lunes, 13 de septiembre de 2010

El hombre invisible


Hace una par de días por mera casualidad me di cuenta de un señor cualquiera con una extraña tendencia a vestir casi camuflando su figura con el fondo, famosas fotos por internet, que trajerón a mi pensar esta investigación sobre un sujeto que cometía fraude a los banco teniendo múltiples cuentas bancarias al mismo tiempo con nombres distintos lo que cualquiera en primera instancia sospecharía que es una forma de pagar menos impuestos, lo extraño de dicho sujeto, aparte de nunca haber sido capturado, este siempre pago correctamente y honestamente todas sus deudas. Esto es extraño ya que un estafador es estafador en casi cualquier aspecto de su vida.


Es una curiosa historia la que me llevo a descubrir este fraude, siendo yo un analista en la sección de delitos económicos en esta empresa privada en la cuál trabajo hace mucho tiempo ya, fue la manera en que en los puntos sobre las “i”; este sujeto en vez de un punto normal escribía una interesante media luna, elaborada como pocas veces había visto.


A un ojo sin entrenamiento normalmente esto pasaría inadvertido, llevo ya varios años identificando falsificación de firmas y desarrolle un software privado exclusivamente para eso que identifica parámetros irregulares. Una vez que me di cuenta que había más de una persona que usaba esa media luna en sus “i”, al ser investigadores de varios bancos logre identificar al menos seis distintas cuentas bancarias entre cuatro empresas financieras no relacionadas entre si, aunque no había realmente evidencia de fraude por el hecho de que aunque firmaba bajo nombres diferentes en las cuentas, este sujeto parecía obsesionado por de alguna manera “no existir”, era como si en lo profundo no quisiera ser notado por nadie, se bien que mi conclusión es apresurada, pero no es solo por el hecho de las distintas cuentas, por medio de mi puesto y com parte de la investigación también puedo verificar que es lo que compran los usuarios; este sujeto desconocido compraba la ropa en tonos de color similares tanto al cielo como a la zona de donde parecía vivir, pantalones del mismo color de las aceras y calles. Por medio de una triangulación logramos determinar que vivía en D…. Es una razón más para decir que dudo de un fraude de parte de este sujeto, los desfalcadores tienden a tener varias direcciones, él solo parece estar interesado en ser invisible a la gente.


Usando mi experiencia en el campo e inclusive consulte a nuestro psicólogo de planta sobre la posibilidad de que las múltiples cuentas hayan sido creadas por una persona con desorden de personalidades múltiples, datos adjuntados de las reuniones con el psicólogo, docmentos adjuntos en la presente carta; pero como el me dijo y pude confirmar por medio de la investigación legal que se dio durante su proceso de búsqueda, que dicho sujeto nunca cambio su escritura, así como las cuentas por el tipo facturas encontradas y relacionadas las usaba cada una para una actividad específica, una para alimentación, otra para ropa, cuentas y bienes, etc. La cantidad encontrada en dichas cuentas era muy poca y su uso era el de una sola persona normal promedio, pero tan promedio que era como si su número fuera una ilusión sobre el papel, no miento al decir que para encontrar los distitintos nombres había que leer más de una vez.


Aunque se que se que se me pidió un informe que adjunto a esta carta hacía su persona, debo agregar que este señor a la hora de tomar declaraciones en el proceso legal para capturado era desconocido hasta para sus vecinos de una manera poco típica de la ciudad, era como si ni siquiera supieran que alguien vivía en esa casa, tampoco pudimos localizar a sus familiares del todo, solo de tercera generación que no pasaban de hablar de él como un recuerdo borroso en alguna cena familiar u evento demasiado populoso para determinar rasgo específicos de su rostro o cuerpo.


Se que no es normal que adjunte a un informe de posible fraude una carta de este tipo, pero es mi deber dar mi opinión experta, no creo que este hombre para empezar deseara robar o timar a alguien, solo es un hombre cualquiera que le nació el deseo terrible de borrarse a si mismo de la humanidad de la manera más parcial posible.

Se despide J….."


He decidido borrar los nombres y lugares de este texto encontrado por accidente, se que seuna extraño el que me haya encontrado un docuento como este, pero lo imposible suele suceder. Lo que el investigador no se dio cuenta es que posiblemente el hombre del que tanto habla y por lo que se puede implicar parece tener cierta admiración hacía la mismo, es que este “hombre invisible” muy posiblemente no desapareció al verse perseguido por la policía por un fraude inexistente, solo encontró la excusa perfecta para hacer lo que a medias había deseado, perderse a si mismo en la multitud.


M.B.P.-Desapareciendo detrás de hidekisama-

No hay comentarios.: