martes, 15 de marzo de 2016

Los gatos blancos de ojos azules y la sordera

¡Saludos queridos lectores! Después de otra (y habitual) ausencia, me doy la vuelta por el Blog, esperando que de ahora en adelante, me sea posible escribir más seguido. 

Muchos son los cambios en mi vida por los que he atravesado en los últimos meses, y como consecuencia de los mismos, me he visto alejado de la escritura. Por fortuna la gran mayoría de estos cambios, han sido para bien; así que de ahora en adelante  tengo la intención de retomar el habito de escribir. Sin dejar de lado los demás proyectos del Templo.

Ahora bien, pasando por una nota más relajada; hoy les traigo un articulo bastante curioso respecto a los nuestros amigos felinos. Y más concretamente sobre los gatos blancos. 

Los que me conocen saben que siempre he sido un gran amante de los animales. Y que además también poseo un susodicho gato blanco. Ni más ni menos que el famoso Stuart. Un miembro insigne de nuestro grupo; y que muchos de ustedes podrán conocer si se dan una vuelta por nuestro perfil de Facebook.

El famoso Stuart esparciendo el mal a través de la Internet

Pero bueno, retomando el tema inicial hoy les traigo este articulo sobre los gatos blancos y la sordera.  ¿ Y ese tema tan raro? se preguntarán algunos; pues bien para aquellos que no lo sepan y quieran aprender algo nuevo, resulta que es muy común que los gatos blancos sean sordos.  Lo cierto es que esto no se da en todos los casos, pues  no todos los gatos con estas características físicas son necesariamente sordos. Pero sí es cierto que sucede en la mayoría...  

Dado a que poseo un gato con estas características, y que muchos me han hecho esta interrogante; me dí a la tarea de investigar un poco sobre el tema. Así que dándomelas de "Biólogo veterinario improvisado" (¡Saludos a Naye!), les contaré de que trata. 
 Según estudios realizados por los genetistas, la responsabilidad de la sordera congénita de los gatos de ojos azules recae en la presencia de un gen autosómico llamado Gen W (de White). Este gen tiene como característica particular la potencialidad de tener más de un efecto en el organismo, por lo que es uno de los genes llamados pleiotrópicos que, en este caso, porta información para el color blanco del pelaje, el azul de los ojos y también de la sordera. Y aunque no siempre este problema se transmite de forma genética, al menos si cubre más del 85% de las probabilidades..
No sólo puede afectar a los gatos blancos de ojos azules, este problema también puede afectar a gatos blancos de ojos anaranjados y a los que tienen un ojo de cada color. La sordera en estos casos puede aparecer entre los cuatro y seis días de su nacimiento. Que para nosotros será imperceptible hasta pasado un tiempo que se pueda notar.
Es por ello que estos gatos suelen nacer con una grave degeneración del aparato auditivo, más específicamente en el oído interno, la cual es absolutamente irreversible. Vale aclarar que los gatos de otros colores también pueden presentar sordera congénita, aunque la probabilidad se reduce mucho si la comparamos con estos gatos a los que nos referimos.
Como hemos visto hasta ahora, aunque hablamos de una alta probabilidad de sordera de nacimiento en los gatos blancos de ojos azules, existen casos en los que esto no ocurre o que la sordera no es total. 
Así, tenemos que este gen presenta una penetrancia completa para el color blanco, lo que quiere decir que todos los gatos que lo posean, van a desarrollar obligatoriamente un pelaje blanco. Sin embargo, esta penetrancia es incompleta para el color azul de los ojos y para la sordera. Esto permite que no todos estos gatos sean sordos, aunque la probabilidad de que lo sean sea alta. En muchos casos se ha comprobado que el nivel de penetrancia del color de ojos y la sordera varía en dependencia de la interacción con otros genes y también con los factores ambientales.
Si tenemos un gato sordo debemos tener muchos mas cuidados con este, y aplicar medidas extra para su protección, como por ejemplo, evitar que el gato salga al exterior de la casa, ya que no puede percibir sonidos que le estarían avisando de ciertos peligros.
Debemos acercarnos a ellos siempre de frente, ya que hacerlo por detrás podría provocarles un susto innecesario. En el resto de la convivencia, no hay mayores problemas y el gato puede llevar una vida completamente normal; no olvidemos que el gato tiene un extraordinario sentido común y es muy inteligente e intuitivo. De hecho, he leído muchos relatos de personas que cuentan que tiene gatos con este problema y suelen ser mas tranquilos y menos nerviosos, pues no se ven afectados con los ruidos molestos a su alrededor.
No se conoce con exactitud el origen de esta anomalía, pero no tiene que representar un problema a la hora de adoptar un gato con estas características, sólo debemos estar preparados para dar y recibir, como con cualquier otro gato.
Igual sordo ó no, eso no quita que Stuart sea un soberano hijueputa....

De momento los dejo con este articulo ligero aunque curioso. En los próximos días trataré de escribir sobre los temas habituales del Blog, así como varias reseñas de anime, juegos y películas que desde hace días traigo en el tintero. 


¡Saludos!
Sendoshi Kurumada

No hay comentarios.: