sábado, 13 de diciembre de 2014

Odio el Cosplay


Cyclops observara con morbo, se nota en su mirada
Advertencia: Este articulo esta lleno de opiniones no aptas para personas sensibles. Si no le gusta lo que aquí se dice, puede quejarse con alguien que le interese su opinión para aumentar su autoestima dependiente y vacía... 

Como esta imagen, se que van a leer esto con morbo...
Mucho se ha dicho en los últimos años de los eventos sobre este tema. En muchos casos se ha llegado al ridículo mezclado con estupidez en su máxima expresión. Esta opinión no va con ningún énfasis a alimentar al "divismo" que ha crecido dentro de algunos miembros de la comunidad “Otaku” de nuestro país. Que consideran el Cosplay como un punto de fama ó reconocimiento.


No me quejo de los crossplay, pero sean honestos, esa armadura no protege más que la censura
Sin embargo, aún se puede ver a una persona que ha trabajado fuera de su apretada agenda, en diseñar un traje de ese personaje que tanto ama; no solo porque su personalidad le es afin a sí mismo, sino que también lo inspira. Para esta persona, ese personaje es único. Pocos lo reconocen o lo divierten como él y es por eso que ha decidido honrarlo con un traje tan bien diseñado como se pueda. Si existe alguien que lo reconozca (así como el trabajo que invirtió) sería fantástico; si nadie lo hace no importa, porque el amor a su serie favorita o a dicho personaje fue lo que lo movió en primer lugar. Al principio y sus primeros trabajos serán de principiantes, pero la experiencia apremia.

Mario en un camino diferente
El cosplay se ha vuelto un estatus dentro de la comunidad como un punto para ser reconocido, y no hay duda que hay una grave confusión. Entradas a eventos gratis, comida, vestidores, viajes en autos de lujo y viajes al extranjero; son algunas de las recompensas que se pueden observar. Todo suena glamuroso, pero lamentablemente solo es para los que se esfuerzan en ser los más llamativos y bien diseñados. En este punto se convirtió en legítima puñalada por bollo de pan.

Si somos muy técnicos Donkey Kong estaba desnudo 
Los que pasaban semanas o meses trabajando en sus trajes con puro amor a los personajes, pasaron a ser segundos en una competencia por la atención de jueces y participantes de eventos sobre temas variados de cultura popular. Las reglas se fueron estableciendo para que dichos eventos vivieran gracias a la participación de este foco de atención. La red se llenó de chismes y comentarios "serrucha pisos" en contra de los que ganaban, pues bien dice el dicho: “no hay que ganar, hay que hacer que los demás pierdan”. Se les dieron todos estos privilegios mal ganados para muchos y merecidos para pocos.
Es un cosplay de la princesa Peach antes de liberar su........estrés 
La más reciente pelea entre los necesitados de mérito; ha sido el cobro de la entrada en futuros eventos. Que me recuerda mucho, lo sucedido en uno de los primeros eventos que se cobró entrada, un grupo de personas protestando afuera de la Antigua fábrica de licores. Siempre hay razones para hacer un berrinche. Más si se puede sacar algo con ello; quien no llora, no mama. Claro que hay que hacer a un lado el hecho que los eventos se han vuelto más caros de producir en general, pero eso sería aplicar sentido común a la situación.
¿Ah?...si buen cosplay, claro
Los chismes vuelan a velocidades tempestuosas. Dentro de estas palabras infundadas encontramos que los que organizan eventos son demonios codiciosos que buscan llenar sus bolsillos con no solo el dinero de los asistentes, también se ocupan de sus lágrimas, sudor y sangre. Claro que nada podría estar más lejos de la verdad. En casi todos los eventos alrededor del mundo a cualquier cosplayer se le cobra la entrada completa como a cualquier otro mortal. Aquí ha sido un privilegio en reconocimiento al tiempo invertido en su vestimenta. ¡Claro, para los que diseñan sus propios trajes!

Si claro, Rogue conejita....... se nota que conoce al personaje
Recientemente tuve una conversación con uno de los realizadores de eventos que me narraba como el Ministerio de Hacienda de nuestro país; les exige tener previo al evento, una cantidad equivalente al número de entradas emitidas en caso de que el evento no se llegara a realizar y tuviera para pagarle a todos los que compraron entradas. También están obligados a pagar impuestos por las ventas emitidas e impuestos de renta por las ganancias totales del evento. Para ponerlo en palabras burdas: más plata. 

Pese a ello están decididos a mandar al talento nacional al extranjero, específicamente al WCC (Wolrd Cosplay Contest), que tiene requerimientos como: 25 parejas participantes, un especialista en el evento para confirmar que la calidad de los cosplays es digna de un evento internacional, aparte de una suma bastante alta en la inscripción al mismo evento.

Tantos años jugando Pokemón y jamás vi a este Pikachu

En varias ocasiones he hecho alusión de como la calidad de los eventos pasados ha decaído por la necesidad de centrar el cosplay como lo principal o indispensable en cada uno de ellos, llenando de drama el mismo. 

Ya me han dicho que ha habido varios eventos en que se ha logrado pasar a segundo plano. Empezando a utilizar más las tarimas para conciertos, insistiendo en las charlas y experimentando con eventos fuera del casco central pese a la lloradera de muchos. Cada evento indiferentemente de quien sea quien lo produzca; lleva mucho trabajo, horas sin dormir, planificación, riesgos económicos, etc. Es un abuso que alguien diga que merezca una entrada gratis por algo que hace por voluntad propia, se parece a pedir una entrada a un concierto por haber comprado todos los discos del grupo, nadie lo obliga a hacerlo. 

Si se va a quejar de que su cosplay tuvo un costo de 60 mil colones y la entrada vale 5 mil, no haga el cosplay y se ahorra 55 mil y un colerón. Ó puede incluir en los gastos la entrada; pues se supone que lo hace por puro amor a ese personaje que tanto le gusto; aunque nunca deja de encontrarse el soquete que hace uno de estos disfraces solo porque está de moda sin saber ni un carajo del mismo; pero la idiotez siempre se puede encontrar entre los que solo viven para llamar la atención. 

Estoy seguro que esto debe ser parte de una película llena de cosplayers  

Hideki-"Tienen derecho al berrinche"-Sama...

2 comentarios:

Mau506 dijo...

Ese último párrafo es justo lo que yo había estado pensando con los coosplays que he estado viendo, últimamente he notado que cuando una serie está de moda como que ya no hay evento en el que no hayan cosplays de "X" serie.

Está de moda Kill la Kill y en todos los eventos hay por lo menos dos Ryukos, está de moda Shingeki y llueven cosplays de Eren, Mikasa, Armin... (Todos con el mismo uniforme, por cierto), está de moda Kyoukai no Kanata y llueven cosplays de Mirai (y solo de ella). No sé si esto cuente pero teniendo Sakura tantos trajes solo hacen como 3.

Me comencé a dar cuenta de esto cuando me hice fan de Idolm@ster y en tres años desde que la ví soñé con ver a alguien hacer un cosplay de eso y nunca pasó, no se si es que la gente ve animes solo porque están de moda y no porque son buenos, pero siempre respetando la decisión de que cada quién hace el cosplay del personaje que le dé la gana igual pienso que hay cosplays que ya cansa ver.

Yo como cosplayer (novato eso sí, debuté apenas en el Kowai pasado) hago lo posible por ser un choco-chip en la galleta y no parte de la masa, pero no para divertir a otros, sino para divertirme yo, obviamente quisiera que a la gente le guste mi cosplay y no que lo odie, pero mi prioridad es pasarla bien y con haber vacilado y jugado un rato con amigos ya me voy feliz.

Hidekisama dijo...

El punto de todo el cosplay, fuera de cualquier evento es poder ser el personaje por un rato, no solo conseguir atención o una entrada gratis por hacer un traje tipo akatsuki que hasta en la pulperia se puede encontrar.

Esto debe ser una experiencia divertida y enriquecedora para saber que uno como persona puede ir más allá, no solo alimentar el populacho.

Mi recomendación: haga lo que le plazca con sus trajes, tan bien como pueda, gane experiencia y diviertase a si mismo con ellos, busque fuera de lo pop y encontrara verdaderas obras de arte