martes, 2 de diciembre de 2014

Ninfomana: olvidemos el amor...


En algún momento el cine se puede tornar mórbido y oscuro con la intención de provocar una reacción del espectador, mostrar senos y penes indiscriminadamente entre cortes rápidos para no parecer una porno de bajo presupuesto. Son estas piezas que rayan con delicadeza la línea de lo pornográfico y lo dramático; que solo las producciones europeas o de cine independiente pueden ofrecer sin caer en lo insulso o en el filme de categoría intelectual de paquete.

Sinopsis

Un elenco de primera

Una tarde fría en lo que parece Londres, conocemos a Seligman (interpretado por Stellan Skargard). En medio de los callejones hay una mujer llamada Joe (interpretada por Charlotte Gainsbourg); tendida en el suelo con varias heridas. Seligman le ofrece su ayuda para atender sus heridas pues se negó a recibir servicios médicos profesionales, en su hogar le ofrece té y un pastelillo con tenedor de pastelillos. Después de una noche de recuperación pronto esta lista para narrar una larga y entretenida historia cuyo tema principal es su vida. Sobre todo sus experiencias sexuales y las frustraciones que ha vivido al ser una mujer que se proclama a sí misma como ninfómana, en una sociedad que castiga a la mujer liberada.

La producción consta de dos volúmenes divididos en varios capítulos; pues la historia aborda diferentes tipos de fetiches, enfoques, personajes y situaciones en la vida de la protagonista.

Volumen I

1.       “The compleat angler”
2.       “Jeróme”
3.       “Mrs. H”
4.       “Delirium”
5.       “The Little organ school”

Volumen II

6.       “The Eastern and western church”
7.       “The mirror”
8.       “The gun”

Comentario

Encontrar una película que obligue al observador a pensar que la estructura de su sociedad es injusta y crea bestias que pudieron fácilmente evitarse con un poco más de tolerancia, es algo sumamente raro. Es una obra que no debe ser vista con el rosario en la mano. Tampoco hay que tener la crema y los pañuelos. Hay que pensar fuera del tarro en que la sexualidad ha sido colocada.

Sin duda no es una filmación para personas muy religiosas pues son comunes las referencias religiosas en forma de blasfemias. La narradora es literalmente un "Cristo" del sexo que ha pasado una vida llena de tribulaciones solo por haber disfrutado de su sexualidad.

Ver a Shai LeBeouf en este personaje fue todo un cambio 

Si busca un romance colorido vaya buscando otra película. Joe solo amo a dos personas en toda su vida: a ella misma y a su hijo. Es un filme sobre el amor propio y de como aceptarse con defectos y virtudes. Debo admitir que me encanto y le voy a dar un 9. El final no me agrado, pues me pareció predecible, aunque si opinan lo contrario pueden dejar sus comentarios y con gusto dialogaremos al respecto.  

Leer es una de las cosas más entretenidas que se puede hacer acostado

Hideki -"Cada quien es lo que desea ser, sin excusas"-sama

2 comentarios:

Jay Saenz dijo...

Yo vi la primera parte. Me gusto, no es lo que me esperaba. La chica tiene una sexualidad complicada, se siente culpable por ver el sexo de forma tan despreocupada y al mismo tiempo haber sacado provecho mediante el. Espera que su samaritano la juzgue y en lugar de eso se encuentra con un escucha imparcial.

Abraham Soto D. dijo...

La cinta es sumamente interesante en un inicio. Lastima el final, pero creo que es un película con un alto grado de buen trabajo.