lunes, 7 de febrero de 2011

La Burocracia: Enemiga del pueblo


Si así fueran los burócratas que lo atienden a uno, nunca me quejaría


Como costarricense de verdad me siento indignado, que clase de sistema burocrático nos tiene completamente atrapados en procesos innecesarios por simple ineficiencia del sistema y apatía rotunda de los usuarios a la ineptitud del mismo.


Por razones fuera de contexto, me veo obligado a sacar mi titulo de bachillerato que ya había obtenido en el 2003. Voy como cualquier usuario a control de calidad del ministerio de educación pública; para preguntar cual sería el proceso para obtener una copia del mismo. Imagine una hora de fila, que un burócrata profesional digitara sin verme a los ojos mi nombre y cedula, me pediría una certificación de mi persona y me daría a lo mucho un plazo para recogerlo ó mandarme al banco a pagar por la copia del titulo, cosa que me parece razonable, ya verificada mi persona no hay por que hacer más que pagar por un servicio mínimo, con un sistema de información semi-eficiente, pensando más en el registro nacional u otras entidades.



No se ustedes, pero después de este día quería gritarle a cada pobre empleado


La respuesta para el proceso épico, similar a entrar a Mordor, vencer al señor oscuro y regresar con el anillo único hubiera sido por poco igual de difícil. Debo regresar al colegio del cual egrese hace años para que elaboren una carta firmada por el/la director/a con mis datos, hasta la fecha de ingreso, volver a control de calidad para que me den una certificación que tengo que llevar a diario La Gaceta y esperar hasta abril que publiquen los títulos que salieron por fin, después de meses de espera obtener el titulo de bachiller en educación media que ya había logrado hace años nuevamente.


Yo nunca he visto a un diputado en un proceso ¿saben?

Este es uno de muchos ejemplos de contradicción total y rotunda. Es como si se quisiera sabotear a las personas que estudian para que un proceso como el de reconocimiento que a lo mucho debería ser ir a colegio y que le den una simple carta o algo para la reimpresión se vuelva penoso.


Se que por definición sobre entendida la burocracia es el proceso de eliminación de de posibles huecos por los cuales se copie o divulgue información privada o que le pertenece al estado, solo que definitivamente es como si le robaran el alma a quienes están en este proceso y ser indiferentes a la eficiencia. Hay que recordarles a estos sujetos que sus funciones no deben ser diseñadas para castigar a los usuarios, sino para facilitar los procesos de acreditación.




Así de alegres son los empleados públicos

Se que no debo comparar los sistemas de otros países con los de este, pero en Alemania se puede demandar al gobierno si un proceso de certificación toma más de una hora. Por dar un ejemplo de la clase de eficiencia que manifiestan. El gobierno esta al servicio de los ciudadanos, no lo contrario.


Sería más fácil resolver este diagrama que salir rápido de un proceso burocrático en este país

El permitir que mediante procesos innecesarios se nos coma la vida entera, es una abuso para cada costarricense como usuario, a cada egresado del sistema educativo demuestra que el mismo sistema los atrofia y no queda alternativa más que aceptarlo. Hay que observar con cuidado por que cada vez que hay una serie de procesos innecesarios como estos, es muy probable que haya alguien ideando maneras de saltar por ellos. La eficiencia y simplicidad ha demostrado ser la mejor arma contra el vandalismo y los fraudes.



Este es un pequeño regalo para bajar el estrés, la señorita Nao Nagasawa


Hideki- "V for Vendetta" Sama

1 comentario:

Franky -Cyborg- dijo...

La innecesaria cantidad de tramites en muchos de los procesos burocráticos del país solo demuestra la poca capacidad de las autoridades, en resolver las situación en pro de agilizar para beneficio de las personas.

No solo eso, este ejemplo muy claro de las penurias casi épicas que tiene que hacer uno como ciudadano, solo es un reflejo de la ineptitud de un gobierno que dura siglos, para aprobar proyectos o leyes importantes para el país.

Por dicha el costarricense ha desarrollado la capacidad de tolerar hasta cierto puesto esto, pero sin duda va siendo hora que estos procesos burocráticos sean modernos y eficientes. Lo cual es un deseo de años...

Falta que el costarricense denuncie esto para que de uno en uno, de voz en voz, se van cambiando las cosas!

Buen Articulo!!