miércoles, 23 de octubre de 2013

¿Por qué no pienso votar?



Saludos amigos del Templo. Ya estamos en campaña electoral... los candidatos ya han sido elegidos, ya empezaron a bombardearnos con anuncios mostrándonos a la familia, visitando barrios pobres, besando chiquitos, abrazando estudiantes, prometiendo que en su gobierno todos vamos a ser felices y vivir mejor. Uno que otro tal vez trate de ser honesto y decir, haremos lo que podamos, pero para que el discurso venda y el candidato gane puntos en las encuestas, tiene  que empezar a usar los mismos trucos de siempre... criticar al contrario y prometer, prometer y prometer... para que el día de las elecciones le den el premio que tanto anhela su ego de llamarse Presidente de la República de Costa Rica.

El pueblo, bien domesticado como esta, saldrá a unirse a la fiesta, se vestirá de los colores del candidato que más le guste y saldrá a masturbarse, perdón, a festejar su ejemplar vida democrática.  Y bien adiestrado por el Tribunal Supremo de Elecciones, los Medios de Comunicación y su propia familia, saldrá temprano a votar, para tener derecho a quejarse de lo mal que anda el país los siguientes 4 años.

La mayoría de la gente dirá que es que los políticos de ahora son una cochinada, que no sirven para nada, pero que hay que votar por alguien, por el menos malo (espero que no me demande el PUSC). Y también saldan a relucir las diferencias de opinión entre derecha e izquierda, atacándose mutuamente... tachándose de millonarios sin corazón o chancletudos vagabundos respectivamente.

Y en el pasado yo caí el juego, como buen ciudadano iba a votar, convencido de que tal vez de esa forma el país iba a avanzar hacia el tan anhelado desarrollo que vengo escuchando desde que tengo memoria. Más recientemente también votaba para tener un país más justo, que repartiera oportunidades equitativamente y premiará justamente el esfuerzo honesto de la gente trabajadora.

Sin embargo ahora a mis 33 años ya aprendí que mi voto no sirve para nada... solo para legitimar el mismo viejo sistema que favorece a unos pocos. Igual si aquí tuvieramos una revolución como en otros países y mediante las urnas pusiéramos un líder que quisiera romper con el viejo sistema, gran parte del pueblo se arrepentiría apenas empiece a sentirse el cambio y el país podría caer en una terrible crisis. Porque en realidad el cambio empieza con el pueblo y no con los políticos y sus eslogans publicitarios... cada país tiene el gobierno que se merece y su gobierno es reflejo de su gente.

Como dice Carlin en el video de arriba... los políticos salen de nuestra sociedad. Se criaron en familias costarricenses, estudiaron en escuelas y colegios costarricenses, van a iglesias costarricenses. Son iguales al resto de los ticos. Podrán decirme que los políticos son de familias adineradas, estudian en el extranjero... lo cual es cierto en muchos casos, pero no quita el hecho de nosotros los ponemos ahí, con nuestro voto. Escogemos a quienes sentimos que nos representan mejor, y para nosotros tienen que ser hombres y mujeres "bien vestidos", "serios", "maduros" y "educados"... porque hasta cierto punto así queremos que nos vean afuera.

El problema no son los políticos, lo buenos que sean, lo inteligentes que sean... el problema es la gente. Y en quien perdí la esperanza es la gente... en el costarricense con el que comparto el bus, el que veo en la calle, el que se sienta a la par mía en clases o en el trabajo... sencillamente el costarricense decidió vender su país y tratar de recoger lo que puede de la venta para pegarse la fiesta. Así es... todo lo que le importa al costarricense es la plata... así de simple. No seamos hipócritas... todo en esta país se mueve por plata, todo el mundo hace lo que hace por plata y por pasarla bien dando el menor esfuerzo. Si podemos robarnos unos cincos de más para comprarnos algo que nos haga destacar de los demás... lo hacemos... y el que no lo hace es un tonto que esta detrás del palo. El tico es corrupto hasta la médula... es casi parte de su ser. 

Así que si sale un político que no se preste al juego de repartir plata, se va a ganar enemigos rápidamente. No solo entre sus compañeros de partido, sino también entre los empresarios, los sindicalistas, los gremios... un político honrado en este país no puede gobernar porque tendría a casi todo el país en contra. Si busca poner mano dura e hacer cumplir la ley, La Asamblea Legislativa y La Sala Cuarta con el apoyo de abogados, empresarios, los Medios de Comunicación y el propio pueblo, van a hacer lo posible para los planes no prosperen y la fiesta siga. Es más cómodo y fácil quejarse que pagar impuestos, que ser honesto, que trabajar duro y honestamente...Así que antes de quejarse de los políticos véase en un espejo.

Y el problema no solo viene de la gente del propio país, sino que en un mundo globalizado con una agenda bien definida, cualquier movimiento social y político que se interponga a los grandes intereses financieros y políticos de las empresas multinacionales y los gobiernos que las representan, especialmente el de los Estados Unidos, va a ser rechazado y atacado. Embargos comerciales, mala publicidad, restricciones de todo tipo. Sencillamente el capitalismo no va a permitir que una tontería como la democracia real se interponga en su camino... hay demasiados millones en juego. Ningún país tiene derecho a poner a su gente por encima del capital... eso es blasfemia en el mundo actual.

¿Y que hay de Villalta?

Así que si usted es un idealista de izquierda que espera que José María Villalta quede de presidente para empezar otra revolución socialista, pienselo bien. Tiene que estar dispuesto a apoyarlo contra viento y marea... incluso a dar su vida... porque a mucha gente no le va a hacer gracia que un comunista ocupe la silla presidencial, tanto dentro como fuera del país. Incluso yo diría que si usted conoce y aprecia al candidato del Frente Amplio, debería preferir  que pierda.

A mi tambien me parece el mejor candidato, pero la verdad es que no creo que Costa Rica este dispuesta a arriesgar tanto por él. Si Villalta aprende de la Nueva Izquierda en países como Brasil y Argentina, probablemente no se meterá demasiado con el capital internacional, aceptará obedientemente las directrices de Washington y será como todos los demás presidentes.

Pero si es un poco diferente y suficientemente inteligente y con algo de suerte, algo logrará en 4 años, para no defraudar completamente a sus bases, un cambio superficial que tenga tranquila y contenta a la mayoría de la gente. 

Si es un estadista brillante incluso puede empezar un proyecto político silencioso y moderado mediante la reelección o con un sucesor bien entrenado e igual de capaz y al cabo de 8 años veremos algo diferente en el país sin pasar por una tragedia. Esto es ser extremadamente positivo... incluso es utópico.

Si por el contrario, Villalta enserio esta muy comprometido con la causa y tiene pantalones para llevar a cabo un cambio social drástico o revolucionario, si no lo matan en un atentado como a Salvador Allende o lo sacan a la fuerza mediante alguna conspiración como a Fernando Lugo, posiblemente Costa Rica se aislé del resto de América como Cuba o Venezuela... no seria hasta raro que hasta tengamos una guerra. Si el pueblo de Costa Rica fuera tan valiente como para defender su soberanía, tal vez aguante... pero si por la víspera se saca el día... Villalta no duraría mucho y el tico difícilmente va a oponerse a San Estados Unidos. ¿Para qué soberanía si no podemos tener Playstations, Starbucks y Iphones?

Así que en el mejor de los casos, vote o no vote, el país va a seguir igual, dudo mucho que el contexto actual alguien como Villalta logre mucho desde la presidencia. Quien este en Zapote, simplemente se dedica a seguir la agenda,... creo que votar por  una revolución solo haría las cosas más difíciles para todos, como lo vivieron nuestros hermanos chilenos en 1973. Hay grandes poderes interesados en que  este país no va cambie nunca y desgraciadamente el mundo no va a cambiar tampoco y el ser humano menos. Cualquiera que se interponga en los planes de la élite es eliminado y por eso es que ellos nos venden esa farsa de la democracia, para ahorrarse el trabajo de eliminar demasiada gente.

El dios dinero es quien reina sobre derecha e izquierda, sobre Liberación Nacional, La Unidad Social Cristiana, El Movimiento Libertario,  El Partido Acción Ciudadana , El Frente Amplio y todos los demás. Nada se mueve sin su bendición, incluyendo su voto y su opinión amigo lector. Yo, al igual que Carlin, por decencia, me quedaré en casa el Día de las Elecciones... sencillamente me cansé del circo. ¡Qué les vaya bien! Costa Rica dejó de ser un país soberano hace mucho tiempo y no tiene los huevos para volver a serlo..

Por mucho que me gustaría creer en una utopía donde la gente viva dignamente, se que si el cambio se da, vendrá la CIA a crear enemistades, vendrán los marines y pondrán a algún títere de presidente. Mataran estudiantes y líderes sociales, violaran mujeres y venderán a los huérfanos. Sencillamente como nos enseña George Orwell en la Rebelión en la Granja,  el precio de querer ser realmente libre en este planeta corrupto e indecente es demasiado alto. 



Jay -El que no va a botar su tiempo en Febrero-

No hay comentarios.: