jueves, 17 de junio de 2010

"El otro y yo"...

Ema Frost les dice que lean esto.



Para empezar y sin nada que ver con el tema mis buenos amigos, quiero decirles que el hecho de que haya un anónimo pendejo por ahí odiando la manera en que escribo o me expreso me hace estar más inspirado para escribir regularmente.

Bueno señores, lo primero quiero proponer este postulado, axioma o verdad: Ante los ojos de los demás todos comenzamos siendo objetos, este es claro que es solo una generalización, siempre habrá el domingo siete que dice que esta afirmación no es cierta, está en su derecho de hacerla por la imposible posibilidad de verificar que cada sujeto en el mundo no vea al otro como objeto, supongamos condiciones de indiferencia en sociedades avanzadas y que por lo menos en un momento de nuestras vidas hemos visto a los demás como objetos.

Ahora que pensamos que el otro es solo lo que deseo que sea, es muy diferente la interacción con los demás. La sociedad ya no es una maquina moldeadora de mentes, es un medio de supresión de consciencias para que estas puedan vivir en colectivo. Es más de eso “todos quieren se cacique pero nadie quiere ser indio”, dentro de este espacio que busca la supervivencia de sus miembros es completamente y en más de una ocasión sacrificables dentro de parámetros bien establecidos las libertades individuales, en palabras mundanas, hay cosas que simplemente por más que un individuo busque hacer la sociedad donde vive no se lo va a permitir por que su individualidad es sacrificable, un conjunto de individuos con fines comunes son el comienzo de una sociedad, no un individuo, uno viviendo solo no ES nada amenos de que otro reconozca su existencia aunque sea como objeto.

Hay veces que hay que saber cuando se nos llama a ser objeto y aveces no es tan malo como suena, ¿verdad Peter?.....¿Peter?

Pero sigamos avanzando, ya armamos esta sociedad donde uno como individuo es uno, pero uno es mucho menor que muchos y el único momento que su sacrificio es reconocido como un atentado social es si la razón por la cual lo sacrificaron puede llegar a afectar a más miembros de la misma sociedad. No es importante que asesinen a cualquier tipo, es importante que asesinen al hijo de X diputado por que eso quiere decir que los verdaderos miembros de la sociedad están en riesgo. Dentro del importante parámetro que se me olvido mencionar, “miembro” de una sociedad es solo aquel cuya participación es directa y representativa, es decir; que algo hace dentro de la misma. Para todos los demás no existe ni master card.

Sí bien esto es más como la sociedad y la cultura nos obliga a observarnos como objetos, medios para que otros acaparen el poder u otras cosas, lejos de ser una posición desventajosa por el contrario es una posición de libertad. Nadie espera que el lodo que pisa se levante en contra de si. Este es el momento en el que establecemos un lineamiento necesario de verdad, así como el otro solo me conoce como objeto, medio con la función que se le asigno, el burócrata que lo atiende a uno en el banco no es un ser humano, es una casi maquina con traje que se pone a hablar de otra cosa con el tipo del cubículo del lado en vez de atenderlo a uno, por que no esta haciendo lo que yo le asigne que debía hacer. Claro no es culpa del empleado, para él usted es un molesto cliente que es solo un medio para ganarse un salario y hacer otras actividades recreativas lejos de la que esta.

Ahora si pensemos un toque y más allá de las relaciones de poder que es un tema que en más de una ocasión he tocado, vamos a las simples relaciones humanas entre individuos que buscan parejas a mediano, corto y largo plazo. Simplemente ligar, si lo pensamos bien, solo hay que recordar a aquel tipo que es un señor patán con todas las mujeres que conoce y aún así hay varias mujeres haciendo fila por él. Bueno, la realidad es que es tanto el tipo de mujeres que lo siguen como el tipo de mujeres que busca, no se tratan como personas entre sí, son objetos para llegar a un fin, por ello mentir, engañar u ocultar verdades es completamente valido pues para llegar a un fin mayor, cualquier medio es necesario. No es que los que somos de la vieja escuela y no nos gusta engañar estamos mal. Es que hay quienes buscan ser engañados pues ven en el otro la posibilidad de realizar sueños y fantasías de cierto tipo, si resulta que uno desea ser sujeto para el otro la ilusión se destruye por que por lo general es más común que guste ser escuchado que escuchar y los objetos no hablan.

Observemos un asunto de vital importancia en toda esta palabrería social, los otros si soy consciente de ellos ya no son problema, son medio. Ahora señoras y señores, una gran pregunta que como todo ser humano pueden estarse haciendo ¿Seré objeto para el otro?, pero no cualquier otro, ese otro cuya opinión de verdad es validad. Por poner un ejemplo: ese que llamo amigo ¿me considera un ser humano o solo alguien para pasar el tiempo y compartir un rato sin llegar a una relación de reconocimiento de conciencia? Lamentablemente como tantas otras preguntas eso solo ese otro se los puede responder, y aunque se los respondan hay algo terriblemente importante que deben saber: Cuando uno tiene carro nuevo lo lava y lo chanea todos los días ¿cierto?, lo aceita durante años y lo cuida; pues ¿no hay más de una relación que funciona así y nunca deja de ser el carro objeto? Ahora me viene otro ejemplo a la mente, este tipo anónimo ahora que lo pienso, no deja de ser un cualquiera detrás de un monitor observando todo su mundo como objeto de su propio juicio, no es que este mal, solo que el que se sube solo en la cima, solo en ella se queda; ahora si le otorgue importancia es que el anonimato me parece la más vulgar forma de expresar cobardía y manipulación, bien debe saberlo, pero esa es mi objetivización del asunto.

Bien mis queridos lectores, no teman ser objeto de los demás u en ponerlos como objetos, solo que algo que no dije y es parte vital, pongámonos en el mismo nivel de objeto. Al final todos pertenecemos a la categoría humana y sin los otros que nos reconozcan como tales solo somos la mera abstracción de una idea casi irreal, casi como dios pero si podemos realizarnos a nosotros mismos.


Sí me dicen que no la ven como objeto no les creo


Hideki"Buscando ser objeto más seguido"-sama

3 comentarios:

Franky Cyborg dijo...

Un analisis muy interesante! la verdad es un tema que me da vueltas y mas de una ves lo he meditado el llamado Yo y el otro.

La sociedad te impiede crear en muchas facetas el Yo. Y siempre busca crear en uno el otro.

La verdad me gusto el articulo. de los mejores que leido!

Anónimo dijo...

Y aún así no podía simplemente ignorarme verdad? siempre me gané menciones suyas dentro de su entrada. Intentando probarme algo? Todavía enojadito porque un anonimo te dijo cosas feas por internet? Ud fue demasiado fácil de trollear.
También, fue interesante leer su articulito, aunque sea una propuesta filosofica de kindergarden que tampoco lo ayuda a verse menos infantil/irespetable/indigno de ser tomado en serio.
Y oh, me va a decir que ud no se sube a la cima y pasa viendo a los otros por debajo de ud? sea más honesto con ud mismo, tampoco es que sea algo necesariamente malo, lol.

Jorsh dijo...

Trollear es mas pichudo cuando uno no lo explica. El hecho de que la sociedad no lo objetivice no quiere decir que uno no exista, dentro de la relacion de poder, para quienes hegemonizan usted existe de una forma u otra. El anonimato es tuanis, no lo veo cobarde, mas bien es una oportunidad de ser libre de ser objetivizado. Algunos tienen mejores propositos que otros, eso si, pero la identidad es una de las herramientas de represion mas grandes que existen ahora.