignorancia.

Es Dios malvado por dejar un arbol de tentacion en su Paraiso fisico y hacer que sus hijos lo vieran con desden, o simplemente Dios confiaba como un buen padre de sus hijos quienes le fallaron, es Lucifer el señor de la tentacion, hijo dela soberbia que por su venganza timo a los hijos de su gran enemigo y la ves su mayor meta. O es Lucifer un ser que vio que su Dios no era justo con sus hijos y intento darles la capacidad de decidir por ellos aunque esto mas alla de Dios les traieria dolor y sufrimiento.

Cada ves que leo ambos cuentos (poema Paraiso Perdido), me lleno de preguntas e ideas, la mente vieja por las interminables vias que es el laberinto mental que uno mismo crea con tal de buscar las respuestas a estas interrogantes.

No es mi intencion en este analisis desacreditar la existencia de un Dios o un contrario, no es mi meta desmentir algun libro, ni siquiera es mi intencion ser un agente que cause la disputa de unos y otros. Es simplemente en mi humanidad, en mi necesidad de encontrar la razon, las respuestas a mis propias preguntas. Cada dia me doy cuenta que este mundo es una enorme telaraña de conocimiento, preguntas, dudas, respuestas; las mentes de estos hombres en sus maravillosas obras me traen ala mente un sin numero de ideas que son plasmadas en la vida que me gusta seguir.

Finalmente no tomen a mal. Si sus creencias son fuertes no pueden ser derribadas. Sean cual sean sus creencias o no creencias, la vida y la razon fundamentada son las herramientas ideales en esta vida. Eso es justica y orden y ala ves caos y desorden, un circulo infinito que nos envuelve en vaiven interminable hasta que nuestra vida se extingua, pero talves sea solo el paso a algo mas. No se pero si tenesmos una vida ojala sea para grandes cosas y hay que aporvecharla asi como lo hicieron estos dos grandes.

Franky "Reflexiones de la vida, del conocimiento y de la Mente" Cyborg

No hay comentarios.: