jueves, 15 de enero de 2015

Por que no soy Charlie Hebdo


¡Saludos! Ya han pasado días desde el terror que ha conmocionado a Francia y a todo el mundo occidental. Tras el ataque terrorista a la sede de la revista satírica "Charlie Hebdo" que publicara en su día las caricaturas de Mahoma. El episodio terminaba con la muerte de los tres terroristas localizados hasta el momento, en el asalto que las fuerzas especiales francesas realizaron a los dos lugares donde mantenían rehenes. 

Yo no deseo la muerte a nadie, pero desde luego tampoco voy a ser yo quien derrame una lágrima por los terroristas fallecidos. En todo caso, lamentaré que no murieran antes de llevarse por delante a los 12 empleados de Charlie Hebdo y a 4 rehenes de un supermercado judío, víctimas inocentes del fanatismo de esos canallas. 

Dicho esto, permítanme que deje claro que no me siento para nada identificado con muchas de las reacciones que estoy viendo al atentado contra Charlie Hebdo; reacciones que me parecen irracionales e inhumanas. Me refiero, en concreto, al hecho de que mucha gente ha calificado el atentado contra Charlie Hebdo como un ataque a la libertad de expresión, y ha abogado por reproducir las viñetas anti-musulmanas de Charlie Hebdo, como manera de responder al ataque terrorista. 

 Me parece una auténtica barbaridad, pero a la vez una grave posición racista en muchos casos sin un motivo real o un odio que no se justifica, cuando se generaliza a una población. 

El atentado contra Charlie Hebdo es un ataque a la libertad de expresión. Se puede ver de esa manera si, pero  las viñetas anti-musulmanas de Charlie Hebdo no eran otra cosa que basura islamófoba.

Dado lo reciente de los acontecimientos, permítanme hacer un paralelismo para quitar carga emocional a las explicaciones: vamos a olvidarnos de Charlie Hebdo y vamos a suponer que hubiera en Francia una revista que se dedicara, un día sí y otro también, a hacer chistes sobre homosexuales. Pero no chistes cualesquiera, sino viñetas extraordinariamente ofensivas en las que un día se presentara a todos los homosexuales como pederastas peligrosos, y al día siguiente se los ridiculizara de manera humillante y al otro se carcajearan del asesinato de una pareja de homosexuales a manos de una banda neo-nazi. 

 ¿Sería admisible semejante revista? A mi juicio, no. 

De ninguna manera. La libertad de expresión no incluye el derecho a incitar al odio contra los homosexuales, ni a hacer escarnio público de ellos, ni a celebrar con chistes el asesinato de los mismos.


Imaginen ahora que algún grupo extremista atentara contra esa publicación que incita al odio contra los homosexuales y que, como resultado del ataque, murieran varios trabajadores de esa revista. Independientemente de lo hiriente o despreciable que fuera la revista, ese ataque sería un ataque terrorista injustificable, y los perpetradores deberían ser perseguidos y castigados con la máxima dureza posible, como asesinos que son.

Pero el ataque contra esa revista anti-homosexuales no podría nunca ser calificado como un ataque contra la libertad de expresión, porque la libertad de expresión no incluye, no puede incluir, la incitación al odio, ni la sistemática humillación de ningún grupo humano, ni mucho menos la defensa o trivialización de la violencia contra personas. 

Se trataría de un asesinato despreciable e inhumano, de un ataque terrorista, de un crimen ideológico, lo que ustedes quieran, pero no de un ataque a la libertad de expresión. Y por supuesto, lo que resultaría totalmente inadmisible es que nadie iniciara una campaña pidiendo que, como respuesta al atentado, todos nos hiciéramos eco de esas viñetas que incitan al odio contra los homosexuales o que los humillan. 

A nadie en su sano juicio se le ocurriría pedir semejante cosa, ni reproducir las viñetas, ¿verdad? Bien, pues hecho el paralelismo, volvamos al caso de Charlie Hebdo. 


Cuando se dice que Charlie Hebdo publicaba viñetas satíricas, se está edulcorando la realidad. Es decir es minimizando el impacto real de una revista satírica claramente xenofobia y que aunque no comparta la religión si era insultante a una sociedad que para ellos es importante. 

Las religiones no funcionan, son entes que crean diferencias sociales y en muchos casos son justificaciones para matanzas y guerras. Pero cambiar la manera de pensar de un sociedad de la noche a la mañana no es posible, especialmente en esta sociedad donde la religión mas que un sistema espiritual es su estilo de vida. 

No se puede pretender eliminar un este idealismo con faltas de respeto o su creencias, pues por el contrario incitara mas a un fanatismo justificando el odio entre Oriente contra Occidente. La respuesta no es eso. No es provocar miedo o xenofobia ante un población y mucho menos generalizarlo, el cambio vendrá atreves del despertar de las personas, de no dejarse manipular y sobre todo buscar la manera de llegar mediante el respeto. Cosa que sera de la mano de personas tolerantes, pero no de la mano de la religión que quede claro, u organismo políticos. 

Volviendo a lo de Charlie Hebdo publicaba era, en muchas ocasiones, basura xenófoba. Déjenme que les ponga un ejemplo bien palmario: el 3 de julio de 2013, el gobierno militar egipcio dispersaba a tiros en El Cairo una manifestación de partidarios del depuesto presidente Morsi. Fueron asesinados a balazos 149 manifestantes; otros 403 resultaron heridos. 

¿Qué hizo la revista Charlie Hebdo? 

Pues publicar a la semana siguiente una portada asquerosa, en la que se ve a un musulmán sosteniendo un Corán, que cae acribillado por las balas mientras exclama: "¡El Corán es una mierda! ¡No detiene las balas!". 

Eso no es humor. Eso no es libertad de expresión. Hace falta ser muy mala persona para reírse de esa manera del asesinato a sangre fría de 149 personas a manos de una infecta dictadura militar. Pónganse Vds en la piel de las familias de esos asesinados y díganme: ¿qué sentirían Vds. al ver esa portada de Charlie Hebdo una semana después de perder a sus seres queridos? 

Y ahora, respóndanme a esta pregunta: 

¿cómo puede alguien pedirme que, en respuesta al ataque terrorista contra Charlie Hebdo, yo reproduzca una portada como esa, riéndome de la muerte de seres humanos?.

De ninguna manera puedo hacer eso. Y no se trata de un chiste aislado de Charlie Hebdo. Publicar viñetas en donde aparece la cara de Mahoma con una bomba como turbante no es otra cosa que llamar terroristas a todos los musulmanes, es decir, incitar al odio contra el musulmán por el simple hecho de serlo. Y pintar chistes burdos y ofensivos donde a los musulmanes se los presenta sistemáticamente como incultos, violentos y fanáticos, es humillar de manera gratuita a todo un colectivo. La libertad de expresión no lo ampara todo. 


Yo no puedo insultar en antena a mi vecino porque me dé la gana, porque sería un delito de injurias; yo no puedo imputar a nadie hechos delictivos o deshonrosos que no sean ciertos, porque sería un delito de calumnias; yo no puedo humillar o predicar odio contra ningún grupo humano por cuestiones de raza, sexo o religión, porque estaría vulnerando los derechos constitucionales de otros. Defecar en las tumbas de un cementerio judío o hacer chistes sobre las cámaras de gas no es libertad de expresión, sino una ofensa gratuita que ataca la libertad religiosa de los judíos. 

Desnudarse delante del altar de una iglesia mientras se celebra una misa o hacer viñetas obscenas sobre la Virgen María no es libertad de expresión, sino una ofensa gratuita que ataca la libertad religiosa de los católicos. Y, de la misma manera, pintar un cerdo en la pared de una mezquita o publicar chistes riéndote de las creencias de 149 manifestantes asesinados en Egipto no es libertad de expresión, sino una ofensa gratuita que ataca la libertad religiosa de los musulmanes. Así que, por favor, no mezclemos temas.

Como decía al principio, el ataque terrorista contra Charlie Hebdo es una canallada infame, y no seré yo quien llore la muerte de los terroristas que la perpetraron. Pero la libertad de expresión es otra cosa: libertad de expresión es poder decir lo que pienso y respetar también lo que piensen los demás, sean éstos ateos, judíos, cristianos... o musulmanes.

FRANKY "NO SOY CHARLIE HEBDO" CYBORG

11 comentarios:

Jay Saenz dijo...

Yo soy Charlie...yo he visto satiras religiosas más ofensivas en Family Guy, South Park y hasta en los Simpsons. Lo de no representar a Mahoma es una exageración de los extremistas islámicos...hay ramas del Islam que lo han hecho...al menos en tiempos más civilizados. Charlie Hebdo les daba a todos parejo...menos a los judíos que si lograron censurarla en una ocasión. Una religión que no respeta la dignidad humana no merece respeto...lo mismo aplica a gobiernos, empresas, ideologías y hasta personalidades públicas. Si Mahoma esta vetado para la crítica y la burla...deberíamos censurar a quien se burle de Oscar Arias, Justin Bieber o Marito Mortadela. Para todos o para nadie...

Abraham Soto D. dijo...

La critica y la libertad de decir las cosas son bienvenidas siempre. El fondo de la critica de Charlie es importante, pero no la forma y es la forma la que no me gusta.

Yo no voy a respetar un "satírica" que regularmente crea xenofobia y odios. Con en eso no se llega a nada.

Criticas a un cantando sin talento o a un político corrupto a los únicos que afecta serán a ellos, pero como dije cuando se generaliza sobre una completa población estamos mal.

Es como decir que por que en Desamparados un grupo de personas que se matan por drogas y pensar que todos los desamparadeños son o sicarios o drogadictos.

Edward C.G dijo...

Incitar al odio no es libertad de expresión, de igual forma quienes tienen derecho al respeto son las personas, no las ideas.

Es fácil aceptar a Charlie Hebdo cuando el odio en el corazón supera a la prudencia.

Anónimo dijo...

De verdad hay diferencia marcada entre una revista de carácter de odio y un medio que busque la libertad de palabra.

Jay Saenz dijo...

¿Por qué la religión merece trato especial? Y por cierto, Charlie se burla de los gays también, aquí también lo hacen...todo el mundo y todo el tiempo. La religión no puede intocable...al contrario, tiene que ser foco de crítica y burla constante, ya que son creencias irracionales. Si por la religión fuera estaríamos casados con una niña de 10 años, criando animales para sacrificar, creyendo que la tierra es plana y que reirse o cualquier placer o conocimiento que nos haga la vida más comoda es pecado. Si usted defiende la religiosidad de la critica, cuando usted sea víctima de esta, no habrá quien lo ayude.

Abraham Soto D. dijo...

La critica con odio solo genera odio. Pero no significa que por que un grupo se burle delos gays yo tenga que hacerlo y es mas admitirlo.

Que ellos se dedique a ello, es cosa de ellos y se respeta, pero no se comparte.

La religión no es intocable y como dije en el articulo es un mal, pero esta misma lleva implícita mas allá de adorar a un Dios o no. Y habrá formas inteligentes de recriminarla. Pero lo que hace esta revista no es critica, ni satírica, no nada de eso... Es puro y llano odio xenofobia que genera un ambiente hostil a una colectividad.

Escuchar a una amiga Mulsulmana preguntando si le puede dar asilo unos días, por que unos idiotas los amenazaron de muerto a ella y su familia por ese atentado y mismos tipos que defienden a capa y espada odios irracionales revistas como esa le da la pauta para justificar esos odios.

Básicamente lo que mismo que ha hecho la religión no? Es algo sumamente hipócrita.

Por dicha y las amenazas no pasaron a mas. Pero ese odio injustificado no se puede permitir, personas buenas, honradas que solamente por un estereotipo que justifica esa revista y otras no da para dañar.

No se puede caer el mismo fanatismo religioso.

Nunca y por ningún lugar voy a estar de acuerdo con ese tipo "satiritica" que minimiza al humano a un "algo" que odio...

Odio la xenofobia por cualquier causa y con ellos religión, cultura, diversidad sexual, no todos los musulmanes hacen todo lo que leemos en los libros y mucho menos todo están de acuerdo con ello.

Mismo para cualquier otro cristianos, ateos, gays, lesbianas....

No deseo ver el dia que por un lado u otro un amigo sea injuriado ya sea por un movimiento fundamentalista extremo o por un medio que busca crear odios irracionales contra una colectividad. Y yo sepa que estaba apoyando ese movimiento... El peso seria demasiado, de ahí que no apoyo religiones de ningún tipo, pero intento respetarlas.

Y eso muy mio y claro esta mi opinión que guste o no.

Jay Saenz dijo...

.¿Cuántas revistas de Charlie Hedbo has leído? Es una revista de izquierda de satira política, igual que las de Quino en Argentina. Estas partiendo de una premisa falsa...Charlie Hebdo no ataca a los musulmanes como personas, ataca a las creencias irracionales del Islam extremista, como decapitar infieles o prohibir dibujos de Mahoma. Charlie no es una revista neonazi, aunque no niego que lo que pasó beneficia a la derecha en Europa, la situación es muy complicado como para hacer un análisis tan simplista.

Abraham Soto D. dijo...

Lo mismo te pregunto? Yo he visto publicaciones gracias a que uno de profesor de ética no la trajo días después del atentando un total de 20 pude analizar. (no leí todas evidentemente).

Ademas te lo vuelvo y repito. No me gusta la forma que lo hace que el fondo sea una critica, bien pero el modo que lo expone no me gusta.

Es mu personal.

Y no soy tan simplista, la verdad hable mucho del tema con varias personas entre ellas mis profesores para crear un criterio y es exactamente eso al final mi criterio; si se piensa que es ataque sobre libre expresión, no lo es, sino que muy personal para este tipo de medios no son de mi agrado.

Para vos es necesario como medio de critica es respetable y por demás defendible y habrá miles que estén en ese lado con justa razón. Pero no para mi.

Yo no voy a poner bombas por que mi fe me lo pide, como no voy amenazar a una persona o su familia por que tiene otra cultura.

No pretendo que cierren la revista, pero muy a criterio es basura xenofoba.

Para mi la revista de Quino y Mafalda como aborda la critica si es de buen gusto ya que lo hace de manera inteligente, y ademas el busca la manera de no solo criticar sino buscar soluciones. El como aborda los temas por muy ácidos que sean, es interesante.

Pero lo que hace Charlie no le llega. (A mi parecer).

Y es algo que no va a cambiar.

Al final por eso no soy un Charlie...

Abraham Soto D. dijo...

AL final un resume a que son posturas personales. Y que si lo ves generan debate.

Las cuales estarán en tela de discusión y eso bueno. A mi me gusta, pero la verdad no yo puede con este tipo de Satírica.

Puede ser en parte por lo que vive con un allegado muy cercano y que me causo fuerte repulsión, pero bien saben como son mis posturas y creo que el respeto sobre las demás cosas y aun aunque sea algo utópico creo que la bondad humana.

No me cierro, pero todos tenemos un limite y como muchos hacen por este medio que compartimos expresar mi pensar!

Saludos!!

Jay Saenz dijo...

Se respeta la opinion personal pero tachar de racista y xenofoba a la revista es algo fuerte. Los propios sobrevivientes han criticado como la prensa y los politicos franceses han querido sacar ventaja de los asesinatos para justificar ataques contra la comunidad musulmana y el nacionalismo xenofobico. Supongo que te choco lo de tu amiga...y tenes razon...hay mucho idiota que va a atacar musulmanes...en realidad hay idiotas en ambos bandos.

Anónimo dijo...

Defender un pagina que se vendió desde a hace mucho a los sionistas.

Lo que se ha mostrado ante el mundo es una falsedad en muchos aspectos, puesto que los medios solo han manipulado mucha de la información sobre el tema.

Tristemente ahora si Charlie Hebdo se aliado con un grupo que odia de manera concreta a otros grupo por diferencias ideológicas, y para mi convierte a esta revistas en un simple peón de otros perdiendo su esencia.

http://www.mundiario.com/articulo/sociedad/arrestan-francia-adolescente-parodiar-charlie-hebdo/20150119204544026284.html