domingo, 18 de mayo de 2014

GODZILLA: el Rey Kaiju vs Hollywood


Una poderosa onda electro-magnética ha alterado los sensores de Arcadía y llamado mi atención, al investigar de qué se trata me doy cuenta que es producto de la batalla titánica entre el Rey Kaiju Gojira y sus rivales de turno…



Dirigida por Gareth Edwards, con guiones de Max Borenstein  y Dave Callaham, producida por Legendary Pictures y Warner Bros, con la venia de estudios Tōhō, llega a tiquicia este rebot de la saga más famosa sobre monstruos gigantes.

En esta ocasión, a pesar de ser un film de total producción estadounidense, la intención para traer a Godzilla al público occidental fue la de respetar y aprovechar la valiosa herencia de la saga de estudios Tōhō, apartándose totalmente de la desastrosa película de Roland Emmerich (1998) que no merece lugar en la memoria.

  ¿Quien no querría ver a Godzilla contra King Kong? ¡Peter Jackson tu puedes hacer que esto suceda!

Un experimento fallido y de mal gusto

Siendo que el Godzilla original de Tōhō guardaba una alegoría con el trauma social causado por las bombas atómicas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki, del 6 y el 9 de agosto de 1945, en esta ocasión la propuesta es aprovechar los recientes sucesos de terremotos y tragedias nucleares de la planta de Fukushima del 2011. 

Situación que puede ser valorado según dos prismas; uno el que considere que es una forma de actualizar la historia del Godzilla clásico de 1954 tomando como referencia sucesos reales recientes, ó bien el segundo, el que considere terriblemente de mal gusto hacer la referencia a una de las mayores tragedias de la historia reciente de Japón como enganche para una producción hollywoodense, ya quisiera ver la reacción del público estadounidense si se usara de esa manera los hechos del 11 de septiembre del 2001… así que por mi parte considera esta maniobra en la historia como ingeniosa pero desconsideraro e insensible, y por eso no me extraña la dudosa acogida que esta versión de Godzilla ha tenido en cines orientales.
 
Continuando, hay otros elementos que la nueva producción trata de conservar de la saga original, que es el tratar de hilvanar situaciones de sobrevivencia humana con la catástrofe inverosímil de criaturas gigantescas salidas de la nada, esto ya lo vimos no hace mucho en el remake de Guerra de los Mundos (2005) de Steven Spielberg, por lo que ya sabemos cómo acaba ese experimento.

Esta situación me parece lo más complicado de sortear, pues también se tiene muy fresco en la retina la tremenda producción de Pacif Rim (2013 de Guillermo del Toro), que nos ofrece el foco opuesto, batallas a granel entre Kaijus y la Humanidad en los que el drama por la sobrevivencia se sintetiza en darlo todo en la confrontación directa.

Así que buen con esos dos polos establecidos, en mi opinión este Godzilla 2014 está más cercano al lado de Guerra de los Mundos que de Pacif Rim, creo que ya con eso les digo mucho de qué deben esperar de la película  y evitar como me pasó, tremendas decepciones en puntos climáticos de la película.

Godzilla vs American Way

También cabe comentar que si la historia que se pretende desarrollar es el drama de sobrevivencia de la clásica y heroica familia estadounidense, así como el American Way, pues en esto también hay serios problemas. No solo la intervención inmediata, injustificada y narcisista de las fuerzas armadas estadounidenses es risible, chocante y ofensiva, empezando porque el estilo de la filmación pretende hacer creíble la historia, relacionándola con hechos frescos en la memoria colectiva como la ya mencionada catástrofe de Fukushima, sino también por el uso de noticieros internacionales y redes sociales de comunicación como medios para informar al mundo de los femémonos inexplicables que ocurren repentinamente, pero esto cae en picada cuando se observa la reacción y despliegue del ejército estadounidense naval, aéreo y terrestre, tal pareciera que Estados Unidos ya no estaba en guerra en medio oriente y que de ante mano sabía que tenía que tener todo su poder militar en Hawaii y la costa Oeste; esto le quita total seriedad al experimento de proponer el film como una cuasi- crónica periodística desde el frente de combate.

 La parte humana en las aventuras de Godzilla es uno de sus distintivos dentro del género

Además es un error que repercute en la imposibilidad de desarrollar los personajes principales y sus soportes, veamos esto con los ejemplos principales:

Pasividad total y desperdicio del talento de Bryan Cranston (Joe Brody) y Juliette Binoche (Sandra Brody) cuya relación sostiene la primera mitad de la película, ó Ken Watanabe quien personifica al Dr. Ichiro Serizawa (científico estudiosos de las criaturas como Godzilla), ambos personajes son los que llevan el peso en la introducción de la película, sentando el prólogo de la catástrofe por venir pero son apartados de escena para dar paso al imperio en pantalla de las fuerzas armadas.

En el caso de Watanabe es apenas el de un espectro que por alguna razón los militares llevan de un lugar a otro, pero que al momento de pedirle un consejo apenas le escuchan, perfectamente este personaje pudo haberse borrado del guion o bien darle muerte a la primera acción desastrosa de Godzilla que el desarrollo de la película no hubiera notado el vacío de su conocimiento de décadas de estudio de las criaturas. En tanto Cranston es usado solo para introducir a quien realmente la película quiere reivindicar, el personaje interpretado por Aaron Jhonson, el Teniente Ford Brody, hijo del personaje de Cranston.

Igualmente con el personaje de Aaron Johnson como el Teniente Ford Brody, es encasillado como el cliché del soldado, que además resulta ser como el personaje de la WWE Jhon Cena un tipo que nos quiere vender la imagen del vecino que tiene familia, hijos, una vida a la cual volver y por la cual luchar, pero que no solo es un genio del desarme nuclear sino que es aprueba de todo: derrumbes, explosiones nucleares, fuego cruzado, tsunamis, y claro titánicas batallas entre monstruos gigantes, señores ya Norteamérica no necesita a Superman, no necesita replicar el suero del super soldado del Capitán América: tiene al Teniente Brody!!!


Finalmente, en este film tenemos la participación de Elizabeth Olsen como Elle Brody, esposa del super Teniente Ford Brody, quien también es bautizada con un rol totalmente cliché, mientras su amado esposo salva al mundo en todos los frentes de batalla, ella es la enfermera que cuida de los refugiados durante el ataque de los monstruos y posteriormente la dama en peligro al llegar la batalla al patio de su propio lugar de trabajo, espero que al menos esto le dé un poco de consuelo a Peter Parker y entienda que no solo a él le pasa eso de que constantemente el peligro llame a las puertas de sus seres queridos, son gajes del oficio cuando se es el héroe.

Francamente seguir viendo estos roles pasivos en los personajes femeninos ya es muy cansado y un desperdicio, es un retroceso en las historias donde no hay justificación para tal estereotipo, más que el de una mentalidad conservadora, disculpen nuevamente la comparación pero, para quienes han visto Pacific Rim, entenderán que el hecho que enfrente se tenga un Monstruos- Dios de la-Destrucción, no es razón para que las mujeres no puedan luchar por la sobrevivencia de la humanidad, Mako Mori donde estás cuando te necesitamos en pantalla!!!


Tenemos así elementos que conjugados lejos de ofrecer un reboot digno de ser condierado dentro de la saga original de estudios Tōhō, es solo otra regular producción en la que el nombre de Godzilla sirve para ganar una taquilla fija con quienes gustamos del género kaiju, pero que reciviremos más de los que Michael Bay nos ha dado por años: el USA ARMY, una historia de amor entre un soldado y una enfermera, y un total desperdicio del talento tanto en actores como Watanabe y Bryan Cranston.

Sin embargo la película no es una total perdida, tiene aún algo tremendo: GODZILLA, el personaje que le da nombre y razón de ser al film, hace breves pero contundentes apariciones, y es ciertamente quien marca el ritmo de la película, es un Godzilla revitalizado, tremendamente poderoso y con mucho potencial, su presencia en pantalla es un mensaje que nos dice a todos sus fanáticos viejos y nuevos, que sigue siendo el referente en el género. Es lamentable que Edwards no haya confiado más en su actor principal y permitido que su carisma tuviera más minutos, si bien se le agradece el intento de mostrar una historia donde lo humano en medio de la destrucción es importante, en este caso hay un desbalance y el principal perjudicado es Godzilla que tendrá que soportar las críticas de otro film sin la posibilidad de competir por la estatuilla del Oscar en febrero próximo. 
 


Bueno gente, espero que pese a la opinión aquí expuesta se dejen ver la película y luego dejen sus comentarios, ahora esperemos que la siguiente semana tengamos mejores noticias desde los días de un futura pasado, me despido; 

Harlock "Guillermo del Toro asume esta franquicia por favor" Pirata del Espacio.

2 comentarios:

Jay Saenz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jay Saenz dijo...

Acabo de verla... te felicito por sacarle tanta carne a este taco de queso. Siento que la historia de los personajes humanos esta de mas y es demasiado forzada. Entiendo lo que querian hacer, pero creo que no lo hicieron bien. Pasar toda la pelicula buscandole la logica a porque varios bichos gigantes se van a pelear en una ciudad... es como filosofar sobre porque la rueda es redonda. Los efectos especiales estan bien, sin embargo el excesivo uso de los militares es risible... el Ejercito de Estados Unidos es mas peligroso que los propios Kaijus. De hecho sigo sin entender el plan... porque hacer que un Kaiju destruya medio California persiguiendo una bomba nuclear cuando pudieron haber atraido las criaturas al mar. Es una pelicula de desastres a lo 2012 con monstruos.