miércoles, 4 de agosto de 2010

BDSM: Llevando el sexo al límite

Hola gente, hoy les quiero compartir un tema que me ha llamado la atención durante mucho tiempo. Se trata de la cultura BDSM, cuyas siglas en ingles se relacionan a las palabras Bondage, Disciplina y Dominación, Sumisión y Sadismo y Masoquismo.

Posiblemente hayan escuchado, visto fotografías, videos o leído sobre el tema en algún sitio web o libro, sino es que de plano están inmersos en la cultura BDSM.


Básicamente el BDSM esta relacionado con los fetiches, y es un mundillo mucho mas amplio de lo que la mayoría de la gente se imagina. Si bien hay imágenes icónicas del BDSM como la ropa de latex y cuero, los látigos y las dominatrix, estas son solo una pequeña parte de un movimiento tan diverso como la sexualidad humana.


Y es que para entender el BDSM lo primero que hay que entender es que la palabra “NORMAL” no existe. Todos los seres humanos, hombres y mujeres por igual, somos distintos y en nuestra vida sexual expresamos esa individualidad. Desde aquellas personas asexuales hasta quienes tienen múltiples compañeros sexuales, desde aquellos que se consideran conservadores y ven en el sexo una forma de reproducción, hasta aquellos que buscan explorar distintas formas de tener relaciones sexuales… todos tenemos una sexualidad única.


Por eso en lugar de juzgar y señalar hay que entender que todos nos sentimos atraídos por distintas personas, objetos y situaciones. Hay gente atraída por personas de su mismo sexo, por ciertas características físicas como el color de piel, de cabello, cierta complexión física (como la obesidad, la voluptuosidad o la extrema delgadez). Hay gente que siente fascinación por partes del cuerpo como los pies, el cuello o los senos.



También hay gente que asocia el sexo con objetos como los zapatos de tacón alto un carro, disfraces de súper héroes u animales. Comidas como vegetales, helados o chocolates. Con profesiones como policía, maestro o doctor… y un largo etc.


Y a esto hay que agregar gente a la le excitan situaciones de dolor o incomodidad, ya sean físicas o psicológicas, ya sea inflingiendo o recibiendo el dolor.



Generalidades del BDSM



Por supuesto, a pesar de entender que la sexualidad humana es rica y variada, no se pueden justificar crímenes como la violación, el secuestro y cualquier forma de agresión.



Toda persona que practique el BDSM tiene conciencia de que esta practica SIEMPRE tiene que ser algo SANO, SEGURO y CONSENSUADO. Ninguna persona puede ser obligada contra su voluntad a practicar algún tipo de actividad relacionada con el BDSM, y eso incluye tener la libertad de terminarla mediante uso de SAFEWORDS (Palabras de seguridad) o algún tipo de señal previamente definida.



Durante una sesión de BDSM generalmente existen dos roles bien establecidos: Dominante y Sumiso, en donde el primero “somete” al segundo a una serie de practicas que pueden generar dolor o placer, o ambos al mismo tiempo.



Vale la pena mencionar que ingles también se habla de Tops y Bottoms, que se refieren respectivamente a la persona que ejecuta el acto, como por ejemplo azotar o penetrar y quien lo recibe relacionándolos con quien esta arriba y quien esta abajo.



Hay que aclarar que ser Top o Bottom no se relaciona directamente con ser dominante o sumiso, ya que un bottom perfectamente puede dirigir a su top durante la sesion.



Así mismo existe un grupo de gente que se autodenomina Switch, ya que no quiere ajustarse a un solo role durante la sesión o la relación y dependiendo de su estado de animo y su pareja, puede escoger ser dominante o sumiso, top o bottom.



Hay algunas personas que han decidido llevar el BDSM mas allá de las sesiones y la han incorporado plenamente a su vida de pareja o incluso su vida social, llegando a consolidar relaciones que caen el extremo de amo y esclavo, en donde este ultimo se somete por completo al primero (voluntariamente claro). Tal control incluye sus relaciones sociales, actividades laborales y tiempo de ocio. Mucha gente lleva a cabo contratos, que no tienen ninguna validez legal, en donde se comprometen a respetar las reglas establecidas por el amo.


Por supuesto tal grado de sumisión tiene su carga de riesgo, ya que se presta para abusos de todo tipo, pero en una relación bien conducida también puede ayudar a la estabilidad de la misma.


Practicas relacionadas con el BDSM



Bondage: Tal vez una de las prácticas más comunes y populares en el BDSM es el bondage, o la idea de atar a una persona para dar y recibir placer. Es un arte bastante antiguo y varios relatos de distintas épocas y partes del mundo hablan de la practica de atar personas con fines eróticos, incluyendo el famoso Kama Sutra.


Asi mismo en Japón, una serie de técnicas de amarre erótico, conocidas como Shibari, han sido practicadas durante siglos y últimamente se han extendido y alcanzado popularidad en Estados Unidos, Europa y Sudamerica. Seguramente ustedes habrán visto referencias en el Hentai (anime pornografico) en donde es un recurso bastante popular.


Hay muy variados estilos de amarre con distintas cuerdas y técnicas. Algunas muy básicas y otras muy complejas. El Bondage incluso puede ser considerado una forma de arte y no es raro ver fotografías, dibujos o videos en donde se utilicé.

Así mismo en algunas partes del mundo como Alemania, es normal que durante actividades BDSM, conocidas como play parties, algunas personas realizan exhibiciones en vivo en donde los sumisos muestran diferentes amarres e incluso se transforman en muebles, desde lámparas hasta sillas y mesas.


El bondage también se combina con otros implementos tales como látigos, dildos, mascaras, vendas agujas o cuchillos.

Role Plays: También es común que los participantes asuman papeles deacuerdo a una fantasia particular. Por lo general los sumisos pueden asumir papeles de victimas o figuras inocentes como colegiales, ángeles o mucamas, mientras que los dominantes buscan papeles autoritarios como maestros, policías o militares. Sin embargo también es común que se inviertan los papeles y el dominado termine sometiendo a la figura de autoridad.


Feminización: Se puede considerar un derivado del role play en donde hombres y mujeres cambian de rol y el varón asume posturas y comportamientos de mujer. Esto puede darse con el travestismo, en donde intercambian ropas o la penetración del varón por parte de su compañera por medio de dildos o strap ons (penes postizos unidos a un armazón).

Esta práctica también se relaciona con la humillación y el sometimiento. Curiosamente gran parte de la comunidad BDSM son hombres adultos heterosexuales que tienen fantasías con ser dominados por una mujer.


Sado-Masoquismo: Es parte de la escena BDSM, pero no es su totalidad. Mucha gente disfruta dar y recibir dolor. El dolor genera endorfinas que generan placer y personas especializadas conocen como llevar a otra hacia el orgasmo mediante el dolor. El hecho de recibir y soportar dolor puede llevar a estados de trance y además también genera adrenalina, algo similar a lo que experimentan los atletas de los deportes extremos.

Por otra parte hay gente que disfruta tener una posición de poder sobre otro y que ve en el hecho de infringir dolor algo placentero. Por supuesto, esto da para malos entendidos, ya que es una actividad riesgosa para ambas partes y a nivel de legal esta en un área gris, por lo cual siempre se espera que ambas partes tengan en cuenta la importancia de llevar estas actividades en un ambiente seguro y con la preparación necesaria.

Desgraciadamente hay casos en donde la gente que se aventura a prácticas de alto riesgo que acaban en lesiones irreversibles, fuertes traumas psicológicos e incluso la muerte. Un par de estas practicas son la asfixia erótica y el self bondage (el amarrarse a si mismo).

Existen varios instrumentos para la dominación que incluyen tablas, látigos y los llamados floggers, de distintos tamaños y graduaciones, que dan diversas sensaciones, desde un simple cosquilleo a un dolor intenso y prolongado. Así mismo varios instrumentos caseros como prensas para ropa pueden ser usados en una sesión.

Estetica y Cultura BDSM


El BDSM esta muy ligado a varias subculturas urbanas tales como la escena gotica, la heavy metal y la comunidad LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales).También vale la pena decir que algunos estudios apuntan a que hay mas lesbianas que gays envueltos en practicas BDSM.

El uso de ropa de cuero y latex es común entre los participantes del BDSM, pero no es obligatorio. De hecho en esta comunidad se pueden encontrar personas de todos los ámbitos de la sociedad, desde intelectuales y profesionales hasta amas de casa y obreros.

Según algunos estudios, gran parte de la comunidad esta representada por sumisos masculinos, generalmente heterosexuales, seguidos por sumisas femeninas, dominantes masculinos y por ultimo dominantes femeninos.


Curiosamente estas últimas, a pesar de ser el grupo más pequeño, son uno de los iconos mas conocidos del movimiento. Incluso algunas mujeres se dedican profesionalmente a la dominación y cobran por sus servicios, que llevan a cabo en lugares especialmente acondicionados llamados Dungeons o Mazmorras. Sin embargo no todas las dominatrix son prostitutas, ya que una sesión de BDSM necesariamente no tiene que concluir con una relación sexual. También hay hombres y mujeres que son sumisos profesionales y trabajan en los mismos lugares, y se someten a diversas actividades luego de una negociación.

Existen algunos símbolos que son usados por los practicantes del BDSM para identificarse entre los que se encuentran:


Triskelion: Muy popular en los países de habla inglesa, en especial en los Estados Unidos.


Ring of O: Símbolo tomado del libro La Historia de O, muy popular en Europa.


Leather Pride flag: Símbolo de la cultura fetichista.


BDSM en Costa Rica

El BDSM es un movimiento que ha tenido un enorme auge en los países desarrollados en las ultimas decadas. Hay clubes de aficionados, talleres y fiestas en las principales ciudades del mundo tales como Nueva York, Los Angeles, Paris, Londres, Ámsterdam, Berlin, Buenos Aires y Tokio.

En Costa Rica es algo casi desconocido e incluso Tabú, ya que vivimos en una sociedad sumamente cerrada, tradicional y machista. Pero la globalización y la introducción de medios alternativos como el Internet, las comunidades virtuales y las redes sociales han hecho que varios ticos hayamos sentido curiosidad por este tipo de cosas. Asi mismo varias películas, series animadas, videojuegos y bandas musicales explotan temas BDSM.


Demostracion de bondage al estilo manga


En lo personal espero que los prejuicios y los tabúes vayan muriendo en nuestro país, y que los ticos aprendamos a enriquecer nuestra vida sexual y a aprender a tolerar sus diversas expresiones. El cambio se esta dando y creo que es irreversible. Ya tenemos clubes swingers, nightclubs de alto nivel y creo que es cuestión de tiempo para ver una comunidad BDSM bien establecida.

Además el hecho de que somos una nación receptora de inmigrantes también facilita el hecho de ellos traigan nuevas ideas e introduzcan a sus parejas ticas a estas experiencias.

Y es que es hora de que tanto ticos como ticas aprendamos a disfrutar y enriquecer nuestra sexualidad. Que dejos atrás temores religiosos heredados de nuestros pobres abuelos y nos atrevamos a experimentar algo distinto. Sabemos que la sexualidad es parte importante de la vida, y así como no tememos aprender a cocinar nuevos platillos o a realizar deportes distintos a los tradicionales, no veo porque no podemos vivir una sexualidad más variada.

Creo que lo que más puedo rescatar del BDSM es que juega con el órgano sexual más importante de nuestro cuerpo: EL CEREBRO. Se basa en estimular a nuestra pareja en las más diversas formas, sin que el coito sea un requisito indispensable. Esto para una persona muy conservadora es imposible de entender, ya que nuestra cultura nos dice que el sexo se reduce al coito y a la reproducción.

El BDSM también enseña a expandir los sentidos y a buscar sensaciones nuevas… de hecho todo el cuerpo se involucra empezando por el órgano mas grande todos: LA PIEL. Ya sea mediante azotes o simplemente sentir el latex, uno esta siendo estimulado. Además también se puede combinar con el gusto (el jugar con comida), el olfato (uso de olores y aromas), el oído (ser insultado o sometido a ruidos fuertes, o susurros sensuales) y la vista (los disfraces o incluso el ser vendado).

Además también el BDSM busca fortalecer la piedra angular de toda relación humana… la comunicación. Si toda actividad es consensuada, sana y sensata para las partes, no hay razón para que estas prácticas sean motivo de problemas. Por supuesto eso requiere de mucha madurez de ambas partes.

Sobre esto creo que si alguien esta interesado en el tema, tenga o no tenga pareja, lo mejor es tomarse el tiempo de informarse y tener calma y paciencia para ir aprendiendo poco a poco. Es un asunto muy personal y todos somos diferentes, el hecho de ser sumiso o dominante no tiene porque convertirse en una etiqueta impuesta.

Así mismo si uno quiere involucrarse en una relación BDSM lo mejor es tener paciencia y llegar a conocer bien a su pareja. Ante todo debe ser una cuestión de confianza entre las partes. Por pareja no quiero decir Hombre/Mujer… una relación BDSM no esta limitada por cuestiones de genero o numero, aunque por supuesto entre mas involucrados haya mas complejo va a ser todo. Tampoco una relación BDSM tiene que ser necesariamente de carácter romántico, ya que solo el tiempo y los involucrados pueden definir eso.

En fin, el BDSM es un interesante viaje por la rica y variada sexualidad humana, y si usted siente curiosidad le invito a visitar las siguientes páginas:

Leathernroses: Una pequeña biblioteca con artículos sobre el tema.


Wikipedia: Donde pueden obtener información general sobre el tema.

BDSM Costa Rica: Grupo de interesados en el BDSM que brinda talleres e información en el país. Por cierto sobre este último grupo es necesario ser mayor de edad y por supuesto en las actividades se espera que uno sea maduro y respetuoso de la privacidad de los demás participantes.


Saludos

Jay "All this running around, well it's getting me down Just give me a pain that I'm used to"

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Definitivamente un amplio y complejo tema, lleno de miles de posiblidades pero que tal y como expones requiere de un nivel de madurez alto... En Costa Rica tal y como dices el tema está ganando terreno, esperemos que poco a poco vaya creciendo la comunidad... Saludos CRI

Anónimo dijo...

Me encanta el BDSM, pero como tabu hay pocas personas en costa rica que se interesen por jugar un rol determinado, aunque la verdad no me a ido mal pero cuando tengo que buscar una sumisa cuesta encontrar una chica que le interese el asunto.


Saludos
monte_cristo_bdshotmail.comm

Sr. Kai dijo...

Quizas muchas personas dejan de lado los principios basicos del bdsm, asi como en Dom/Sum y lo toman mas como una perversion que como un estilo de vida.
La dominacion va mas alla de solamente imponerse a alguien, se trata de protegerle, cuidarle y comprenderle.
Existe mucho que se debe comprender.

Herbert Leer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola a todos: el tema del BDSM a pesar de que puede ser considerado como tabu, para mi no lo es....gracias por la info y si puedes seguir publicando mas seria genail, ademas me gustaria saber si existe un grupo a donde se puede uno inscribir o participar para informarse o o conocer a otros(as) aficionados (as)

Saludos

Anónimo dijo...

existe en CR algun tipo como de grupo?? Apenas conozco del tema pero estoy muy interesada en ponerlo en practica.

dome_boo94@hotmail.com

Kai dijo...

Saludos,
Con respecto al tema, puedes buscar personas afines, pero lo principal es que lo tomes como experiencia personal y puedas investigar, conoces y ser pasciente. Puedes encontrar todo tipo de personas y experiencias.

Isa Rojas dijo...

Es trite que en CR todavia se vea el BDSM como tabu, cuando solo es otra forma de vida.