lunes, 22 de abril de 2013

OBLIVION: por las cosas que no deben olvidarse.




Oblivion: es una expresión del inglés, referente a un estado de inconsciencia o de olvido, sabiendo esto, el espectador de habla hispana podría dar sin mayor complicaciones con la trama de la última película del polifacético Tom Cruise, quien encarna al Comandante Jack Harper, astronauta de la NASA alrededor del año 2017; pero tratando de no dar detalles más allá del argumento de la película, les dejaré una posición personal sobre la misma, y para aquellos que me conoce, saben que en el blog no me voy a tomar el reta de escribir sobre algo que no lo valga.

ARGUMENTO: 

Año 2073. Tierra fue atacada; una raza conocida como “Carroñeros” aparece y de la anda hace volar la luna BUUUUMMM!!! Como es de imaginarse el apocalipsis se desata, maremotos, destrucción, giros climáticos, fuego a diestra y siniestra. Pero eso es solo el inicio, tras los desastres naturales, los terribles extra terrestres invaden: WAR!!!! La especie humana se defiende como puede y debe usar su último recurso: TODO EL ARCENAL NUCLEAR que provee, esto como también es de imaginarse, acaba con lo poco que quedaba de civilización. “La Guerra se ganó, pero se perdió el planeta”.

Los últimos sobrevivientes de la humanidad, se trasladan a Titan una de las lunas de Saturno, dejando una compleja serie de instalaciones con una misión especial: extraer el agua de la tierra para ser convertida en energía y canalizada a la nueva colonia, por medio del sorprendente TET (aún me es un misterio el significado de las siglas, si lo dicen en la película seguramente buscaba los M&M y no presté atención), una base espacial que monitorea toda la operación desde el espacio.

En tanto en la Tierra solo hay dos humanos (¿si?), Harper y Victoria (Andrea Riseborough) encargados de mantener en funcionamiento una serie de androides de defensa los DRONES, cuya tarea es cazar a los restos de la raza “carroñera” que se han refugiado en túneles y cavernas y desean impedir por medio de actos “terroristas” que el TET se lleve lo que queda de recursos vitales en el planeta. Hasta ese punto la propuesta de la historia tenía sus elementos tanto innovadores como también sus buenas referencias a puntos comunes sobre todo en tanto a la ciencia ficción relacionada con Guerra de los Mundos o Día de la Independencia, donde siempre ese OTRO el extranjero, resulta una especie salvaje y devoradora de mundos. Y todo lo anterior nos puede parecer ya conocido.

Ahora bien, LO QUE UNO NO SABE SOBRE: OBLIVION es que una seudo-adaptación de una novela gráfica, porqué seudo adaptación?... Ah porque el comic aún no ha sido siquiera terminado! Creado por el propio director del film el conocido Joseph Kosinski (director también de la esperada Tron: Legacy) OBLIVION es un proyecto personal que ha querido convertir en comic, pero hasta ahora lo publicado ha sido una especie de libro artístico, solo de imágenes sin un diálogo o discurso que le complemente, se le refiere incluso como un libro de diseño para lo que sería una película, por lo que su adaptación se prestó con facilidad. (cabe anotarse en la imagen a su derecha el personaje usa una mascara, cómo no, el planeta está muerto por radiación, pero claro en la película no podían desperdiciar a Tom Cruise: LOL)


Al no ser propiamente la adaptación de un comic conocido, tiene la gran ventaja que el espectador puede llegar a deducir pero no esperar la vuelta de tuercas que tiene la trama, la cual por momentos rinde y rinde bien, con un ritmo pausado que a los amantes de la ciencia ficción siempre nos hacen recordar inconscientemente las emociones de Odisea 2001 y THX, y las más claras influencias de esta película: El Planeta de los Simios de 1968 (si ud querido/a lector/a no la ha visto es un buen momento para sentir vergüenza y antes de ver Oblivion ir a su video de confianza y alquilarla), siempre siendo la clara influencia estética Tron: Legacy (no en vano es el mismo director).


Bien, un aspecto que puede parecer formal, pero que para mí es indispensable en términos de la ciencia ficción, son los temas técnicos relacionados, efectos especiales, pero además con lo más tradicional; la puesta en escena de interiores, exteriores, vestuario y lo que nos pueden dar como significados más allá de lo eminentemente visual, la ciencia ficción, es para proponer una forma diferente de cómo puede ser la realidad y como tal hay que sacarle provecho pero con la paradoja de lograr hacerlo de la forma más natural posible, debe hacernos creer y sentir que ese futuro es posible. El film usa para esto una serie de guiños que con ojo atento les darán un buen momento, por ejemplo indirectamente a Led Zeppelin (con una preciosa casa en los cielos) y directamente con un acetato de The Wall, peluches de King Kong, y algunas como no: marcas patrocinadoras.

En esos términos la película parecería ser contradictoria, si bien la historia nos propone un futuro relativamente cercano, donde incluso la amenaza apocalíptica ocurriría no más en 4 años (en Costa Rica puede que ocurra en menos si el PLN vuelve a ganar las elecciones pero ese es otro tema), y propone un uso de aspectos tecnológicos que son el primer indicio para pensar “Algo no está bien acá”, y son complementados con un uso minimalista de los escenarios, vestuarios monocromáticos, viviendas básicas con máximo aprovechamiento del espacio, algo muy similar a la propuesta del director en Tron: Legacy; y es ahí donde está el detalle, poco a poco se puede ir imaginando que la vuelta de rosca en la trama, pasa por esos indicadores, ¿tendría la humanidad la capacidad tecnológica para implantar colonias en Titan y a la vez extraer los recursos naturales y energéticos del planeta, cuando acaban de ser destruidas las principales potencias y usado todo el armamento nuclear de la tierra? Les dejo la interrogante nada más.


En cuanto a las interpretaciones: señores (as) ese muchacho Tom Cruise ya lo conocemos mucho más de él no se puede decir ni para defenderlo ni para hacer leña del árbol caído, solo queda mencionar que parece que le gustó hacer películas de ciencia ficción pues tiene tras Minority Report y esta, también tiene firmado contrato para otra de esta naturaleza. Ahora bien esas dos chicas Andrea Riseborough (Victoria) Olga Kurylenko (Julia Harper), se puede decir que cumplen apenas y se salvan por el gran aporte estético que claramente tienen, pero como dicen por ahí tiene más capacidad histriónica Rei Ayanami, que ellas dos juntas, situación que me parece lamentable, siendo que la historia está basada en un triángulo pasional entre Jack Julia y Victoria, y el film carece de ese carisma emotivo pese a que el mismo nombre Oblivion nos refiere a ese algo que no debe ser olvidado, en este caso a ese alguien que no se puede olvidar.

Las dos apariciones de rescatar son la del siempre querido Morgan Freeman a quien el director le da un papel corto pero vital y un par de escenas donde vemos a un Freeman imponente; y la otra aparición es la de Nilolai Coster- Waldau (conocido por el mundillo nerd por su papel de Jaime Lannister en GOT) de quien no se puede hablar mucho pues tiene un rol muy similar al de la serie de t.v. siendo un guerrero portentoso y desconfiado, pero aun así es agradable ver nuevas caras en estas producciones californianas.


En qué queda debiendo el film: pues hay una serie de elementos que no se explican con claridad y que seguramente el director podría aprovechar para precuelas y secuelas,  yo espero que el comic como tal sea terminado pues puede ser una fuente para dar razón de los cabos sueltos y ampliarnos más las historias colaterales de los personajes secundarios. Pero hay preguntas simples de porqué una especie que es capaz de destruir la Luna de un BUUUMM!!! No fue capaz de eliminar a la humanidad por completo? Y hacia el otro lado del argumento, obviamente ganan los buenos no? Pues entonces qué pasará con los valientes héroes en un mundo prácticamente desolado bajo la permanente amenaza de que alguien o algo regresen desde el espacio exterior a cobrar venganza?

 

Fecha de estreno inicial: 10 de abril de 2013


Breve ficha Técnica:
Fecha de estreno inicial: 10 de abril de 2013

Director: Joseph Kosinski

Duración: 126 minutos

Guión: Michael Arndt, Joseph Kosinski, William Monahan, 
Historia creada por: Arvid Nelson, Joseph Kosinski

Música: M.8.3, Sonido: Al Nelson, 
Maquillaje: Budd Bird, Roland Blancaflor, Michèle Burke, 
Fotografía: Claudio Miranda, Montaje Richard Francis-Bruce, 
Escenografía: Ronald R. Reiss Vestuario: Marlene Stewart 
Efectos especiales: Michael Meinardus

Protagonistas:  Tom Cruise, Olga Kurylenko, Andrea Riseborough, Morgan Freeman, Melissa Leo, Zoë Bell, Nikolaj Coster-Waldau


Saludos, 
el buenazo de HARLOCK.

No hay comentarios.: