viernes, 24 de septiembre de 2010

Corazón de los Días: una nueva colección de haiku escrito en Costa Rica.



A fines de agosto de este año, Ediciones Espiral (una nueva alternativa en publicación literaria independiente en nuestro país) publicó los primeros dos libros de su colección inicial, “Fin del Mundo”. El número dos de esta colección corresponde al libro “Corazón de los Días”, una colección de haiku que procura conservar lo mejor de la esencia de este género centenario nacido en Japón mientras pinta y capta momentos del paisaje costarricense, sus ciudades, bosques y campos, así como los matices de su propia subjetividad.

El autor, Esteban Alonso Ramírez, es miembro y colaborador de Templo Kaori desde sus inicios, así como exmiembro de distintos talleres literarios. La obra que les recomendamos es producto de diez años de trabajo y vivencia de esta mínima forma de poema, que encierra en sí las más grandes posibilidades de encuentro y reposo, de concentración y amplitud a la vez. En el haiku, en la intención misma de este libro, reposa la posibilidad de apuntar hacia la vastedad de la vida con el mínimo estorbo de las palabras: cada una de ellas está para servir a la experiencia vivida, y no al revés.

El poemario consta de 85 haiku dividido en tres secciones: Senderos, Entre Agua y Soles, y Kokoro. La primera corresponde a la aplicación del haiku a experiencias y visiones de la vida urbana, su desencuentro, su casi siempre gris cotidianidad. La segunda, es donde está el mayor apego a los temas con los que se asocia el haiku tradicionalmente, basados en la naturaleza. La tercera, es una apuesta por la expresión de la vida interna del autor, de sus espejos y fantasmas internos, mediante esta forma de poema.

Como cierre, se le ofrece también los lectores y lectoras un breve “mapa” para conocer y apreciar nuevos detalles sobre este tipo de poesía, su historia, espíritu, y un poco de su actualidad, bajo el título de “Lo que no es haiku”.

Cuenta, además, con cuatro ilustraciones originales (incluida la portada) hechas por la joven pintora Ana Lucía Sánchez Vargas, especialmente para este libro.

En el blog de Ediciones Espiral, se reseña lo siguiente sobre la obra:

Esteban Alonso Ramírez nos lanza un reto en este su primer libro de poesía. Corazón de los Días es un viaje a Oriente, un viaje a Occidente, a la ruta de la sencillez y la armonía. La ruta que encierra los misterios y devela los múltiples rostros de eso que llamamos realidad. Corazón de los Días es una peregrinación por el mundo del haiku como género y como estilo de vida, como habitación desde la que sentimos el mundo sobre el cual nos desplazamos y entonces todo es imagen, imagen clara, irreverente, despiadada, y en el fondo de todo encontramos algo, una especie de misterio, una especie de respuesta que no podemos articular, una respuesta que nos golpea y nos vuelve distintos, nos despierta a través del haiku.

La historia del haiku se remonta hacia los orígenes espirituales del Japón, es una historia que va de la mano de la historia, hasta que hace poco más de cuatrocientos años Basho cambiaría las cosas para siempre, así, tenemos la poesía como la metáfora de un río que fluye, que se aleja de las montañas que la vieron nacer y no es hasta que alguien adormece sus manos con el frío del agua e intenta beberla que los cursos se modifican y los imperios y las religiones pueden caber en la palma de la mano y perderse cuando tratamos de asirlos. El agua, la vida y la poesía, así como aquello que algunos seres entienden como la felicidad, se marcha cuando procuramos aprisionarlas, por eso mismo el crepúsculo sería la hora en que la noche se extiende sobre la tierra y, sí, es el momento en el cual sabemos que estamos perdidos, que los columpios de la infancia la brisa los mueve ahora vacíos, que existe una ciudad hecha de cartones, antenas parabólicas, una idea de civilización perversa, como si la sola idea de civilizar no fuera ya del todo perversa, llantos silenciosos, gatos que nos miran y quizá esperan que nos reencontremos tras sus pasos; entonces somos nada, nada más que marionetas de los dioses, nos angustiamos sobre una balsa que se agita, más bien es agitada, entre tormentas y las tormentas buscan debilitar nuestro estar en el mundo. Es cierto que el principio de realidad se ve atacado cuando el mismo principio de la realidad se pone en entredicho, Esteban lo hace en este libro, la realidad puede ser tan fugaz como una imagen que se nos cola, segundo a segundo, y luego nos atrapa y puede que nos torture o nos acerque a la compresión de algo que está por encima de nosotros mismos, algo como un lirio blanco que se yergue en medio de un río sucio. Corazón de los Días hace del haiku la médula que nos enfrenta a nosotros y como Alicia nos hace saltar a través del espejo para siempre.


Esperamos puedan acercarse a esta obra. En caso de que les interese leerla o adquirirla pueden hacerlo al ponerse en contacto con la Editorial mediante los números: (506) 8828-0986 ó (506) 8358-6240, o bien a través del autor, cuya información de contacto puede verse más adelante.

En Templo Kaori estaremos publicando cualquier actualización relacionada con la Editorial o con la obra. Mientras, si les interesa conocer más acerca de Espiral y sus autores, estos contactos les serán de utilidad:

Blog de Ediciones Espiral: http://edicionesespiralfindelmundo.blogspot.com/

Perfil de Ediciones Espiral en Facebook:
http://www.facebook.com/#!/profile.php?id=100001617571175

Reseña acerca de “Corazón de los Días”:


1 comentario:

JAY dijo...

Yo compre el librito y esta genial, tiene unos haikus bastante buenos, no es por ser compa del escritor y un lame botas, pero les sugiero que lo busquen y juzguen por ustedes mismos.