jueves, 25 de junio de 2015

Quien busca encuentra


Saaya sabe que por ella vas a leer este post
  
“Quien busca encuentra”...

Una de esas frases típicas de abuela que se suelen escuchar cuando se comete un error en la recurrencia o un acierto de la insistencia. 

Esa niña la tiene clara

Entre amigos y conversaciones me topé con una de esas frases llenas de cuantificadores universales mal empleados que disparan falsedades molestas como una metralleta. Estas son fácilmente refutables, pero nada se gana al hacerlo; ya que, el que elabora estas ideas no está dispuesto a admitir su error pues en su mente o en la estructura de sus ideas no hay tal cosa como un error. Su mente en muchos casos, solo puede fabricar enunciados basados en su propia subjetividad y llevarlos a afirmaciones universales como si fueran descubrimientos absolutos y reveladores pasados por el más falso método científico.

No es el sujeto que los elabora el que debe ser objeto de preocupación, es quien los escucha y cree esto sin ser capaz de razonar por sí mismo. El escuchar y confiar en el criterio del otro como una opinión es básico para la interacción social, para la creación y el manejo de lo que se puede llamar una “sociedad de intercambio libre de información”. No depende si el interlocutor lo pueda justificar, si una afirmación elaborada con cuantificadores universales puede ser contradicha con un solo ejemplo, la afirmación por sí misma es falsa, pese que sea de cualquier estructura social, religiosa o dicha por cualquier profesional. No se debe malinterpretar que es derecho fundamental que cada individuo posea su opinión, pero eso no la hace imbatible o un inmune a la crítica a conciencia sobre la manera en que habla o se comporta...
.
No es lo mismo estar en el mismo barco que trabajar en el mismo barco

Esto es solo una pequeña introducción a un problema que me ataña ya desde hace tiempo cuando escucho decir a alguien cosas como: “la gente es idiota”, pues hay un cuantificador universal implícito que la traduce a lenguaje lógico como: “toda persona es idiota”, fácilmente debatible; inclusive tales afirmaciones que evidencian misantropía y una muy baja autoestima del que sostiene dicha hipótesis pues; o no se considera ser humano por que se aliena de la sociedad, lo que lo volvería una especie de sociópata en formación o alguien que no comprende que es parte del género que describe sin excepción. No nos podemos detener en estas afirmaciones que probablemente se hicieron sin pensar profundamente en ellas, pasaríamos el día a día de manera meticulosa que lo podamos decir no implique una falsa universalidad, lo que sí se piensa detenidamente no está del todo mal.

En el lenguaje se evidencia lo que una persona comprende del mundo. Quien ha tenido problemas con la ley no se siente defendido por la misma, quien ha fallado en varias relaciones de pareja no se encuentra dispuesto a creer nuevamente en ellas o espera lo peor y así sucesivamente. La experiencia individual que es llevada a una afirmación universal en realidad no es concluyente pues existe un contra ejemplo exitoso de estas situaciones frustrantes y tristes a su manera; es decir, hay quienes la ley los ha defendido, hay quienes han tenido relaciones exitosas, etc. Un acontecimiento se repite por que las variables en sí se repiten, hacer exactamente lo mismo y esperar resultados diferentes es la definición que dio Einstein para la locura. Ahora una experiencia individual no es universal por que no se han observado las variables, la única variable observable es la propia subjetividad. Se vive y se observa a través de las visiones compartidas en las micro sociedades que los sujetos forman a medida que avanza su vida. La diversificación es un medio óptimo para ampliar la visión y obtener algo llamado objetividad; así enriquecer las sesgadas opiniones que los individuos como tales han formado para sí mismos de manera autocomplaciente.  

Todos necesitamos una, algunos doble dosis

Nos hemos salvaguardado en la mediocridad de que la opinión personal envuelve certezas emocionales y que alguien demuestre lo contrario es un agresor que solo busca lastimar nuestra “clara” y “verdadera” visión de mundo. Es claro que no se puede ser un absoluto experto en todos los temas, ser un receptor del infinito conocimiento es simplemente imposible, pero si se puede ser crítico con cualquier afirmación que se hace indiscriminadamente de lo que nos rodea. Además de que se puede cuidar eficientemente de no hacer afirmaciones que involucren cuantificadores universales a menos que haya absoluta certeza del argumento, si se observa con detenimiento todo comentario xenofóbico, racista y discriminatorio es una afirmación que contiene estos cuantificadores y nada de verdad dentro de sí. Las religiones extremistas, las tradiciones llenas de estereotipos y los rituales sexistas se conservan porque los argumentos que se oponen “dañan” alguna sensibilidad. La única sensibilidad que de verdad se podría dañar es la de la ignorancia y esto causa terror y revuelo.

Esta sociedad hace tiempo que esta cambiando 

No espero cambiar el mundo con este post y de hecho no espero que mucha gente lo lea, pero espero crear conciencia sobre como la excusa de no dañar a otros es lo que en verdad causa más daño. En estos días se ha hablado mucho de la visión de la familia tradicional, en mi caso no pertenezco a dicha familia ya que mi progenitor huyó de sus deberes y mi madre nos tuvo que criar sola. No entiendo que es la ira contra esa familia que no es lo que la escuela enseña, el asunto es realmente simple, la sociedad cambia, la familia cambia, si alguien ama a otra persona aunque yo no lo apruebe no es mi problema, el estado como entidad reguladora de la convivencia debe normar la seguridad y la felicidad de la ciudadanía en general y si esto hace feliz a alguien es deber del estado apoyarlo; si esto molesta a otro no es que lo destruya o le arrebate su felicidad o seguridad social, es un problema moral, no ético. En mi opinión quien no apruebe la homosexualidad o el desarrollo científico debería, por voluntad; dejar de usar cualquier cosa que la ciencia haya provisto o que un homosexual haya creado. Buena suerte con eso.   

Que pensemos lo mismo no es lo mismo que pensemos de la misma manera. 

Hideki-"pensativo"-Sama

No hay comentarios.: