miércoles, 8 de octubre de 2014

Especial de Terror: Pesadilla en Elm street (A nightmare on Elm street, 1984)



¡Saludos queridos lectores! 

Así como nos adelanto mi compañero Franky; durante este mes de Octubre, yo también tengo pensado hablar de varias de mis películas favoritas de terror. Y esta semana quiero arrancar con: "Pesadilla en la calle Elm". Esa pieza clásica de los 80's en donde vio la oscuridad por primera vez el emblemático personaje de Freddy Krueger (uno de mis favoritos).

Quiero destacar que, de momento solo voy a reseñar la película clásica. Pues el remake del 2010, me lo estoy guardando para otro día. Ahora sin más demoras, vamos con la reseña:


Ficha Técnica:

Titulo: "A Nightmare on Elm Street".
Director: Wes Craven.
Guión: Wes Craven.

Producción: Robert Shaye  (New Line Cinema).
Fotografía: Jacques Haitkin.
Música: Charles Bernstein.

Año: 1984.
País: Estados Unidos
Duración: 87 minutos

Reparto: Heather Langenkamp, Robert Englund, Johnny Depp, John Saxon, Charles Fleischer, Nick Corri, Amanda Wyss, Ronne Blakley .


SINOPSIS:  Tina Grey es una adolescente que tiene una horrible pesadilla en la que es perseguida por un hombre de rostro deformado, guante con cuchillas, sombrero de ala corta y un suéter de rayas negras y rojas.  Dicho individuo, la persigue por un cuarto de calderas que parece no acabar, hasta que la atrapa y ella despierta gritando. Al día siguiente se da cuenta que su amiga Nancy Thompson ha tenido el mismo sueño. No son las únicas; pues son varios los adolescentes que comparten estas extrañas pesadillas. Y no pasa mucho tiempo hasta que comienzan a morir de las formas más atroces.

Nancy mantiene la lucidez y descubre que son asaltados desde el mundo de los sueños. Y que este misterioso individuo se llama Freddy Krueger. En vida, Freddy era un asesino en serie, que mató a más de veinte niños y adolescentes. Y que salió de la cárcel debido a un vacío legal en su sentencia. Ante esta amenaza, los padres de los niños en venganza acorralan a Freddy y le prenden fuego.  Este antes de morir, juró vengarse y seguir asechando a los niños en un lugar donde él sería invencible. El mundo de los sueños y las pesadillas. Es así como Nancy y sus amigos deberán hacerle frente al psicópata y sobrevivir a toda costa. ¿Estas listo para irte a dormir?... 

Análisis y comentario

Corría el año 1981 cuando el joven y ambicioso cineasta Wes Craven, terminó de escribir el guión de Pesadilla en Elm Street. Y poco despues estuvo -literalmente- tres años llevándolo de puerta en puerta por todo Hollywood. Pero ninguna productora parecía dispuesta a arriesgarse a invertir en un filme de terror con tantos efectos especiales y una historia tan “fantástica”.

Craven, desesperado por encontrar financiación y sin demasiadas opciones, presentó su guión a New Line Cinema. Un estudio independiente (por aquel entonces) de futuro incierto, cuyo único estreno había ido directo al mercado de vídeo. Y ahí fue donde el destino de esta producción cambio. Pues el productor ejecutivo Robert Shaye decidió darle una oportunidad y leyó el libreto. Quedó tan encantado que consiguió convencer a Media Home Entertainment;  para financiar la mayor parte del filme. Fue así como tras llevarse uno que otro traspié; la película fue estrenada en Octubre de 1984.

El Jardinero Willie en uno de los homenajes/parodias
más conocidas de Freddy Krueger
Un nuevo engendro del terror había llegado a la gran pantalla. Visceral, diferente, terrorífico y, no obstante, muchas veces divertido.

Y es que Krueger llegó para ser más que un monstruo, más que un asesino despiadado. Llegó para convertirse en un verdadero icono del genero. Así como un referente de la cultura pop moderna; contando con un sin fin de parodias, homenajes, cameos, crossovers y mucho más; en obras posteriores.

La inspiración para crear al personaje le vino a Wes Craven cuando pudo unir dos recuerdos de su infancia. El primero, el terror que le provocó un hombre cuando una noche, mirando por su ventana, un extraño (ataviado con un sombrero que le ocultaba el rostro) no le apartaba su mirada. El segundo, la aparición de una noticia en los periódicos que explicaba la incompresible muerte de un chico mientras dormía, que llevaba semanas alertando a sus padres de que las pesadillas que sufría eran demasiado reales. Fue así como Craven dio vida a Freddy. Quien fuese la encarnación más cercana de sus temores, plasmados con ingenio y fantasía en el subconsciente de los espectadores.

Secuela tras secuela, la personalidad de este asesino se fue transformando hasta llegar a ser no solamente el protagonista indiscutible; sino también la única razón para continuar siendo fieles a sus fechorías (aún cuando inevitablemente, tuviese más de un fiasco dentro de la lista). 

Como nota curiosa, mencionar que Freddy participo como personaje invitado en el genial Mortal Kombat 9 (2011). En donde ni los engendros de Shao Khan pudieron dormir tranquilos, ante la presencia del asesino de la garra. 


De igual manera, las películas lograron  granjear el suficiente éxito, para ir más allá del cine. Por ejemplo, acá tenemos el Intro de la serie de televisión de Freddy Krueger. Con un formato muy similar a "Cuentos desde la Cripta" cada episodio de la serie nos relataba breves historias de terror, narradas por el mismo Freddy desde su cuarto de calderas.


Volviendo con las películas; el primer filme lo seguimos por el morbo. El segundo, por la curiosidad Y a partir de entonces, esperábamos impacientes las secuelas, para ver qué iba a hacer nuestro querido Krueger, en la próxima entrega de la saga.

El punto de partida de la primera entrega posee un encanto que para la época, funcionaba a las mil

maravillas. Pues la posibilidad de penetrar en los sueños de otras personas ofrece todo tipo de variables. Desde el erotismo al terror o la fascinante idea de matar dentro del sueño. Todo se desarrolla dentro de una estructura de aventuras y conspiraciones, simpática y sin pretensiones, con un diseño genial de las pesadillas; pero con falta garra en lo terrorífico. Pues desde mi perspectiva siento que las películas de Freddy son más comedias crueles y con humor grosero, que joyas escalofriantes. Algo que la verdad solo puede llevar adjetivos de genialidad. Pues aún con todo y sus fallos, la saga de películas de Freddy Krueger, siguen siendo de mis favoritas.

Y es que parte de la grandeza de la saga de "Pesadilla en la calle Elm"; radica fundamentalmente en la interpretación de Robert Englund. Quien a lo largo de todas las entregas de la serie; supo darle un toque mordaz y elegante a la personalidad de Freddy. En donde se nos retrata como un asesino despiadado y calculador pero con mucho humor y picardía.

Otro detalle muy destacable en de la primera película, son los efectos especiales. Si bien es cierto que no son nada del otro mundo,  hay que reconocer que para ser 1984, conseguir la toma de la habitación giratoria en la que muere la amiga de Nancy, Tina (da la sensación que se retuerce de dolor subiendo por las paredes y el techo), o la explosión de sangre con la muerte de Glen (Johnny Depp, el novio de Nancy), no era del todo sencillo. Mucha imaginación para tan poco presupuesto. 

En conclusión podemos decir que, Pesadilla en Elm Street  (y sus posteriores secuelas), son ante todo, cintas del género "slasher" sencillamente imprescindibles. La primera entrega es violenta, intensa, sádica, terrorífica y cómica. Un título obligado  para todo aficionado al cine fantástico y de terror. Una saga que abrió escuela y dejo un gran legado. Con un personaje entrañable que marco a generaciones completas.  


¡Saludos! 
Sendoshi "Uno, dos, Freddy viene a por ti; tres, cuatro, cierra bien la puerta; cinco, seis, coge un crucifijo; siete, ocho, no duermas aún; nueve, Pesadilla en Elm street, diez, nunca dormirás..." Kurumada

No hay comentarios.: