miércoles, 22 de diciembre de 2010

El cine de Hollywood en 2010: Crisis en 3D, remakes y secuelas

El año 2010 no ha sido precisamente uno que se recordará con agrado. Fueron 365 días de crisis económica, de conflictos sociales, de desconfianza ante el futuro, de incertidumbre internacional... Demasiados problemas para esbozar una sonrisa.

Ni siquiera el cine, eterna fábrica de sueños e ilusiones, fue capaz de cambiar el gesto a los espectadores.



Y es que el año que dejamos atrás ha sido también en el séptimo arte un año complejo, lleno de dudas y de vacilaciones, de búsqueda de nuevos caminos que transitar. Por una parte se consolidaba la transición hacia una nueva era en el mundo de la exhibición pero, por otra, la industria de Hollywood se mostraba más que nunca conservadora, apostando por viejos formatos e historias que en su día tuvieron éxito. Nada para lanzar cohetes.

Así es. Ir al cine con unas gafas para ver una película en 3D dejó de ser noticia. La película de James Cameron "Avatar" mostró, al convertirse en el film más taquillero de la historia del cine, un camino que siguieron en 2010 películas como "Alicia en el país de las maravillas" de Tim Burton o "Clash of the Titans" de Louis Leterrier.



Las dos se apuntaron deprisa y corriendo a la moda del 3D con distinta suerte. La película de Tim Burton es la segunda en recaudación en América en 2010, mientras que la aventura mitológica que protagonizó precisamente el protagonista de "Avatar", Sam Worthington, no cumplió las expectativas que se habían depositado en ella y quedó relegada al undécimo puesto de la lista de más taquilleras.

Por el contrario "Toy Story 3", también en 3D, cerraba de forma magistral la trilogía de los juguetes que cobran vida. Su secreto no fue otro que dar al espectador aquello que éste siempre espera cuando se sienta en una butaca frente a una pantalla: un par de horas de emoción, diversión y mil y una sorpresas tanto para grandes como para chicos.

No es extraño que haya sido de largo la preferida por el público en este 2010 recaudando en todo el mundo más de mil millones de dólares. En cambio el ogro Shrek, en cambio, que también cerraba ciclo con "Shrek Forever After", decepcionó profundamente.

Para muchos críticos, comentaristas y espectadores el entrañable monstruo no debería haber salido una vez más de su maloliente ciénaga.

Tampoco entusiasmó otra secuela, "Iron man 2", aunque el tirón y el éxito de la primera parte protagonizada también por Robert Downey Junior hizo que se aupara al segundo puesto de la lista de películas que más han recaudado este año.

También estaba cantado, como así ha sido, que las aventuras de amores adolescentes, vampiros y hombres lobo de "The Twilight Saga: Eclipse" iban a seguir dando mordiscos en la taquilla.

Otro viejo conocido, Harry Potter, consiguió en la primera entrega de su despedida definitiva de las pantallas, que en las cuentas de su productora, la Warner Bross, aparezcan cerca de 800 millones de dólares de recaudación.

Está claro que las aventuras del ya adolescente Daniel Radcliffe y sus amigos siguen multiplicando beneficios. Y es que al fin y al cabo, se trata de un aprendiz de mago.

Las grandes producciones de Hollywood están cada vez más orientadas al público infantil y juvenil y queda poco espacio para un cine más adulto. "Inception" puede que sea la excepción que confirma la regla. La película de Christopher Nolan y su original y a veces confusa incursión en el mundo de los sueños es, sin duda, uno de los títulos más interesantes que deja para el recuerdo este 2010. Aunque agrego que el potencial de la misma, daba para mucho mas.

También lo es "Shutter Island" de Martin Scorsese, con la que "Inception" guarda, por cierto, alguna que otra similitud en cuanto a estilo y argumento, al margen claro del protagonista de ambas, Leonardo DiCaprio.

La otra gran película "adulta" del año es sin duda "The Social Network" de David Fincher. La controvertida crónica del nacimiento de Facebook y de su creador, Mark Zuckerberg, mezcla el trhiller y el drama judicial con la fascinante descripción sociológica del nacimiento de un nuevo tiempo en el mundo de la comunicación. Y todo ello con un ritmo y tensión admirable.



No es extraño que se esté postulando ya para los premios más importantes de la temporada. El film, además, permite descubrir a una nueva hornada de jóvenes actores que dará en los próximos años mucho de qué hablar, como Jesse Eisemberg, Andrew Garfield y la atractiva Rooney Mara.

Además, 2010 no ha sido precisamente un buen año para las tradicionales estrellas hollywoodienses. A la película protagonizada por Julia Roberts "Eat Pray Love" se le podría añadir sin miedo otro verbo: -_fracasar_.

Su periplo viajero por Italia, la India y Brasil resultó ser uno de los más sosos y vacuos de los últimos tiempos. No hizo bien ni al cine ni a la promoción turística de esos países. Mejor olvidarla.

Tampoco fue un buen año para Cameron Diaz y Tom Cruise. Su "Knight & Day" pasó con más pena que gloria por las pantallas de medio mundo. Prometían acción y adrenalina trepidante pero el resultado no fue más que una insulsa correría vista ya mil veces en los cines. Parece que los mejores días del otrora todopoderoso Cruise han pasado a mejor vida.

Mejor librada no salió tampoco Angelina Jolie con "Salt", otra ensalada de tiros hecha con poca cabeza, menos lógica y nada de argumento, pero que al menos le sirvió a Jolie para lucir cuerpo, pelucas y practicar de paso el acento y el tiro al ruso.

Las nuevas aventuras de "The Karate Kid", el salto de la televisión al cine de "The Team A", la vuelta a los bosques de Sherwood de "Robin Hood" no hacen sino confirmar la alarmante falta de nuevas ideas que hay en las oficinas de los ejecutivos de Hollywood.

Una tendencia, la de filmar "remakes" de viejos éxitos, que, lejos de disminuir, aumentará en los próximos años. Dentro de algunos días se verán, por ejemplo, "True Grit", de los hermanos Coen, una nueva versión del clásico western que protagonizó en su día el gran John Wayne.

Pero, y eso es lo bueno que tiene el cine, al final siempre espera una buena sorpresa, y antes de que se apagaran para siempre las luces de este 2010 y se encendieran las del 2011 se estrenó una pequeña joya: "The Kings Speech", con Colin Firth haciendo del Rey de Inglaterra Jorge VI.

No ocupa los primeros lugares de la taquilla ni falta que le hace. Pero películas así dejan al menos un buen sabor de boca para terminar este año por tantas cosas amargo.

Fuente: http://www.elpais.cr/

::Comentario Final::

Me pareció un articulo interesante acerca de la situación que ha venido dando el cine de Hollywood; desde el 2008 ya hemos visto una caída en varios aspectos de las producciones cinematográficas de calidad, tristemente la crisis económica claramente afecto el 7 arte hollywoodense, esta claro que han habido buenas excepciones al caso. Por lo menos en este articulo la maravilla cinematográfica de Kick Ass que personalmente ya la veo como película de culto, otro caso Scott Pildrim una buena adaptación al buen comic del mismo nombre, que al igual que la primera no fueron bien recibidas por le publico estadounidense.

Y así puedo recordar algunas películas impresionantes que en su momento no fueron bien apreciadas por este publico como los Sin City, 300, WatchMen e Incepcion en este caso todas adaptaciones de novelas grafías, que tal ves por se un publico reducido no fueron bien apreciadas, pero lo curioso es que afuera si, Europa tomo muchas de estas películas y fueron todo un éxito taquillero.


::¿Falta de Ideas?::

Claramente hay una escases de ideas, pero personalmente el potencial del cine es amplio, y no necesariamente veo que no haya ideas, en este momento el publico que consume el cine Hollywoodense esta marcado por adolecentes que no les gusta pensar, y por libros mediocres como el caso de Twilight. Película y libro que nada deja, una fantasía inútil y un gasto de arboles innecesario para publicar un libro que debería ser quemado en un hoguera junto con su editora, escritora y lectores, porque nada hace bien a la literatura.

La industria del cine, ahora prefiere hacer películas cursis y mediocres en muchos casos como la mencionada atrás porque saben que van generar ganancias, simplemente eso; algunos de los buenos directores están buscando otros rumbos entre ellos Europa para producciones inteligentes, que tristemente no llegan a nuestras fronteras cerrando la puerta a un cine maravilloso.

::El Camino es Otro::

Hollywood esta limitando la producción de calidad por la cantidad, y esto provoca la búsqueda de nuevas propuestas cinematográficas, rescando algunas películas, Hollywood a perdido por mucho su brillo y ahora en muchos sentidos no es mas que una Ramera de alto costo; ahora muchos países habré sus puertas a nuevas producciones nacionales, países como la India y Australia han demostrado que pueden hacer buen cine mundial, sin duda Europa y porque mencionar a nuestro país con algunas cintas muy buenas como el caso de "A ojos Cerrados".

Solo esperemos que para el 2011 se den nuevas ideas, para poder disfrutar de un cine mas inteligente, no es censurar la producciones comerciales, pero el problema es que el cine actualmente en Hollywood, prefiere vender producciones mediocres a un publico mediocre (perdón la palabra) pero que se demuestra en que se den buenas taquillas en películas malas. A ver que nos trae el 2011.

FRANKY " CINE DE CALIDAD Y NO DE CANTIDAD" CYBORG

1 comentario:

JAY dijo...

Muy interesante el articulo. Creo que Hollywood da lo que el publico quiere que de. Nosotros somos en gran parte culpables de mantener esta maquinaria mercantilista.

En lo personal solo hay tres peliculas que tengo ganas de ver en 2011: Sucker Punch de Zack Snyder, Harry Potter and the Deadly Hollows 2 parte y Green Lantern. Sobre esta ultima tengo mis dudas.

Ahora si me preguntan sobre Thor y el Capi, la verdad es que no espero mucho de ellas. Marvel se ha quedado en la idea de vender entretenimiento facil de digirir, echando por tierra el potencial de sus personajes. Igual espero que me sorprendan. Pero si van a seguir recetandome Iron Mans, la verdad paso, gracias.

Como mencionas, quien sabe que tesoros escondidos hay por descubrir y que buenas peliculas nos van a sorprender en 2011. Lo mejor de la vida es aquello que nos toma por sorpresa.