viernes, 20 de agosto de 2010

La realidad detrás de Inception

Hola gente, ayer jueves fui con Franky, R, Dash y Sendo a ver la ultima película de Christopher Nolan, famoso director de Memento, Batman Begins y The Dark Knight. En realidad quiero variar un poco esta entrada con respecto al formato normal que uso con las películas. No voy a presentarles una sinopsis o hablar de los personajes o de la fotografia o banda sonora, ese trabajo se lo dejo a Sendoshi, quien también va a darle a su entrada un enfoque más aplicado a los aspectos filosóficos del film.

Por mi parte solo quiero tomar la libertad de compartir con ustedes un pequeño análisis que le hice a la película comparándola con el trabajo que llevan a cabo los profesionales de publicidad y mercadeo, así como cualquier persona que trabaje con medios y tenga que usar la propaganda en alguna forma.

La premisa básica de la película consiste en plantar una idea en un individuo, y que esta idea como una semilla va a crecer hasta absorber la mente del huésped y transformarlo, y una vez que lo posea, este pueda contagiar a otros. En si la idea es comparada con un parasito o virus casi imposible de erradicar, que se propaga con rapidez y que eventualmente cambia todo lo que existe.

Al igual que Cobb y el resto de los personajes de la película, plantar una idea es la misión diaria de los publicistas, relacionistas públicos, periodistas y otros profesionales de la comunicación. Al igual que en la película, la mejor forma de plantar una idea en la mente de un individuo es mediante los sueños.

Tal vez no tan literalmente como en la película, pero si hacemos una comparación, que son los comerciales, los programas de televisión, novelas, videojuegos y en si cualquier producto de entretenimiento moderno si no un sueño compartido. Cada una de estas formas de entretenimiento empezó con una idea, un momento de inspiración en la mente de un artista y luego mediante los medios se propago con rapidez a un gran número de personas.

Se que tal vez en este punto crean que estoy hablando de publicidad subliminal, y se imaginen como un grupo de fanáticos cristianos, que todo es tan sencillo como esconder la silueta de una mujer desnuda en los cubos de hielo de un anuncio de licores o poner mensajes ocultos en una canción. Pero la realidad es mas complicada.

Implantar ideas en la gente es un arte y una ciencia a la vez. Como cada individuo es distinto, todos tenemos una tolerancia distinta hacia los mensajes que recibimos y como respondemos a ellos. Para un publicista seria maravilloso esconder mujeres desnudas en anuncios y que todos los hombres como zombis fuéramos a consumir el producto.

En realidad primero necesitamos conocer bien a nuestro objetivo, al huésped donde pensamos implantar la idea. Así como en la película se crea un perfil psicológico del objetivo, así mismo se hace en publicidad y lo que buscamos es buscar y reunir individuos con perfiles similares en grupos, llamados mercado meta, y de esta forma segmentamos el mercado.

Una vez que conocemos a fondo un segmento de mercado, entendemos que clase de valores comparten, sus paradigmas, sus necesidades y demás, buscamos productos y servicios que sean compatibles y los promocionamos.

En si el arte de insertar una idea se basa mucho en la repetición de un mensaje sencillo. Entre más tiempo este expuesto este individuo al mensaje, es más probable que su subconsciente los asimile. Esta practica es muy utilizada por los grupos religiosos, los partidos políticos y las corporaciones.

Por ejemplo la religión, usa un mensaje sencillo como Cristo es Dios, y lo repite una y otra vez, a través de sermones, canciones, programas de radio y televisión, artículos de revistas, periódicos y por supuesto los mismos fieles. Un individuo que crece en este ambiente, escuchando Cristo es Dios, es posible que asimile la idea hasta tal punto que para el Cristo es Dios, y ese idea se vuelve parte de su ser.

Por supuesto aquí volvemos al tema de que todos los individuos son distintos, y que responden de manera distinta a un mensaje. Para una persona analítica, con una buena posición económica, buena salud y en general satisfecha con su vida, la idea de que Cristo salva tal vez no tiene mucho sentido. Pero para una persona con problemas emocionales, económicos, de salud… etc, especialmente si es una persona con poco pensamiento critico, la idea de Cristo salva es sumamente poderosa. Es su esperanza de vida y crea un arraigo enorme, al punto de que como una simbiosis, idea e individuo llegan a depender uno del otro mutuamente.

Esto lo podemos aplicar también a la publicidad. Nunca se ha preguntado hasta que punto usted realmente tiene control de las decisiones que toma. Por que compra un pantalón de tal marca o color, porque se corta el pelo de una forma u otra, o porque frecuenta con sus amigos un determinado bar.

En la película vemos como el personaje de Cobb logra convencer a Rober Fischer de que están luchando por una causa común y logra su confianza. Poco a poco a base de esa confianza va implantando ideas en el, que lo llevan a tomar determinadas acciones.

En publicidad tenemos un término que conocemos como AIDA, que son las siglas para Atención, Interés, Deseo y Acción. Son los pasos básicos para implantar ideas en la gente.

Primero necesitamos llamar la atención del objetivo y lo más importante, lograr su interés. Para esto necesitamos que el individuo se identifique con nosotros, que sienta que tiene algo en común y de ahí la importancia de ciertos símbolos externos que caractericen al comunicador, tales como la ropa, el corte de cabello, su forma de moverse, hablar y en general la imagen que transmite.

Si no lo han notado, vivimos en la era de las celebridades y si se preguntan porque gente como Brad Pitt, Lionel Messi, Oprah Winfrey, Barack Obama, Mick Jagger o Lady Gaga son tan influyentes, yo les diria que la razon esta en que representan un ideal de vida con el que grandes grupos de gente se identifican. Cuando ellos hablan, millones ponen atención y se interesan por el mensaje.

Pero mas allá de lograr interés, queremos lograr un deseo cuando implantamos una idea, y ese deseo se basa en la idealización de un sujeto o una situación. Me pareció interesante que en la película recurran a arquitectos para crear el sueño del individuo.

Uno se pregunta, porque un arquitecto y no un ingeniero… y esto se debe a que un arquitecto no solo construye cajas de concreto, sino que visualiza espacios de vida en donde la persona no solo desempeñe una función, sino que interactué con el espacio y eventualmente este se convierta en un medio de expresión. El arquitecto diseña experiencias con sus edificios así como el comunicador diseña anhelos con sus creaciones.

Construir sueños es un arte muy avanzado en nuestra sociedad. Cada comercial que ven en televisión o en Internet es un intento de compartir un sueño, con la idea de que el espectador lo adopte como propio. Cuando usted sueña crea una realidad simulada que funciona bajo sus reglas, algo que es sumamente placentero y hasta cierto punto es una muestra deseo de poder inherente a cada ser humano… y esa es la emoción que se busca cuando uno implanta una idea… el placer que lleva al deseo.

Finalmente tenemos la acción, y esta ocurre cuando la idea ha madurado en el cerebro del huésped. La acción puede ir desde algo tan sencillo como comprarse un refresco (Toma Pepsi) hasta algo más complejo como adoptar o rechazar un sistema de valores (el capitalismo es bueno, el comunismo es malo, vota por candidatos de derecha). En si a través de la idea logramos que el individuo realice acciones que alteran no solo su forma de ser y percibir el mundo, sino también la forma en la que se relaciona con lo que le rodea.

Este es un poder muy grande, y estamos expuestos a el todos los días. Todos somos victimas de una "inception" todos los días, a cada momento y no nos damos cuenta. Hasta cierta forma creo que es bueno hacer un alto y preguntarse cuantas de nuestras ideas y paradigmas son propios y cuantos son adoptados, y creo que todos llegaremos a conclusiones interesantes.

Así mismo si sabemos que otros pueden implantar ideas en nuestro cerebro, creo que es bueno aprender a como clasificar y descartar algunas de esas ideas y eso solo se logra con un pensamiento critico… la gran vacuna contra la manipulación. Solo el conocimiento y un sentido crítico desarrollado nos pueden salvar de ser un simple miembro del rebaño.

También creo que vale la pena asumir responsabilidad por nuestras acciones, y esto empieza por tomar control de nuestras ideas y aprender a implantarlas o descártalas en nuestra mente. Una idea negativa, propia o implantada puede hacer mucho daño y nos paraliza, pero siempre podemos eliminarla con una positiva, que esta probado, genera una respuesta más efectiva, llevando más rápidamente a una acción. Y esto genera un ciclo ya que la acción refuerza a la idea y viceversa.

Dominar nuestras ideas es en realidad dominar nuestro mundo.

Saludos cordiales,




Jay “The seed that we planted in this man's mind may change everything”

6 comentarios:

Cyborg -Franky- Guardian dijo...

Lo que mas gusto fue que aunq tristemente no se profundiso algunos temas, y se vieron muy rapido; cumple! Y me gusta esa idea, de los sueños, me parece que el tema da para mas. La pelicula con bastante accion, uno se mantiene interesado en la cinta. Sin olvidar los efectos. Buena pelicula. No es de culto pero si cumple con entretener!!

FAT dijo...

Vean Paprika, mas tuanis =D

Anónimo dijo...

"Para una persona analítica, con una buena posición económica, buena salud y en general satisfecha con su vida, la idea de que Cristo salva tal vez no tiene mucho sentido. Pero para una persona con problemas emocionales, económicos, de salud… etc, especialmente si es una persona con poco pensamiento critico, la idea de Cristo salva es sumamente poderosa."
¿Usted no conoce mucho de religion no? Fuera de eso el analisis desde su punto de vista esta aceptable.
Yo diria que con conocerse a uno mismo basta para no convertirse en una oveja ciega, aunque me parece inevitable no estar dentro de un grupo determinado.

JAY dijo...

De hecho creo que conozco lo suficiente para no pertenecer a ninguna. No soy el primero que piensa que la existencia de un Dios se debe a que no tenemos una forma objetiva de enfrentar los problemas.

Conocerse a si mismo es un proceso sin fin, ya que todos cambiamos todo el tiempo, nadie es estatico. Creo que lo ideal es tener un cierto grado de conciencia de lo que hacemos y pensamos.

Anónimo dijo...

ORALE PUES QUE POBRE TU CONCEPCIÓN

Jay Saenz dijo...

Que pobre tu capacidad de analisis si crees en virgenes, santos y dioses.