viernes, 20 de abril de 2012

El Necronomicón de Howard P. Lovecraft



Durante muchos años el Necronomicón ha sido uno de los libros ficticios más buscados en el mundo real. Esto se debe, sin duda, a la veracidad y solidez con la que Howard Phillips Lovecraft supo presentarlo en sus relatos y al hecho de que sólo nos permitiera leer pasajes sueltos de tan famoso documento. 

Lovecraft lo que pretendía con este escrito era crear cierta inquietud en el lector. Dando la impresión de que su simple lectura arrastra al osado incauto a la locura más absoluta como mínimo y con mayor desdicha a la muerte. 

Tanta fue la especulación que genero este relato ficticio; que en su momento, muchos creyerón que se trataba de algo real y no ficción. Y es precisamente, esa trasgresión a la realidad, que hace de este escrito uno de los más populares.

Aunque los estudios afirman que el Necronomicón es un tomo fantástico creado por H.P. Lovecraft, los investigadores, escépticos y entusiastas del tema; afirman que el dichoso escrito, existe. Y que el mismo constituye un volumen blasfemo de conocimiento prohibido escrito por el autor árabe, Abdul Alhazred.

Robert William Chambers (nacido en 1865 y fallecido en 1933), publicó en 1895 su segundo libro El rey de amarillo (The king in yellow); un grupo de historias caracterizadas por tres elementos: una obra de teatro en formato de libro titulado El rey de amarillo, una misteriosa, malévola y sobrenatural criatura con el mismo nombre y un misterioso y terrible símbolo llamado el signo amarillo. Lovecraft leyó la novela aproximadamente en 1927 e incluyó pasajes del mismo en sus historias que él consideraba pertenecientes a dicho libro. La obra de teatro de El rey de amarillo fue la semilla de la que surgió el mito del Necronomicón y, tras él, toda una biblioteca de libros prohibidos, ocultos, peligrosos y mágicos. Incluso lo mencionó en su colección de poemas Hongos de Yuggoth (Fungi from Yuggoth, 1927) en el soneto XXVII.

Según los estudios, el nombre de Necronomicón apareció en un sueño de Lovecraft. Cuando despertó, se informó acerca de la coherencia de tal nombre y comprobó que era perfectamente válido desde un punto de vista etimológico. Por supuesto, el autor de los Mitos nunca escribió tal libro; aunque sí algún fragmento del mismo que servía como heraldo de sus horrores. En realidad, sólo los relatos que no pretenden ser el Necronomicón; merecen realmente la pena como parte del universo lovecraftiano ya que, como opinaba su creador y transmitió en una misiva, la idea del Necronomicón era mucho más aterradora que cualquier libro que él pudiera escribir con ese título.

Y es que la obra de Lovecraft nos señala continuamente al Necronomicón para cuando estamos ansiosos por leer esas frases blasfemas y prohibidas, capaces de conducir a la mente humana a la locura.

El efecto e intriga que desarrolla el autor en torno a dicha obra, es  lo que genera en el lector ese interés por poder hojearlo, pero sólo para que nuestros deseos sean frustrados una y otra vez. La insinuación que deja abierta la imaginación siempre resulta mucho más fructífera y efectiva que la verdad al desnudo, que puede dar al traste con las expectativas creadas.

Libreros y bibliotecas han recibido el encargo del famoso libro y mucha gente cree en su existencia (incluso muchos afirman tenerlo). Aunque esto es más una estratagema para generar más intriga en el mismo.
Pero, ¿qué significa Necronomicón? Su etimología es sencilla en realidad. Lovecraft lo interpreta como la Imagen de la ley de los muertos. Sobre su carácter ficticio, sentenció: 

"Ahora bien, sobre los libros terribles y prohibidos, me fuerzan a decir que la mayoría de ellos son puramente imaginarios. Nunca existió ningún Abdul Alhazred o el Necronomicón, porque inventé estos nombres yo mismo. Luwdig Prinn fue ideado por Robert Bloch y su De Vermis Mysteriis, mientras que el Libro de Eibon es una invención de Clark Ashton Smith. Robert E. Howard debe responder de Friedrich von Junzt y su Unaussprechlichen Kulten... En cuanto a libros escritos en serio sobre temas oscuros, ocultos, y sobrenaturales, en realidad no son muchos".

La sombra del Necronomicón es alargada y, bajo ella, han crecido otros muchos libros prohibidos de saberes ocultos cuyo contenido tampoco nos es revelado en su totalidad. La técnica de tender el cebo esperando que piquemos sólo para descubrir que no hay nada al otro lado de la caña de pescar, provoca una sensación de curiosidad, misterio e incluso temor. Con esta idea los narradores de los diferentes libros prohibidos, con Lovecraft a la cabeza.

Así pues entorno al mentado Necronomicón se han escrito gran cantidad de obras. Por citas algunas de ellas:
Relatos Oscuros
 
  • El Pergamino Terrible (Manly Wade Wellman)
  • La Casa Del Doctor Xander (Martin D. Brown)
  • El Manto De Graag (Frederik Pohl, Henry Dockweiller Y Robert A. W. Lowndes)
  • El Muro De Settler (Robert A. W. Lowndes)
  • El Que Aúlla En La Oscuridad (Richard L. Tierney)
  • Demonios De Cthulhu (Robert Silverberg)
  • El Castillo En La Ventana (Steffan B. Aletti)
  • Acerca De La Próxima Edición Barata Del Necronomicón De Abdul Alhazred (John Brunner)
  • La Víbora (Fred Chappell)
Versiones Del Necronomicón
 

  • Prefacio Al Al-Azif (L. Sprague De Camp)
  • Un Fragmento Del Necronomicón (Frank Belknap Long Jr.)
  • El Necronomicón (Lin Carter)
  • El Manuscrito De Sussex (Fred L. Pelton)
  • Por Qué Abdul Al Hazred Se Volvió Loco (D.R. Smith)
 
Comentarios de lo Oculto
 

  • Historia Del Necronomicón (Howard Phillips Lovecraft)
  • La Vida Del Maestro (David T. St. Albans)
  • Un Comentario Crítico Sobre El Necronomicón (Robert M. Price)

Comentario

Sin duda H.P. Lovecraft fue un gran innovador del cuento de terror, al que aportó una mitología propia y un universo realmente intrigante. Los Mitos de Cthulhu, desarrollado junto con otros autores se asienta en el terror cósmico materialista, apartada del terror sobrenatural, incorporando elementos de ciencia ficción. Para dotar a una de sus mayores creaciones de aparente veracidad, escribió a sus amigos más íntimos una breve historia y cronología de sus relatos. Siendo este un recuerso literario que trasgrede la ficción y que se inserta en la realidad de forma magnifica. Sus temas más comunes son el conocimiento prohibido, la influencia de seres oscuros en las acciones de la Humanidad, así como la culpa heredada (el concepto de que uno no puede escapar de los errores de sus ancestros). El destino, la idea del individuo constantemente amenazada y en peligro, la raza, el género y los riesgos inherentes a una sociedad cientificista.

Es así como este autor ha desarrollado un culto gracias a la creación de un universo propio de seres de naturaleza diversa, donde destacan los monstruosos Primigenios y es pues el Necronomicón, un terrible grimorio que muestra cómo invocarlos.

En Lovecraft a simple vista vemos a un escritor de terror y ficción. Pero si vemos más allá de lo que escribe podemos ver, toda una gama de maravillosos escritos, mitos y simbología, que hacen de él un autor único y muy diferente. En cuanto al Necronomicón, ciertamente no lo escribió Lovecraft; pues en su libro: "Una historia del Necronomicón", nos lo cuenta.  Sin embargo la fama que gira entorno a èl es lo que lo hace que si bien es un relato corto, no deja de ser fascinante.

Resumiendo, diría que el Necronomicón es un libro bastante curioso con el que hay que tener cierta precaución (quizás lo mejor sea dejarlo a parte y no leerlo, jajaja).



¡Saludos!
Sendoshi Kurumada

1 comentario:

Anónimo dijo...

H P Lovecraft, sin duda mi autor favorito de cuentos de terror, fue un genio, un gran monstruo de la literatura, no me cansaré nunca de elogiar su trabajo. A algunas personas les parece que expone sentimientos viscerales en su obra, pero no podía ser de otra manera. Muchos de sus cuentos tienen una gran potencia narrativa, causando desconfianza y miedo en el lector. Disculpen la ortografía y la gramática, pero sólo soy un novato. Que viva Lovecraft.