domingo, 12 de junio de 2011

X-Men: First Class- El origen de Magneto y los X-Men-


Hola gente, vengo de ver X-men: First Class y me gustaria compartir con ustedes mis impresiones sobre la película y algo de información sobre la misma. Varios miembros de Templo Kaori ya la vieron y espero que compartan sus opiniones, y por supuesto esperamos comentarios de parte de ustedes también.

Volvamos a los 60’s y veamos el nacimiento de los X-Men…


Director: Matthew Vaughn

Productores: Gregory Goodman, Simon Kinberg, Lauren Shuler Donner y Bryan Singer Guion de Ashley Edward Miller, Zack Stentz y Jane Goldman
Historia de Sheldon Turner y Bryan Singer
Basada en los personajes creados por Stan Lee, Jack Kirby y Chris Claremont


Reparto
James McAvoy como Charles Xavier

Michael Fassbender como Erik Lehnsherr / Magneto

Rose Byrne como Moira MacTaggert

January Jones como Emma Frost / White Queen
Jennifer Lawrence como Raven/Mystique
Kevin Bacon como Sebastian Shaw


Música de Henry Jackman
Fotografia de John Mathieson

Edición de Eddie Hamilton y Lee Smith
Estudios: Marvel Entertainment, Dune Entertainment, Bad Hat Harry Productions Donners' Company
Distribución por 20th Century Fox
Estreno: 1 de Junio, 2011 (Reino Unido)

Duración: 132 minutos

Países: Estados Unidos y Reino Unido

Idiomas: Alemán, Frances, Español, Ruso e Inglés.
Presupuesto:$160 milliones
Taquilla: $173,480,046


Sinopsis:

En 1962 el Hellfire Club, una sociedad secreta liderada por el mutante Sebastian Shaw, pretende iniciar una Guerra nuclear entre los Estados Unidos y la Union Sovietica. Solo un grupo de mutantes dirigidos por el Profesor Charles Xavier y Erik Lehnsherr, un exprisionero de los campos de concentración nazis, se atraven a hacerles frente, con la idea de salvar a la humanidad, aun si la humanidad no los acepta por ser diferentes.



Notas de Producción:


Luego del lanzamiento de la tercera película de la franquisia X-Men, Fox inició sus planes para una precuela sobre los inicios del grupo de mutantes, contratando al director Zak Penn. Este deseaba hacer una película con un grupo de jóvenes mutantes y comparo su concepto con el comic Xmen: The First Class.

Josh Schwartz se dedico a escribir y pullir un guión y se le dio la opción de dirigir la película, hasta que Fox empezó a negociar con Bryan Singer, responsable por las primeras dos películas, y ya se hablaba de empezar a rodarla luego de X-men Origins: Magneto. Sin embargo Singer sugirió agregar el origen de Magneto a un nuevo guion de The First Class, escrito Jamie Moss, que luego fue rescrito por Ashley Edward Miller y Zack Stentz.

Singer abandonó la posición de director y paso a ser un productor, dejando el cupo vacante para el director inglés Matthew Vaughn (conocido por Kick-Ass), quien a su vez contrato a Jane Goldman para rescribir el guión. Vaughn quería reiniciar la saga, como JJ Abrahams lo hizo con Star Trek en 2009 y Christopher Nolan con Batman Begins en 2005.

Vaughn dice que sus influencias para la película no se limitaron a la trilogía anterior, sino que también quiso aprovechar el contexto histórico para hacer una historia que usura la tecnología de las clásicas películas de James Bond. Tambien quiso apostar por un reparto joven y muy poco conocido, que pudieran darle un toque internacional a la película.

Tal vez por esta razón contrato al actor germano irlandes Michael Fassbender, quien habla alemán, francés, español e inglés durante la película. Fassbender ya habia actuado en alemán en la película de Quentin Tarantino, Inglorius Basterds, donde interpretó al teniente Archie Hicox.

Hubieron constantes cambios en el reparto. Para Emma Frost fueron consideradas las actrices Alice Eve, Rosamund Pike, Sarah Harding y Tahyna Tozzi, quien interpreto el papel en Xmen Origins: Wolverine. Finalmente fue elegida January Jones.

En el caso de Hank McCoy/Bestia fueron considerados los actores Benjamin Walker y Taylor Lautner, pero el papel le fue concedido a Nicholas Hoult.

El personaje de Moira MacTaggert, interpretado por Rose Byrne cambia totalmente con respecto al comic, y en lugar de ser una genetista escocesa es una agente estadounidense de la CIA.

La película NO es fiel a la serie homónima de comics lanzada en 2006 o a los orígenes de los X-men como fueron planteados por Stan Lee y Jack Kirby en 1961. El grupo original estaba compuesto por los mutantes Angel, Beast, Cyclops, Iceman, Jean Grey y el Profesor X. El hecho de que el guión los cambiara por Mystique, Havok, Darwin, Banshee, Magneto y que solo conservara a Beast y al Profesor X, molesto a algunos fans.

La película se rodó en Inglaterra y en los Estados Unidos. Se utilizaron los miticos estudios Pinewood en Londres, donde tambien se rodaron películas como Superman en 1978, su secuela Superman II en 1980 y Batman en 1989. También se filmo en locaciones como La Universidad de Oxford en Inglaterra, Jekyll Island, Thunderbolt y Savannah en el estado de Georgia, asi como algunos lugares en Carolina del Norte, Michigan y Lousianna. Algunas tomas fueron hechas en Rusia.



Comentarios

La película me gusto mucho, y debo aceptar que hasta hace poco tiempo, incluso después de los trailers, tenia mis dudas ya que FOX nunca me ha convencido con sus adaptaciones de comics… incluso la saga original de X-men, que muchos alaban, me parece floja. . La verdad no soy fan del trabajo de Bryan Singer.

Pero fue cuando llegaron las buenas criticas y pude ver que el equipo de trabajo detrás de esta película estaba dirigido por Matthew Vaughn con la colaboración de la escritora Jane Goldman, ambos responsables de Kick-Ass, una de mis películas favoritas, fue que todo empezó a tener sentido.

Una muy buena película, con un guión sólido y buenas actuaciones, guiños a las películas anteriores, a sucesos históricos reales y por supuesto al universo de los X-men en los comics. Si bien se que la película no es una adaptación fiel y que se toma muchas libertades, creo que funciona mucho mejor que las anteriores películas de los X-men.

La película no se conforma con entretener, con mostrar efectos especiales a granel y muchas secuencias de acción sin sentido. Sino que se toma el tiempo de desarrollar los personajes principales, Charles Xavier y Eric Lehnsherr, y luego como evoluciona su relación de una fuerte amistad a un duro debate de opiniones sobre el futuro de los mutantes y su relación con la raza humana.

Si bien James McAvoy cumple con un Charles Xavier convincente, las palmas se las lleva Michael Fassbender con un magnifico Magneto. Ayudado por el guión, este personaje crece hasta eclipsar a todos los demás, ya que es el que tiene las motivaciones mas claras para el conflicto con Sebastián Shaw.

En segundo lugar yo pondría a Jennifer Lawrence con una Mystique muy interesante, que se debate entre aceptarse a si misma o ser aceptada por la sociedad. Conflicto que ni el propio Xavier entiende. Su relación con Hank McCoy y luego con Magneto esta muy bien trabajada a lo largo de la película y se convierte en un personaje importante.

El resto de los X-men, tienen sus momentos, pero se mantienen como personajes secundarios. Rose Byrne logra un buen papel, pero es muy limitado, creo que su momento momento en la película es cuando se infiltra en el Hellfire Club en Las Vegas.

En cuanto al villano, Sebastián Shaw, Kevin Bacon hace un buen trabajo, aunque se limita al cliché de ser el malo y teme ir un poco más allá, para desarrollar un personaje más memorable.

Visualmente es agradable y no te satura como algunas otras películas del género. De hecho me parece que funciona muy bien sin usar el recurso del 3-D.

Sin embargo lo que mas me gusto son los temas que toca… temas que los comics de X-men también tocan y que fueron en gran parte motivo del éxito que tuvieron en los 60’s. Aquí no vemos el típico bueno contra malo… cada quien trabaja para sus intereses y eso incluye a los mutantes y a los gobiernos de los Estados Unidos y La Unión Sovietica. De hecho me encanta la comparación que Magneto hace de los militares estadounidenses y los soldados nazis que masacraron a su familia en la Segunda Guerra Mundial… son solo hombres cumpliendo ordenes, pero ambos son responsables de sus acciones.

X-Men: First Class rompe esquemas en el bando de Marvel. Aquí tenemos personajes humanos, no moralmente perfectos. No es simple entretenimiento vacío, tiene un mensaje y lo entrega al espectador que ponga atención… No existen los heroes en un mundo dirigido por líderes intolerantes y corruptos.





Jay "Peace was never an option"

No hay comentarios.: